El tiempo - Tutiempo.net

Ignacio Malcorra: ‘Quiero jugar en Racing’

Felipe grita. Felipe pide. Felipe es su pequeño hijo. Yogur, le reclama yogur a su mamá. Su voz se filtra a través del teléfono de papá Ignacio. Ignacio es Malcorra, el buen volante que descolló en Unión, que hoy lo hace en Tijuana y que también pide… No yogur, sino cumplir con un sueño que se le reavivó más que nunca a partir de una voz que le estalló en un oído. Olé también se comunicó con él en un diálogo que, enseguida, dejó en evidencia su deseo más genuino. “Hablé con Coudet. Me llamó en estos días. Me preguntó si me gustaba la idea de ir a Racing. Le dije que sí. Obviamente que uno siempre sueña con estar en un equipo grande del fútbol argentino. Me gustaría jugar en Racing por todo lo que abarca y lo grande que es. ¿¡Cómo no me va a gustar!? No necesitás que intenten convencerte de jugar en un club como Racing… Las ganas las tengo. Y sería muy lindo volver a ser dirigido por Chacho”, se entusiasma Nacho, de 30 años, ante la consulta de este diario, en lo que fue la primera nota concedida desde que su apellido empezó a sonar como un posible refuerzo de la Academia.

-Fuiste dirigido por Chacho en Tijuana. ¿Qué Racing buscará?

-Le gusta que sus equipos jueguen bien al fútbol, que traten bien la pelota, que intenten salir jugando por abajo, que sean punzantes arriba, que lastimen… Quiere mucha tenencia, agresividad a la hora de marcar para recuperar rápido la pelota, seguir manejándola y atacar de nuevo. Sus equipos son muy intensos. Chacho es un muy buen técnico, a mí me enseñó mucho en este tiempo que lo tuve. Aprendí con él.

-¿Qué incorporaste?

-Todos los técnicos dejan algo. Sobre todo, con él aprendí cuestiones técnicas que me sirven y son muy útiles en cada partido. Por ejemplo, me dio más intensidad en la marca y mejoré movimientos hacia adelante. Me quedaron varias cosas suyas.

Luego de su paso por la CAI de Comodoro Rivadavia y Aldosivi de Mar del Plata, el volante explotó en el Tatengue por un sostenido buen nivel que le permitió participar de muchos de los goles de su ex equipo. Allí, de 2014 a 2016, anotó 20 tantos (18 por torneo local y dos por Copa Argentina) y disputó 68 encuentros en todo sentido. En junio de 2016 recaló en los Xolos, donde afrontó 56 juegos por liga y 11 por Copa de México.

“Gracias a Dios, desde que llegué siempre fui titular en México. Y anduve muy bien. Estoy contento. Jugué de extremo izquierdo, de volante interno, por la banda izquierda o por la derecha en una línea de cuatro. Puedo adaptarme”, explica el zurdo Malcorra, de gran pegada en pelota parada y centros a la carrera desde la izquierda.

-¿Qué posibilidades reales hay de que llegues a Racing?

-Por lo que tengo entendido, está complicado. Supuestamente, el club no quiere que me vaya. Eso lo manejan mis representantes, con la gente de acá del club, con el coordinador deportivo y el dueño. Acá los clubes tiene dueños, no es como en la Argentina. A mí todavía no me llamó ningún dirigente de Racing, tampoco Milito. No tengo mucha idea cómo están las negociaciones. Estoy cómodo acá, llevó un año y medio y mi familia está adaptada. En Tijuana se vive muy bien y el club es muy lindo. Pero la verdad, me gustaría ir a jugar a Racing.

-¿Charlaste de Racing con Bou?

-Sí, hablamos. Sé que es un club ordenado, que está muy bien y que la gente siempre alienta. Igual, cuando te nombran a Racing, no necesitás consultar mucho, je. Uno que ya jugó en el fútbol argentino, ya sabe cómo son las cosas…

Malcorra no es el único futbolista de los Xolos en el que Coudet puso su mirada. Su prioridad fue, apenas desembarcó en Racing, Damián Musto, volante central que dirigió también en Rosario Central y está muy cerca de mudarse a River.

El tercer hombre bajo la órbita del entrenador es otro viejo conocido suyo: Alejandro Donatti. Por el zaguero hay gestiones en marcha y de un momento a otro podría haber novedades. También Racing espera por otro central, pues Sergio Vittor no está en al consideración de Coudet (es negociable), Juan Patiño fue cedido a préstamo a Olimpia de Paraguay y Miguel Barbieri pasaría a ser primera opción de recambio. ¿Lucas Orban? La idea del técnico sería correrlo al lateral por la izquierda.

Como bien aclaró Malcorra, jugador con fama de muy profesional y serio (en Unión prácticamente no faltó a partido alguno por lesión), su llegada no parece sencilla. Sin embargo, como sucede en casi todos los casos, la presión que ejercen los futbolistas en las negociaciones suele ser influyente en las tratativas. La postura de Nacho, en esta entrevista, quedó sobre la mesa. ¿Podrá reencontrarse con Coudet? El interés es mutuo, eso puede ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: