El legislador Arroyo dice que el sueldo no le alcanza para pagar la multa

Ya pasó más de un mes y medio desde que el legislador Ricardo Arroyo fuera infraccionado por negarse a realizarse el control de alcoholemia y que él mismo reconociera públicamente que había bebido. Sin embargo, aún no abonó la multa y continúa pidiendo que se anule el proceso, señalando que se avasallaron sus derechos.

A través de una nota de siete fojas dirigida al intendente Gustavo Gennuso, Arroyo solicitó que se dejara sin efecto la infracción por el monto de $84.426 y la inhabilitación para conducir por 120 días, además de que exige que se “declare la nulidad de todo lo actuado”.

“La sola exigencia de la cancelación previa de la multa, implica el liso y llano desconocimiento del estado de inocencia y atenta, en consecuencia, contra las garantías consagradas en los artículos 18 de la Constitución Nacional y 8.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, consideró al respecto.

Por otra parte, agregó que su salario mensual no le permite pagar el monto de la multa, aunque nada dijo de la posibilidad de acordar un plan de pago. “Resulta imperioso que esa Intendencia permita la revisión de las ilegitimas sanciones impuestas al suscripto, sin requerir para ello, una erogación que me resulta de imposible cumplimiento”, expuso.

Y argumentó: “El importe de la multa supera los dos tercios de mis haberes mensuales como legislador provincial – que ascienden a la suma aproximada de $120.000 – por lo que su pago implica la directa e inmediata imposibilidad de cubrir gastos corrientes de mi hogar, relacionados con la alimentación y vestido de mi esposa e hijos, el pago de servicios y demás erogaciones propias de cualquier familia”.

Además, entiende que el pago previo de la misma, es un “obstáculo” para la revisión de la medida “que afecta mis derechos”, por lo que solicita dicha revisión sin haber pagado la infracción, pese a que ya pasó más de un mes y medio de aquel día.

En otro pasaje de su presentación, con recursos legales y antecedentes nacionales e internacionales, el legislador Arroyo reiteró que el acto en que fue infraccionado representa “una inédita violación a la garantía del debido proceso” y que “la máxima expresión de tal proceder, se observa en la lisa y llana privación de mi derecho a formular descargo en forma previa a la resolución del trámite”.

Explicó también, que jamás le dieron el acta de la infracción, lo cual entiende que invalida la multa y anula el acto administrativo. En la parte final de su escrito, el funcionario, que un par de días después de ser multado reconoció que había injerido alcohol y que igualmente conducía su vehículo particular, exige que el Juzgado de Faltas considere su apelación pese a no haberla pagado y que se anulen y archiven las actuaciones en su contra.

Cabe recordar además, que el carnet de conducir de Arroyo está retenido por la Municipalidad y que, de todos modos, el legislador intentó tramitar nuevamente su licencia en la localidad de Lamarque, donde reside. Esta acción le fue denegada, ya que la restricción impuesta en Bariloche, es de índole nacional.

2 thoughts on “El legislador Arroyo dice que el sueldo no le alcanza para pagar la multa

  1. Sr “legislador”Ud esta tomando a la sociedad que le paga el sueldo por idiota,declare cuanto ciertamente cobra,no siga simulando ni trate de darle pena a nadie,Ud tiene un ingreso sumando todos los conceptos de mas de 250.000,y no se si no me quedo corto,porque son escondedores,y lo mas penoso de su persona es que incumpla las leyes y viole las normas,ahi si ya entra en el terreno de la lastima como ser humano,lamentable y patetico.

  2. Yo no voy a ser tan sutíl, para mi es un reberendo hdp kirchnerista, que como todos ellos, saben sus derechos pero no sus obligaciones, viven la gran vida y todo que lo pague el estado y juan pueblo, por ende, y tendría que tener el triple de pena o cárcel por ser funcionario público y por eso dar el ejemplo, vergonsozo este gordo panzón, garrapata del estado, inútil, inocuo, inoperante!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *