Noti-Rio

El incendio de campo mantiene en vilo a los Bomberos de Río Colorado

(NOTI-RIO) Los fuertes vientos, con constates rotaciones, complicó cada tareas realizada para combatir el más grande incendio registrado en la actual temporada hasta el momento  en la zona rural, que se inició en la mañana del primer día del año nuevo en cercanía del Meridiano V, y mantenía en vilo a medio centenar de personas que trabajan en el lugar para poder controlarlo.

Los datos extraoficiales dan cuenta que el fuego se encontraba quemando en el campo llamado “La Luna” que tendría una cuatro leguas de extensión y que por un problema judicial, desde hace años es una zona de monte tupido y sin ningún trabajo realizado.

Si no llueve, solamente esas 10.000 hectáreas por su estado podrían tardar un par de días en apagarse, aunque todo el personal que se encuentra abocado al suceso haciendo guardias en las picadas y calles de los campos aledaños, evitando el avance del fuego a otros cuadros.

La tensión todavía continúa en el lugar, porque el clima parece no ayudar a la solución, donde los fuertes vientos mantienen las condiciones extremas en la región, dándole arduo trabajo al personal.

Los cuadros afectados fueron el 25,24, 16,17 y 15, donde trabajaron medio centenar de personas entre las dos dotaciones de bomberos de Río Colorado, que recibieron colaboración de sus pares de Guardia Mitre y Viedma, juntos a los propietarios, arrendaderos, familiares de los campos y otras personas que se acercaron para colaborar en la situación.

Aun sin datos oficiales, en estos últimos focos el incendio habría afectado un poco más de 20.000 hectáreas, más algunos alambrados perimetrales y no descartaban algunos animales, aunque todo eso se oficializará en momento de la recorrida, cuando el fuego quede totalmente apagado.

Otro dato que sobresale es que varios hombres de los 10 que pertenecen al cuartel de Bombero de Río Colorado y algunos de los damnificados, se encontraban  en el lugar trabajando largas jornadas casi sin parar, desde el primer día y sin regresar a sus domicilios.

Cabe recordar que todo había comenzado en la mañana del martes pasado en el lote 25 de la familia Garciarena, en dirección a Guardia Mitre, cerca del Meridiano V, a unos 100 kilómetros de esta localidad, que también afectó a un cuadro del campo vecino de la familia Carbò.

El comienzo del fenómeno había comenzado luego del paso de una de las tormentas eléctricas que descargó algunos rayos en el lugar.

Tras 24 horas de trabajo parecía todo tranquilo y controlado, donde todos calculaban que al mediodía del miércoles todo se terminaría.

Pero los repentinos vientos, con ráfagas que llegaron a superar los 100 kilómetros por hora, causó un descontrol y todo comenzó de nuevo, donde las llamas volvieron a reavivarse con mas fuerzas pasando a campos vecinos, traspasando picadas y calles, hasta llegar al campo “La Luna” donde se encontraba.

Hasta el momento todas las tareas en los distintos incendios que se registraron trabajaron los bomberos de las distintas dependencias, sin la participación del personal que reúne SPLIF que está asentado en Conesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *