En la región ya tramitan la deportación de más de 80 personas en Río Negro

Los inmigrantes se incorporaron al paisaje urbano de la zona, pero hay chilenos, paraguayos, bolivianos, colombianos y chinos que tienen antecedentes o evadieron los controles migratorios para ingresar al territorio argentino y serían pasibles de una expulsión en pocos meses. Con la aplicación del decreto nacional 70/2017, la delegación de Migraciones implementó controles muy rigurosos y acortó los plazos.

Ya solicitó la expulsión de 56 extranjeros detenidos que cumplen una condena en las cárceles federales y provinciales de Cipolletti, Neuquén y el resto del Alto Valle; y hay muchas más en trámite por otras irregularidades.

El dato fue suministrado por la delegación Migraciones con sede en la capital neuquina, que tiene un radio de acción mucho más amplio: de Catriel a Chichinales, en Río Negro, y de Barrancas hasta Aluminé, en Neuquén.

Son expulsiones que están en proceso y serán ejecutadas cuando los juzgados de Ejecución de condenas lo autoricen. La mayoría de las personas que podrían ser deportadas son de nacionalidad chilena. Aunque también hay varios paraguayos que cumplen una condena por infracción a la ley de estupefacientes.

No son los únicos que están a un paso de volver a su país de origen, ya que existe otro grupo de extranjeros en franco proceso de expulsión por no poder acreditar con documentación fidedigna su radicación en el país. La supervisora de Control de Permanencia, Jenny Schroeder, informó que hay alrededor de 30 chinos en esa situación, luego de corroborar que ingresaron al país de manera ilegal, eludiendo los controles migratorios por lugares no habilitados.

La mayoría lo hizo por el norte del país, en la frontera con Bolivia. Luego se presentaron en Buenos Aires, tal vez iniciaron allí los trámites de radicación y se desparramaron por todo el país. Muchos de ellos, atraídos por el oro negro y el impacto económico que conlleva, llegaron a la región. Pero detrás de esta corriente migratoria hay un negocio muy grande vinculado al tráfico o la trata de personas. Por un lado, están los facilitadores o “coyotes” que le cobran al extranjero alrededor de 25 mil dólares para trasladarlos y ubicarlos en el país con el fin de conseguir un trabajo; o tratantes que se encargan de todo el circuito que supone la explotación laboral o sexual de personas.

Problema de papeles

El último chino deportado por esta delegación se presentó la semana pasada para prorrogar su permanencia. Mientras era atendido, los agentes descubrieron que en Buenos Aires su solicitud había sido rechazada porque había ingresado al país de forma irregular para radicarse en Rincón de los Sauces, donde tiene familiares.

Fue una situación muy traumática, porque se encontraba en la zona desde hace cuatro años, y de un momento a otro tuvo que quedarse en Migraciones para ser deportado. Para esto colaboró personal de la Policía Federal, que dispuso un departamento donde el inmigrante estuvo custodiado, pero comunicado, con comida y en condiciones adecuadas hasta que fue posible su traslado. “Es dramático, pero más dramático es lo que hacen algunos países de otorgar un capital a su gente para que se vaya”, sostuvo el delegado de Migraciones Neuquén, Ricardo Leszczynski. Y agregó: “Argentina siempre ha sido amistosa con los extranjeros. No nos oponemos a recibirlos, pero que cumplan las normas”.

Tolerancia cero al delito

También puede ocurrir que personas radicadas desde hace tiempo y con DNI cometan un delito y, por lo tanto, se cancela la radicación otorgada. Lo mismo ocurre si tienen antecedentes en su país de origen. “Esto era un colador permanente de inmigrantes que salían y entraban por lugares no habilitados con total libertad, sin importar si tenían antecedentes. Con la administración del presidente (Mauricio) Macri esto se rechaza. Hay otras directivas y muy precisas. Nuestro objetivo no es la expulsión, es que se cumpla con la ley, que la gente que se radique en la región esté en regla. De lo contrario, es un peligro para nuestros vecinos”, dijo Leszczynski.

Los inmigrantes pueden apelar el trámite de la expulsión, pero con este decreto el proceso se abrevia bastante. “Si antes la situación podía tardar ocho años, ahora no lleva más de seis meses”, indicaron desde Migraciones.

Unas 2000 personas se radicaron legalmente en la región en un año

Aunque las expulsiones causan impacto, lo cierto es que son pocas si se las compara con el número de extranjeros que se radican en la región. Según informó la delegación Neuquén de Migraciones, desde 2016 a la fecha han otorgado entre 1800 y 2000 radicaciones. “Es un número importante y no estamos lejos de las expectativas, ya que se espera una corriente migratoria mayor con la reactivación de la actividad hidrocarburífera en el mediano plazo”, dijo el delegado Ricardo Leszczynski.

La sede valletana está entre las cinco con mayor cantidad de radicaciones permitidas.

Los empleadores también pagan

El personal que controla la permanencia de los inmigrantes en la zona sale habitualmente a la calle y recorre obras de construcción, hoteles, restaurantes y supermercados. Si se detecta a un inmigrante irregular, se inicia el trámite de expulsión y se infracciona al dueño del lugar. “Puede llegar a 50 salarios mínimos de multa (más de $400 mil), y si le da alojamiento, la multa es el doble”, informaron desde Migraciones. Si el pago es voluntario, se reduce el importe.

2 thoughts on “En la región ya tramitan la deportación de más de 80 personas en Río Negro

  1. Por fin los rajan ….en río colorado estamos mimados de bolivianos que se la pasan llorando . Mangueando terrenos y encima les dan todo. Vas al municipio y está lleno. Vas al hospital y está lleno . Vas a la salita y está lleno son una plaga.

  2. aparte de mandar de vuelta a sus paises a quienes estan ilegalmente en territorio argentino,los legisladores eben trbajar en modificar la ley de migraciones,aqui de cualquier pais vienen,ahora vayamos nosostros a otros paises y ahi nos desayunamos que no nos sacan cantando ,,(salvo a los turistas porque dejan plata),pero andan cerca,de residir ,ni hablar de salud menos,de educacion,ni ahi,algun dia deberemos dejar de ser gansos,le damos atencion medica,educacion y contension social a casi toda latinoamerica,si las leyes no cambian ,nos seguiran usando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *