Noti-Rio

Continua sin reglamentarse la ley de prevención y combate de los incendios en los montes

(NOTI-RIO) Durante el encuentro entre distintas autoridades provinciales y las sociedades rurales, donde se buscaba trabajar en la reglamentación de la Ley provincial  N° 5.243,  para la prevención y el combate de los incendios de campos del este rionegrino, destinada a la minimización de los  riesgos con pérdidas económicas, afloraron algunos inconvenientes en la interpretación en algunos puntos del texto aprobado por la Legislatura el año 2017, demorará un año más la regulación y aplicación de las normas,

Además varios de los 12 cuarteles de bomberos, mostraron su descontento cuando fueron notificados oficialmente del nuevo protocolo para los trabajos y responsabilidades en los incendios de montes para la temporada 2018-2019 y la participación que tendrá el cuerpo de brigadistas del SPLIF instalado en General Conesa.

La reunión llevada a cabo en las instalaciones de la Sociedad Rural de Conesa, participaron responsables del SPLIF, Protección Civil RN, el Ministro de Agricultura Alberto Diomedi, el Secretario de Agricultura Tabaré Bassi, el Subsecretario de Recursos Forestales Marcelo Perdomo, la intendente Alejandra Más, los jefes policiales de Bomberos, Vialidad Provincial, y los referentes de las Rurales, de Río Colorado, Viedma, Choele Choel, Guardia Mitre, Conesa.

Los principales temas que demandaron gran parte del extenso debate fueron, sobre las picadas, lindantes e internas de los campos, las multas que se aplicaran para quienes no cumplan con lo establecido.

Además los meses ideales para las autorizaciones en las quemas controladas, las que tendrán que tendrán que ser solicitadas por escrito a las entidades en cada departamento.

Las responsabilidades de cada brigadistas a la hora del ingreso en momento de crisis a las propiedades privadas, como también la libre utilización de maquinarias, vehículos, herramientas y las instalaciones del campo.

En los tratamientos quedaron expuestos varios casos que llevan décadas de propietario o inquilinos de  campos se rehúsan a cumplir con la ejecución o limpiezas de las picadas que permiten el recorrido de los vehículos en momentos de incendios.

Se acordó implementar multas económicas a los infractores de la norma, aunque no se determinó montos, ni su equivalente si serán en litros de combustibles o en kilos de carnes, así mismo quienes serán los responsables de los controles y redactores de la falta.

Uno de los pocos acuerdos fue estipular que las picadas cuenten con un mínimo de 6 metros de años en cada lado de los alambrados perimetrales.

Otro tema que no tubo avance fue resistencias que tienen los productores  en dejar liberados el uso de las herramientas en el momento de los incendios  a las personas ajenas a la propiedad.

Entre algunos ejemples expuestos sucedidos en siniestros anteriores, donde el productor impidió el acceso a su propiedades o la negativa de hacer contrafuegos en su campo, implementando amenazas a los socorristas y cerrando los accesos con candados.

Eso puso al descubierto algunas dudas como quien será el responsable que encabezará la brigada para tomar tamaño determinación en momentos de crisis.

Tampoco fue posible de aunar criterios para determinar los meses que se permitirá para realizar las quemas controladas de los campos y las modalidades a utilizar, para que puedan beneficiar a las futuras pasturas para el ganado.

La comisión determinó volver a reunirse para continuar las charlas en marzo del próximo año.

LA LEY

La ley fue aprobada por la Legislatura de la provincia en septiembre del 2017, que estipula los procedimientos para la prevención y el combate de los incendios en los montes.

El proyecto, tiene como autoría a los legisladores de Valle Medio Leandro Tozzi y Elsa Inchassendague, y designa al Ministerio de Agricultura, Ganadería Pesca como la autoridad de aplicación la cual podrá realizar campañas de concientización, promover estudios técnicos, evaluar la peligrosidad de posibles incendios y los daños luego de sofocados, confeccionar mapas de zonificación de riesgos, suscribir convenios con otros organismos, realizar inspecciones y aplicar sanciones a quienes no cumplieran la norma.

La ley obliga a los propietarios y arrendatarios de los campos a realizar las acciones preventivas correspondientes y permitir el libre acceso a su propiedad al personal que combate el fuego, en caso de que se produzca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *