El tiempo - Tutiempo.net

El Gobierno planea restringirle a los obispos los pasaportes oficiales

Un borrador circula por Cancillería, que se encarga del trámite. Hasta hoy les es gratuito y les evita colas a los prelados. Los cambios también afectarían a funcionarios, pero desde la Iglesia lo ven como parte de una escalada, como la revelación de sueldos o el debate del aborto legal.

Tras la habilitación oficial del debate en el Congreso de una ley para legalizar el aborto, las tensiones entre el Gobierno y la Iglesia suman un nuevo capítulo: un proyecto oficial busca restringir la entrega de los denominados “pasaportes diplomáticos” a los obispos que les aseguran la gratuidad del trámite y evitar molestas colas en los aeropuertos.

Antes de la salida de la nueva reglamentación ya se han “trabado” unos tres trámites eclesiásticos, según admiten en la Dirección Nacional de Ceremonial de Cancillería, la encargada de expedir los pasaportes oficiales, el nombre real de la citada documentación.

Este organismo, según el decreto 1636, es el encargado de “otorgar, renovar y prorrogar los pasaportes diplomáticos y oficiales de funcionarios argentinos que cumplan misiones oficiales en el exterior”. Asimismo, la normativa plantea que también corresponde “el otorgamiento de Pasaporte Oficial a los Cardenales, Arzobispos y Obispos de la Iglesia Católica Apostólica Romana, con una validez de CINCO (5) años.

En este marco, se pudo saber que hay inquietud entre los prelados por la posible eliminación de lo que, en la jerga eclesiástica, se conoce como “pasaporte diplomático”. En la actualidad hay unos 120 obispos en el país entre los eméritos y los que están en actividad.

“Cuánto se ahorran por año en los trámites, si además tienen vigencia 5 años. Hay un desprecio hacia la Iglesia. Primero lo del aborto, después la difusión de los sueldos de los obispos y ahora esto. Está bien que quieran ordenar: hubiesen empezado por los funcionarios y en 8 meses se centraban en los pasaportes de los obispos teniendo en cuenta el momento en que están las relaciones, argumentó un antiguo colaborador de Jorge Bergoglio en el Arzobispado porteño.

El hombre de la curia se refería a una de las respuestas que debió dar Marcos Peña en el Congreso, en los habituales informes de gestión que realiza el jefe de Gabinete. Los sueldos de los obispos generaron repercusión inmediata y, a pesar de estar obligado al revelar los datos por ser oficiales, en la Iglesia se interpretó como una escalada en las diferencias, a la que algunas voces suman la imagen del ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, comiendo un trozo de torta con forma de Jesús en una exposición de arte.

Del otro lado, la sintonía entre Juan Graboiscon sectores sindicales y políticos del kirchnerismo es visto como un mensaje del Papa por gran parte del Gabinete macrista. Grabois, dirigente social y titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) es un reconocido y destacado interlocutor de Francisco. Como lo es el cardenal Mario Poli, a quien no le tembló la voz para criticar elípticamente a Macri en el Tedéum. No sólo por el aborto, sino también al referirse a cómo deben actuar “los ricos”, una referencia que a oídos oficiales sonó demasiado similar al slogan opositor que considera “un gobierno de ricos” al del Presidente.

Según se pudo averiguar, en estos momentos circula un borrador en Cancillería que en los próximos meses tomaría forma de un decreto presidencial para regular la entrega de los pasaportes oficiales. A diferencia de los convencionales, estos documentos son gratuitos y permiten a su titular pasar con rapidez los controles migratorios, por ejemplo, de los aeropuertos.

Al ser consultado sobre si el decreto iba a prohibir la entrega de estos pasaportes a los obispos, un funcionario no quiso dar precisiones. Pero reconoció que “sí va a ser más restrictivo“ y chicaneó: “No se justifica en pleno siglo XXI dar estos pasaportes a los obispos”.
El proceso de regularización de los trámites, de todos modos, ya comenzó. El funcionario explicó que “estamos siendo más rigurosos en el requerimiento de papeles. Antes llegaban cartas sin precisiones, firmadas por no sabemos si un monaguillo. Ahora pedimos mayor documentación respaldatoria“. Los mayores requerimientos fueron confirmados a #BORDER desde la Dirección de Arzobispados y Obispados del citado ministerio.

El plan, con todo, también busca regularizar la cesión de estos documentos especiales a los funcionarios. Y es un granito de arena en el plan de ajuste de gastos que ya anunció Andrés Ibarra, ministro de Modernización. “Hoy es muy desprolijo todo: damos miles al año y muchos sin justificación. Hay funcionarios de Casa Rosada que los solicitan como para un viaje a Paraguay al que hasta entrás con el carnet de Boca“, se permitió bromear el funcionario consultado.

Tras la publicación de esta nota en #BORDER surgieron algunas posturas contrapuestas. Mientras desde la Secretaría de Culto -que también depende del Ministerio de Relaciones Exteriores- se desmintió que exista un borrador para regularizar la entrega de pasaportes oficiales, la vocera de Cancillería admitió que “en la búsqueda de ahorros (que puso en marcha el Ejecutivo) hay una evaluación de funcionarios del interior, del clero, etc, que reciben pasaportes oficiales. Pero dada la sensibilidad que iba tener en la relación se desestimó“.

Habrá que ver en qué decanta todo porque el recorte en el Estado lo monitorea Jefatura de Gabinete. Y allí no habrá cacería de brujas que valga.

Una respuesta a “El Gobierno planea restringirle a los obispos los pasaportes oficiales”

  1. Pablo Antonio dice:

    además de que cobran del Estado tienen pasaportes oficiales? ah bueeeeno. Ahí hay que cortar el chorro. Me parece perfecto que los corten así pagan el trámite y esperan en los aeropuertos como todos y se acercan a la grey. eso sí yo atrás mío no los dejo hacer cola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: