El tiempo - Tutiempo.net

Chacareros de Río Colorado no bajan los brazos y se tecnificaron para seguir trabajando y produciendo en sus chacras

(NOTI-RIO) Los productores de Río Colorado quieren seguir estando en las chacras trabajando y produciendo, pese a los duros golpes que provocó en los últimos dos años la helada y el granizo, que dejó pérdidas millonarias y casi nada de fruta.

Los precios no entusiasman, sin embargo los frutícolas y conocedores de buenos y malos ciclos no bajan los brazos y con esfuerzos continúan invirtiendo en equipamientos y recursos tecnológicos para defender las próximas producciones.

En un contexto complicado existen más de una decena de propietarios de chacras que no se resignaron y con gran esfuerzo están concretando importantes inversiones y trabajan contrarreloj para culminar con las instalaciones de las defensas antes del inicio de la temporada.

“Río Negro” visitó a varios productores quienes reflexionaron y aseguraron con optimismo que si salvan la cosecha que viene podrán afrontar las deudas contraídas en la inversión y se seguirá apostando en ampliar las coberturas.
Por la falta de presencia del estado los chacareros tuvieron que vender algunos de los bienes personales, tales como vehículos, otros adquirieron préstamo personal y algunos lograron un financiamiento de empresas regionales que se dedican a la venta e instalación de los sistemas.

Tras dos años muy duros, Pedro Fernández instaló un equipo para proteger en esta próxima temporada una hectárea de fruta de carozo. “Me costó mucho. Porque llevo años de mucha malaria. Pero era esto, hacer un nuevo esfuerzo o cerrar las tranqueras para abandonar la chacra, lugar donde viví toda la vida. Ésta es la última oportunidad que tengo, afirma. Si puedo salvar la fruta de carozo podré afrontar los compromisos, pero si falla no sé como podré seguir. Reflexionó.”


Otra muestra es Roberto Mellado que se desprendió de vehículos para cubrir parte de la inversión inicial de los equipamientos para defender cuatro hectáreas de fruta de carozo “Los números son tremendamente altos y todo sale del sacrificio de cada chacarero. Vamos a hacer un nuevo esfuerzo para proteger la cosecha. Acá no hay ayuda de ningún gobierno. Peros sí al gobierno le interesa cobrar los impuestos, exclama. Yo con mis manos y junto a mi familia pusimos estas plantas y no las podemos abandonar. Mientras tenga fuerza voy a seguir agachando la cabeza, poniendo el hombro para continuar. ” Señaló


Sin dejar las tareas Gabino y Alexis Sanhueza (padre e hijo) comentaron “Sabíamos que no teníamos otra. Buscamos al ingeniero Julio Klink que nos hizo todo el estudio y el proyecto para las 7 hectáreas. Después juntamos todo los ahorros que teníamos fuimos a Bahía Blanca donde compramos todos los materiales y para ahorrar dinero en la mano de obra, nosotros mismos nos pusimos armar toda la estructura. Esperamos terminar antes que comiencen las heladas fuertes. Tenemos todas las esperanzas puestas en salvar la cosecha este año y de esa forma podemos recuperar la inversión. ” Comentó Gabino.


Por su parte Víctor Pardo, presidente de la Cámara de Productores señaló que “Tenemos que valorar el esfuerzo que están haciendo muchos productores con limitaciones financieras. Se siguen arriesgando para continuar en la actividad. Las heladas tardías llegaran para quedarse en esta zona y quedó demostrado que las defensas hechas en los últimos dos años fueron insuficientes y este método no es infalible pero ha tenido mejores resultados que otros.”

El promedio invertido por cada hectárea de fruta de carozo cubierta con riego por aspersión demandó unos 14.000 dólares solamente en equipamiento, más IVA.

EL CAROZO ES UN ALENTADOR DATO PARA ESTA ZONA.

El último anuario estadístico difundido por Senasa arrojó algunos datos alentadores para el sector frutícola de Río Colorado.
Aunque las hectáreas en producción de pepitas los últimos 8 años fue disminuyendo, las existentes que aún dan pelea para sobrevivir, encuentra a esta localidad segunda en el ranking de toda la provincia, con mayor producción de fruta de carozo, detrás de Chimpay que su mayor potencial es la producción de cereza.

Esa estadística reafirma que la producción de fruta de carozo sostiene la actividad.

Los números señalan que en 2008 Río Colorado tenía un total de 1.170 hectáreas en producción frutícola, en 2009 fueron 1.198 hectáreas.

Desde 2010 comenzó el declive 1.134 ha, en 2011 fueron 1.131 ha, en 2012 fue 1.125 ha, en 2013 fue de 1.104 ha, en 2014 fueron 1.118 ha.

En 2015 cuándo las heladas golpeo al sector fueron 1.007 ha en producción y posteriormente tras un nuevo golpe fue de 964 hectáreas en producción.

Lo que marca que la actividad cayó un -4,3%.

Mayormente las superficie en pepita existentes en Río Colorado es de 616 ha de manzana, 7ha de membrillo y 341 ha de peras.

El cuadro de frutas de carozo en la provincia la encabeza Chimpay cuenta con una superficie de 348 hectáreas para la fruta de carozo, que se reparte con 272 ha de cereza, 26 ha ciruela, 1 ha damasco, 24 ha de durazno y 25 ha de pelón.

En segundo lugar dentro de la provincia está Río Colorado que cuenta con una mayor variedad.

La fruta de carozo tiene una superficie de 307 hectáreas. De los cuales son 30 ha de cereza, 55 ha de ciruela, 166 ha de durazno, 55 de pelón y 1 ha de damasco.

ALGUNAS INVERSIONES PARTICULARES

Alexis y Gabino Sanhueza, Francisco Sánchez, Mariano Centeno, Roberto Mellado, la familia Azcón, Pedro Fernández, Raúl Fuentes, Ariel Ocampo, entre otros.

LAS HELADAS:

Las temporadas 2015/2016 se registraron fuertes heladas con características especiales que durante las horas de mayor frio, soplaba viento, lo que imposibilitó la efectividad de cualquier defensa.

En la temporada 2016/2017, registraron dos semanas consecutivas de heladas que en su mayoría fueron más prolongados en el tiempo que lo normal y que se llegó hasta las 12 y 14 grados bajo cero.

También en más temporadas la caída de granizo terminó por dañar los restantes porcentajes que habían quedado en las planta.

En dos temporadas la merma fue entre el 80 y el 95% de todas las producciones de frutas en Río Colorado.





Una respuesta a “Chacareros de Río Colorado no bajan los brazos y se tecnificaron para seguir trabajando y produciendo en sus chacras”

  1. Tanto esfuerzo y sacrificio,valorado por la familia nada más. A cuanta gente le da de vivir. Dejaron la vida en la chacras muchos que ya no están.
    Solamente lo valoraron los hijos y su mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: