El tiempo - Tutiempo.net

Caso Yésica Campos: la pista del chip del celular

Los investigadores que trabajaron para esclarecer la muerte de Yésica Campos no investigaron la pista del chip del celular, que pertenecía a la joven y que fue hallado en el domicilio de José Gabriel Pereyra, que está prófugo de la justicia rionegrina imputado por el homicidio de un hijastro.

Así lo informaron ayer fuentes judiciales y con acceso a la causa Campos. Recordaron que la joven conoció a Pereyra, que vivía en el sector Loma del Medio, en la toma Almafuerte en El Bolsón. La joven de Río Colorado se instaló en diciembre de 2014 en ese lugar para convivir con su pareja y padre de su hija Cristian Maldonado.

Los tres vivieron en una cabaña que pertenecía a la pareja de Pereyra. A Campos la vieron por última vez a finales de diciembre de 2014. Sus restos fueron hallados el 8 de febrero de 2015 en un descampado próximo a la toma.

Pereyra había sido procesado a mediados de 2014 como presunto autor del homicidio de su hijastro, Carlos Darío Ojeda de 26 años. El crimen, según la acusación fiscal, ocurrió la madrugada del 13 de junio de 2014 en El Bolsón.

El juez de Instrucción Ricardo Calcagno procesó con prisión preventiva a Pereyra, que ya había cumplido una condena por un homicidio en Neuquén capital, recordaron ayer las fuentes.

La defensa de Pereyra apeló. El entonces fiscal de Cámara Carlos López recomendó desestimar la apelación. Pero la Cámara Criminal Segunda de Bariloche revocó a mediados de agosto de 2014 el procesamiento de Pereyra, dispuso la falta de mérito para el imputado y ordenó su inmediata libertad.

Pereyra vivió varios meses en Loma del Medio. Cuando la justicia ordenó otra vez su detención, la Policía no lo pudo ubicar. Por eso, se lo declaró en rebeldía y se libró una orden de captura. Hoy, sigue prófugo.

Las fuentes recordaron que la fiscalía apuntó hacia Maldonado como el principal sospechoso a partir de los indicios y testimonios recolectados en la investigación. Por eso, Maldonado fue acusado por el delito de homicidio agravado por el vínculo y femicidio. Pero la fiscalía no indagó en la pista de Pereyra.

Maldonado fue arrestado a mediados de mayo de 2015, en Córdoba. Después, lo trasladaron hasta Bariloche, donde Calcagno lo indagó. El acusado negó haber matado a la madre de su hija.

El 16 de junio de 2015, Calcagno dictó la falta de mérito para Maldonado porque no había pruebas contra el imputado.

Calcagno sostuvo en su fallo que los estudios forenses no determinaron la causa de la muerte. Tampoco hallaron signos de violencia en los restos de la joven, que los forenses analizaron. No se sabe la fecha de la muerte ni dónde ocurrió.

El entonces fiscal Bernardo Campana apeló, con el querellante Nelson Vigueras, en representación de la madre de Campos, y la Cámara Criminal Segunda revocó la falta de mérito y procesó en noviembre de 2015 a Maldonado por el homicidio de Campos. El joven fue detenido por segunda vez a principios de noviembre pasado, en Córdoba.

A finales de diciembre último, Calcagno declaró la nulidad de la requisitoria de elevación a juicio que promovió la agente fiscal Silvia Paolini por deficiencias en la acusación contra Maldonado, que afectan derechos constitucionales. Esa resolución fue apelada por la fiscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: