El tiempo - Tutiempo.net

Enrique Hrabina, una visita azul y oro en los 5 años de la Peña Xeneize “De la Comarca

(NOTI-RIO) El ex defensor de Boca, Enrique Hrabina, pasó por Río Colorado, donde se encontró con los hinchas y fanáticos del club en los festejos de los cinco años de la Peña Xeneize “De la Comarca” y dejó algunos conceptos claros sobre la actualidad de la Selección.

Entre los miles pedidos de autógrafos o de una selfie grupal, no dejó de opinar del presente del seleccionado argentino. No faltaron los recuerdos, las anécdotas y el análisis de la Selección.

“Los jugadores argentinos están sufriendo la presión y eso hace que a pesar de jugar bien, les falten confianza y no puedan concretar las situaciones que crean sobre el arco. Cuando no metes los goles y no temes los resultados que tendrían que ser los esperados te agarra un bajón que cuesta salir”.

Sobre la localía de la Selección en la cancha de Boca, expresó que “jugar en la Bombonera siempre influye, es un estadio místico y es espectacular jugar al futbol ahí, porque lo que se siente no es lo mismo que en otra cancha. Igual, cada jugador reacciona distinto a ese estímulo”.

Además agregó que “todo influye en el jugador. Los constantes cambios de técnicos, la falta de claridad en la organización de la AFA que no puede mantener una línea y terminan siendo un desastre porque faltan dirigentes. Pero Argentina tiene la obligación de salir adelante para poder estar en el próximo Mundial, si no sería un desastre”.

Sobre el juego del martes contra Ecuador, deslizó que “será trascendental, todos los ojos estarán expectantes de que Argentina vaya al Mundial y ojalá que salga todo bien. Ojalá que se pueda meter la pelota en los arcos, porque se están creando muchas situaciones, pero nos falta siempre el toque final. Y es ahí donde se ve la falta de confianza del jugador de la Selección.”

Hrabina llegó a Boca en 1985, luego de pasar por San Lorenzo y Atlanta, y enamoró a todos los basteros rápidamente. Aún se recuerda el “Ruso, Ruso, Ruso; huevo, huevo, huevo”.

“En Rio Colorado es la primera vez que estoy y recibimos constantes demostraciones de cariño, es maravilloso. En general el interior del país es asi, nunca te deja de sorprender el cariño y el agradecimiento que te dan por haber vestido tantos años la camiseta de Boca”, afirmó.

Además, expresó que “Boca es Boca, porque en las buenas y en las malas la gente siempre está”.

Los fanáticos del Xeneize disfrutaron una noche para el recuerdo, donde no faltaron historias y cánticos, además de anécdotas del ex jugador Xeneize, entre las que se destacaron la patada a Medina Bello frente a Racing en 1987, o el tackle al cuello del tucumano González Vidal.

“Se vio que en el partido ante Perú los jugadores no la estaban pasando nada bien en lo anímico, estaban muy presionados” afirmó Hrabina en la charla con la gente de Río Colorado.
El rudo Hrabina llegó a Boca en 1985, luego de pasar por San Lorenzo y Atlanta, y calladito, enamoró a todos los basteros rápidamente, que al poco tiempo fue himno en las tribunas  “Ruso, ruso, ruso, huevo, huevo, huevo”.  Y pobrecito el que pasara cerca. Un kamikaze que no medía las consecuencias, un temperamental al límite.

“En Rio Colorado es la primera vez que estoy y donde recibimos contestemente las demostraciones de cariño, eso maravilloso. En general el interior del País es maravilloso, nunca te dejan de sorprender, todo el cariño, como el agradecimiento que te dan por haber vestido tantos años la camiseta de Boca.”

“Boca es Boca, porque en las buenas y en las malas la gente siempre esta y es mucho mejor cuando estas pasando por una buena época, donde se vive más alegre, mas motivada con mucha emoción y por eso la pasión del hincha de Boca se distingue en cualquier parte, no solo en Argentina.”

 

Los fanáticos de Boca disfrutaron una noche para el recuerdo, donde no faltaron historias y canticos, además de anécdotas del ex jugados Xeneize, entre las que se destacaron la patada tremenda a Medina Bello frente a Racing en 1987, hasta el tackle al cuello del tucumano  González Vidal.

 

“Quique” sigue siendo en la comarca de Río Colorado y La Adela, Un grande. Un duro. Un ídolo. Un símbolo con sello propio de Boca.

 

Una respuesta a “Enrique Hrabina, una visita azul y oro en los 5 años de la Peña Xeneize “De la Comarca”

  1. Lertora Hugo Alberto dice:

    a la repelotita,destacaron las tremendas patadas y los tackles tipo ragby,pensaba que el futbol era un deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: