Noti-Rio

Inversiones importantes en obras en Río Colorado, para responder a un viejo reclamo de los productores

(NOTI-RIO) Más de 22 millones de pesos proyectados en distintas obras para el mejoramiento de gran parte del sistema de riego en las colonias, Juliá y Echarren, Reig y El Gualicho, que permitirá optimizar a las tareas a centenares de productores dedicados a la producción frutícola, hortícola y ganadera de Río Colorado.

Se fabricó a medida un balde trapezoidal para llevar adelantes nuevas obras en la construcción de desagües, como la reconstrucción de antiguos drenajes.

Se elevó 25 centímetros por unos 700 metros un “Alteo” en el sector denominado “la rápida”, que une el canal sur con el norte, lo que permite el aumento del caudal del agua que llega del dique Salto Andersen y que deriva hacia toda la zona de riego.

Compuertas nuevas en un sector de colonia Reig, que le permitirá mejorar la utilización del agua de riego,

El año entrante durante los meses fuera de la temporada de riego se construirá un descargador en el canal secundario norte, que tendrá el doble propósito, de garantizar el caudal de agua para las chacras en las épocas de lucha contra las heladas y permitirá sacar mejor las aguas de lluvias que se acumulan en sectores críticos.

Además y luego de 20 años se invertirá una millonaria suma de dinero para comprar los rollos de geomembranas para volver a revestir los canales de riego que actualmente gran parte del sistema se encuentra en un precario estado por la falta de inversiones. Donde el revestimiento que dejaron de proteger con efectividad hace décadas y las filtraciones hacia las chacras, son la moneda corriente.

Una vez finalizadas las distintas obras que están planificadas entre la secretaría de desarrollo económico y producción de la Municipalidad de Río Colorado,  Aguas Rionegrinas Sociedad del Estado (ARSE), con el Consorcio de Riego Salto Andersen, permitirán mejorar prácticamente el 100% de los sistemas de riegos, que los últimos años son un dolor de cabeza para las autoridades y los productores.

Toda la estructura actualmente irriga poco más de 2.000 hectáreas mayoritariamente a la producción de la fruticultura, y en menor porcentaje en emprendimientos privados dedicados a la horticultura y ganadería.

Todo nace en el dique Salto Andersen, a unos 70 kilómetros aguas arriba de Río Colorado e incluye un dique nivelador, donde l agua que se utiliza para el riego o la defensa contra heladas, tarda entre 6 y 7 días en llenar los canales y comuneras de las colonias Juliá y Echarren, El Gualicho  y Colonia Reig.

Actualmente en las zonas de fruticultura 80% de los equipos de riego por aspersión que funcionan en los meses críticos de heladas, no cuentan con un reservorio propio y los sistemas están puestos directamente en los canales.

Este método es una preocupación para los funcionarios de las distintas áreas, porque la efectividad de la defensa en una noche de helada depende de la buena cantidad de agua y de forma continua que lleven los conductos de punta a punta.

“Estamos en conversación con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la provincia, tratando de encontrar un financiamiento blando para que el chacarero pueda construir su propio almacenamiento de agua que le garanticen el rendimiento de los equipos. Sabemos que llevar adelante una de esas obras significan un dinero importante que actualmente el productor difícilmente lo tenga disponible. Estamos buscando como primer paso la posibilidad de aportar las maquinarias necesarias para comenzar con esas obras.” Comentó Manuel Tomaselli Pizá.

NUEVA MEMBRANA

El gran problema que presentan actualmente las producciones, son las filtraciones y pérdidas de agua que mantienen los canales primarios y secundarios que tienen unos 20 años desde su última gran inversión en los revestimientos con membrana.

Las tareas se realizaron en 1998, durante la intendencia de Sigifredo Ibáñez (PJ), quien gestionó los fondos de un Aporte del Tesoro Nacional con el ex senador nacional Remo José Costanzo (PJ).

A pesar de las permanentes tareas de mantenimiento del Consorcio de riego Salto Andersen durante los meses el invierno, son constates los problemas que perjudican directamente a los chacareros.

Además hay que tener en cuenta que el sistema sufre roturas por robo de membranas cada año.

El inconveniente en los sistemas dentro de todo el departamento Pichi Mahuida, se remonta al momento de la construcción de la represa Casa de Piedra, quien con el embalse, le quitó todos los sedimentos del rio natural, provocando que los canales quedaran expuestos sin protección.

El gobierno provincial deposito al Consorcio Salto Andersen los 12 millones de pesos para la compra de toda la geomembrana para los canales Norte y Sur.

El borrador señala que en los sitios donde hay saltos de agua y en los puentes se pondría hormigón para evitar erosiones en el lugar.

Lo números preliminares dan cuenta que sumando la mano de obra y obras complementarias rondaría los 33 a 35 millones de pesos.

Damián Bisgarra, jefe de distrito de riego de ARSE en Río Colorado, comentó que el trabajo de renovar todo los revestimientos, llevará entre 3 o 4 años para terminarlos. “Se tiene que tener en cuenta que se tiene que trabajar durante los pocos meses que se realiza el corte del servicio de agua en los mese de invierno. Incluso a las pocas horas de trabajos (por las heladas de la épocas) tenemos que esperar que no llueva, que eso retrasa aún mas.”

Además todo los conductos deben tener una mejora en las nivelaciones para evitar estancamientos que terminan causando daño en la membrana.

“Se tiene que garantizar el agua en épocas de invierno-verano, donde se realizan las defensas contra las heladas. En ese momento no se aceptan errores aceptables, porque está en juego la producción de todo un año. Por eso todas estas obras son tan importantes  para la producción.”  Damián Bisgarra

 “Una vez que todas las obras estén finalizadas y en marcha, tendríamos que empezar a trabajar en campañas para concientizar el uso del buen riego, que podrá aprovechar mejor el agua y ayudará a la sanidad de las plantaciones, usando tecnologias de riego, como en equipos de aspersion, microaspercion y goteo.” Manuel Tomaselli Pizá.

OBRAS:

(*) La realización del balde trapezoidal, tuvo  un presupuesto oficial de  $168.295 y el trabajo lo realizo un profesional de la localidad.

(*) Los trabajos de mejoramiento en el “Alteo de la rápida” que une los canales sur – norte, para aumentar el caudal de agua en épocas de heladas, se realizó con un presupuesto cercano a los 3 millones de pesos.

(*) El descargador que se construirá en el canal en inmediaciones de Juventud Unida, tendrá un costo cercano a $ 4.500.000, que permitirá mantener los caudales de agua en todo el sistema de Colonia Juliá y Echarren en momentos críticos de heladas.

(*) Compra de las geomembranas para los canales, por un valor aproximado de 12 millones e incorporando manos de obras y trabajos complementarios ascendería a los 33-35 millones de pesos.

UN POCO DE HISTORIA DEL PROBLEMA.

El problemas históricos de las aguas del Colorado, comenzó en los 80, cuando el río pampeano Curacó descargó sus aguas salinas al Colorado, provocando el incremento la salinidad en 3 veces.

Posteriormente entró en funciones el Dique Casa de Piedra, que afectó con la pérdida de sedimentos sólidos que otorgaban su color característico, causando problemas en el sistema de riego local, por la proliferación de la lama que incrementó los costos de mantenimiento y la “arcilla” que arrastraba históricamente el cauce del rio, que permitía “sellar” todos los canales comenzaron a tener año tras año fuertes pérdidas, recargando el nivel freático.

Muchos montes frutícolas se perdieron inexorablemente por esta razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *