El tiempo - Tutiempo.net

“Hoy sentimos, como familia, que nos atacaron a todos. Tengo bronca, impotencia.”

Martes negro.
Cerca de las 19:15, nuestra hija Lara San Martin (18 años) fué abordada en Cipolletti, Río Negro, por un hombre vestido con buzo negro, babucha gris y zapatillas rojas. Apenas Lara estacionó en la calle Fernández Oro, frente a la plaza de la calesita, para juntarse con sus amigas, este sujeto la abordó, la agarró del cabello y azotó su cara contra el auto. Enseguida la agarró del cuello y le puso un arma blanca en su cintura. Lara le ofreció el bolso, pero el no lo quiso. La insultó contándole que quería otra cosa, no plata. Le desabrochó el pantalón, cortó su ropa interior. La tocó, hizo que ella lo toque.

Lara, en el intento de soltarse, corrió, el tipo la cortó en el abdomen bajo. La persiguió, ella lo esquivó dandole la vuelta a un auto y volvió corriendo a su vehículo. Arrancó, se escapó. No se dió cuenta que sangraba hasta unos minutos después. Las amigas, como no llegaba, comienzan a llamarla. Todo esto pasó cerquita de donde la estaban esperando ellas. No logró pedir ayuda.

Salen a su encuentro, Lara les tuvo que mandar su ubicación porque manejó unas cuadras sin rumbo. La encontraron shockeda, la llevan al policlínico Modelo (historia aparte, nunca la atendieron como a una persona vulnerable, 10 minutos de espera mientras sangraba, no llamaron a la policía, no hicieron la tomografía hasta que llegamos para pagar…) Insistimos y llamaron a la Policía.

Ellos tardaron segundos en llegar, muy amables y profesionales, cuando nos ibamos, apareció la Fiscal Rita Lucía, nos contuvo y nos explicó los pasos a seguir.

En unas horas nos vamos a presentar en la Fiscalía de Cipolletti a hacer la denuncia. Hubiese sido fabuloso que del policlínico llame enseguida a la policía para que no se pierdan minutos clave para intentar dar con este tipo.
Que por qué hacemos esto público?

Lara no pudo verle la cara. Entonces, este tipo se cambia de ropa y queda impune.

Rogamos por dar con alguna cámara de seguridad.

Al estar con un cuchillo, queda demostrado que esta persona sale de cacería, y no le importa nada. Como no pudo terminar lo que empezó, va a volver a atacar. Hoy fué nuestra hija, mañana puede ser la tuya, tu hermana, tu prima, tu sobrina, tu amiga.

El viernes fué la hija de Eugenia Michelli Velas (hoy, unas horas antes del ataque a Lara, le mandé palabras de aliento y pedí que cuidaramos más a nuestras hijas. Qué incrédula fuí al pensar que Lara estaba a salvo porque no anda caminando).

Hoy sentimos, como familia, que nos atacaron a todos.

Tengo bronca, impotencia.

Decidimos hacer público esto y la denuncia para que cada familia se de cuenta que debe cuidar más a sus integrantes mujeres. Que no es un rumor, que esto sí está pasando: Anda un loco, o varios, rondando a nuestras hijas. Cazándolas como presa.

Podría citar las frases: “desgracia con suerte”. “Pudo ser peor”. “Tiene un Ángel de la guarda”. Pero enterarme de lo que vivió mi hija, ver sus ojitos llenos de lágrimas, el corte en su cuerpo, el golpe en su frente y su ropa ensangrentada no me da tranquilidad. No es suerte.

Es un hijo de puta suelto, que ahora va a ir por otra chica…

Una respuesta a ““Hoy sentimos, como familia, que nos atacaron a todos. Tengo bronca, impotencia.””

  1. dai dice:

    Policlínico hijos de remil puta y Abusador nieto de remil puta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: