El tiempo - Tutiempo.net

Brote de influenza equina en el país

(NOTI-RIO) Existe una gran preocupación entre los productores ganaderos, propietarios y amantes de los caballos por la llegada a toda la zona de una epidemia de gripe equina, que desde comienzo de año ingresó desde Chile y se expandió por todo el país rápidamente. En Río Colorado ya se detectaron gran cantidad de casos.

La gravedad de la situación obligó a suspender varias actividades que tenían como protagonista al caballo, entre las que se encontraba la importante jineteada que se realiza anualmente en el marco de la fiesta provincial del ternero, en Choele Choel.

La influenza equina lleva instalada cerca de los 30 días en Río Negro que obligó a las suspensiones de diversas actividades donde se realizaban la concentración de caballo como las jineteadas, las destrezas con riendas y las carreras en los hipódromos y se calcula que recién a mediados de mayo el virus podría ser radicado totalmente.

Todos los entornos a la actividad de caballos coinciden que en una actividad similar donde el virus atacó en forma masiva, se registró casi dos décadas atrás.

El  virus de influenza equina, que tiene síntomas similares a las que afecta al ser humano aparecen a los tres o cuatro días del contagio, donde los animales afectado presenta fiebre y decaimiento, que deben recibir distintos tratamientos.

Lito Ragni con más de 40 años de experiencias con caballos señaló que durante el tratamiento si las personas no se higieniza adecuadamente, podría sufrir contagios la personas y su grupo familia.

El profesional señala que el virus dentro de Río Negro está en una etapa controlada y demandará unos 30 día más la erradicación del virus que permitirá retomar todas las actividades con los equinos.

La enfermedad equina afectó prácticamente a la mayoría de los animales, recayendo más fuertes en los animales más jóvenes que debieron aplicarle unos tratamientos más fuertes con medicamentos.

“La peste también atacó a los animales que están sanitariamente con todas las vacunas correspondientes, porque el virus afectó mas fuerte en las zonas húmedas, que fue ayudada por los cambios climáticos. Este virus es algo similar al que ataca el ser humano, donde se le tiene que dar todos los tratamientos necesarios para combatirlas.” Reflexionó Ragni.

Según los datos recogidos ingresó desde Chile a Mendoza y en pocos días abarcó Neuquén y Río Negro, donde se suspendieron todas las actividades relacionadas con los caballos.

Ante las numerosas consultas, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) procuró llevar tranquilidad. “La influenza equina no se transmite a las personas (no es una zoonosis), solamente la enfermedad viral es contagiosa para los equipos a quienes les afecta las vías aéreas superiores de los équidos (equinos, asnos, mulas). El virus se transmite por vía aerógena, por lo cual se propaga rápidamente en un grupo de equinos en estrecho contacto, y tienen mayor predisposición aquellos animales que se encuentran sometidos a altos niveles de estrés (principalmente durante los traslados, la competencia o el entrenamiento)”, explicó el organismo oficial.

Dentro de la provincia de Río Negro existe gran preocupación entre los propietarios de caballos que tienen sus animales libres en campos abiertos: si se infectan y no reciben las vacunas podrían morir.

Varios de ellos coincidieron en señalar que desde hace décadas no se registraban hecho tan significativos de la enfermedad en toda la zona, que se encontraba controlada por la vacunación obligatoria.

La enfermedad “presenta un período de incubación de uno a tres días, con la aparición frecuente de los siguientes signos clínicos: fiebre, decaimiento, descarga nasal serosa a mucopurulenta y tos (este último es un signo muy evidente)”.

En Argentina, el último brote relevante se produjo en julio del 2012, cuando el Senasa detectó la presencia de casos en los principales hipódromos de nuestro país y llevó a cabo las medidas correspondientes para evitar la difusión de la enfermedad”.

La enfermedad afecta caballos, burros y mulas, causada por dos distintos subtipos de la influenza A (H7N7, anteriormente equi-1, y H3N8, anteriormente equi-2). Los síntomas clínicos incluyen fiebre y tos seca seguida de una descarga nasal mucopurulenta. En los animales vacunados con inmunidad parcial, uno o más de estos síntomas pueden estar ausentes.

Una respuesta a “Brote de influenza equina en el país”

  1. Hugo Alberto Lertora dice:

    muchas barreras internas y nos meten el virus desde Chile….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: