El tiempo - Tutiempo.net

Los productores de jugos de Rio Negro están preocupados por la nueva propuesta fiscal del gobierno nacional

(NOTI-RIO) El sector agroindustrial productor de jugos concentrados de manzanas y peras de las provincias de Rio Negro y Neuquén, se encuentra sumamente preocupados y se mantienen en estado de alerta, por la nueva propuesta fiscal que busca implementar el gobierno nacional que perjudicará directamente en la economía de las provincias, debido a que las empresas productoras de gaseosas pierden incentivos para utilizar jugos naturales como edulcorantes.

La Cámara Argentina de la Industria y Exportación de Jugos de Manzanas, Peras y Afines (CINEX), comenzaron a movilizarse y llevaron las  inquietudes a los despachos de los funcionarios locales, provinciales y nacionales para dar a conocer la problemática que impactaría directamente al sector y buscan que se revea la reforma en impuestos internos.

Los titulares de las empresas señalan que en la actualidad el 40% de la producción total de manzanas y `peras se destina a su industrialización, por ser un producto que por sus condiciones de calidad no pueden ser comercializada en el mercado fresco.

El destino comercial del jugo concentrado que produce la región, es el 70% para el mercado externo y el restante 30% va al mercado doméstico como edulcorante natural o jugo diluido para consumo.

En la última década las bebidas sin alcohol ganaron participación de mercados en forma casi continua.

Aunque las protagonistas principales del sector siguen siendo las gaseosas, aguas saborizadas que  continúan ascendiendo y ganando participación, superando el crecimiento de las otras bebidas del sector, en detrimento de las gaseosas.

Los cambios propuestos para los impuestos internos que tributan las bebidas alcohólicas y gaseosas azucaradas, que busca el estado nacional como forma recaudatoria tributaria tendrá un aumento inmediato de la alícuota al 17% para las bebidas sin alcohol con agregados de azúcar y las bebidas sin alcohol y sin agregados de azúcar pasarían a tributar  0% (este es el caso de las aguas minerales, aguas saborizadas sin azúcar y gaseosas light).

Sin contemplar el beneficio del uso de jugos naturales, lo que no resulta comprensible que una bebida con jugo y azúcar, productos ambos naturales, se la iguale en cuanto a Impuestos Internos con un producto 100% artificial y se esgrima razones de protección a la salud.

“Más aún, es menos comprensible que una bebida sin jugo y con edulcorantes sintéticos va a tener un gravamen del 0%. Como así también se iguale a una tasa única del 17 % una bebida cola o a un polvo para preparar una bebida (totalmente artificial y con conservantes) con una bebida que contenga jugos naturales.” Señala el documento de CINEX

En la actual situación, “La alícuota general para impuestos internos es del 8%, y existe una reducción del 50% (una alícuota efectiva del 4%) para bebidas que contengan al menos 10% de jugo de frutas Por otro lado, el agua natural, jugos puros y bebidas a base de hierbas tienen una alícuota del 0%.”

En su peregrinar por los despachos de los funcionarios de turnos, los titulares de las cámaras intentan visibilizar  el impacto directo en las economías de Rio Negro y Neuquén.

“Debido a que las empresas productoras de gaseosas pierden incentivos para utilizar jugos naturales como edulcorantes. Actualmente las bebidas sin azúcar que usan jugos tienen una alícuota reducida (4%) y pasarían al 17%.” Dice CIMEX que agrega “beneficia a las gaseosas y aguas saborizadas light (actualmente tributan 8%), las cuales pasan a pagar 0%. Y la suba de los impuestos internos se trasladará directamente a los precios con el consiguiente encarecimiento del producto y la pérdida de competitividad de la cadena productiva, ante otros edulcorantes no buenos para la salud o artificiales. Incremento del precio estimados en las góndolas.”

Las gaseosas regular (sin contenido de jugo): + 9,4%

La gaseosa regular (Con contenido de jugo): + 13,5%

La gaseosa Light (con azúcar): – 6,9%

La consultora ABECEB, señala que con la reforma tributaria es razonable esperar que las empresas embotelladoras ajusten sus formulaciones, para obtener el mayor beneficio económico que trae en forma implícita la modificación de la alícuota por utilizar sustitutivos edulcorantes artificiales.

“En otras palabras, al no obtener ningún tipo de incentivo fiscal por la utilización de jugos naturales, necesariamente aumentará el uso de edulcorantes, que en muchos casos la OMS ha desalentado su uso dado que su ingesta persistente puede afectar la salud humana.”

Los empresarios señalan que la  esta situación, produciría un efecto contrario al buscado por los Gobiernos Nacional y provinciales, mediante una caída del consumo nacional de los jugos concentrados naturales de pepita para la región.

Teniendo un impacto directo en toda la cadena productiva frutícola, afectado  a las empresas ligadas al sector, a los productores, y al resto de los recursos humanos involucrados en forma directa e indirecta.

Habría además consecuencias sanitarias en los montes frutales, dado que la industria elaboradora de jugos concentrados procesa toda aquella fruta que por defectos o afecciones de distintas plagas no puede ser comercializada en el mercado fresco

Además CINEX señala la existencia de varios proyectos de ley, que en años anteriores se han presentado para promover el uso de jugos naturales, en los cuales se busca incorporar componentes naturales y saludables a las bebidas sin alcohol que consumen los argentinos, y al mismo tiempo contribuir al desarrollo de economías regionales de alto valor agregado, mano de obra intensivas y gran distribución territorial en cuanto abarca a las zonas productoras de, durazno, lima, limón, mandarina, manzana, naranja, pera, pomelo, uva y caña de azúcar.

Para poder enfrentar las consecuencias nocivas para la salud, a nivel mundial, se han establecido diferentes iniciativas relacionadas al desarrollo de políticas fiscales que conlleven a reducir el consumo de bebidas azucaradas.

Ejemplo países como España, México, Brasil, Chile, etc., llevaron políticas fiscales para disminuir el azúcar agregada y utilizar en reemplazo productos más saludables a la salud, como son los jugos naturales.

La Cámara Argentina de la Industria y Exportación CINEX de Jugo están solicitando que se revea la reforma en impuestos internos para nuestro sector.”En el caso de llevarse a cabo, se debe tener en cuenta el incentivo a la utilización de jugos naturales, que no solo ayudarán a una vida más saludable, sino también a contribuir al desarrollo de las economías regionales.”

 

Si bien las gaseosas representan actualmente casi 40% del mercado total de bebidas sin alcohol, en los últimos años su consumo viene mostrando una tendencia decreciente y pérdidas paulatinas de volumen con un promedio de 6%anual.

Según especialistas del sector, particularmente, las aguas saborizadas vienen creciendo a una tasa anual de 13% en los últimos años, en línea con una tendencia de parte del consumidor que prefiere productos más saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: