Noti-Rio

Los salarios, otra amenaza para la cosecha 2015

La cosecha 2015 se avecina y además del complejo escenario para la comercialización, la temporada se ve amenazada por la posibilidad de conflictos gremiales. Las negociaciones de los peones rurales y los empacadores están como al principio: sin propuestas de los empleadores y con los sindicatos contemplando medidas de fuerza.
La próxima audiencia de paritarias entre la UATRE y el frente patronal conformado por CAFI y la Cámara de Productores será recién el 9 de enero. La pera Williams, principal variedad del Alto Valle, se podría levantar un día después, por lo que el calendario agrava el escenario. La “pera no espera”, afirman los productores y los encargados de levantarla de las plantas lo tienen claro. “No vamos a bajar las pretensiones salariales hasta que no haya una oferta seria. El inicio de la cosecha nos dará más fuerza a la hora de negociar”, anticipó el secretario general del sindicato, José Liguén.
El gremio de los rurales pide un 45 por ciento de incremento, una cifra que chacareros y empresarios consideran excesiva. Sin embargo, más atentos a la crisis internacional de los compradores que a la discusión con los gremios, tampoco efectuaron aún una contraoferta. Una situación similar se da con el gremio de los empacadores, el más numeroso de la provincia y uno de los más beligerantes a la hora de pelear los salarios de temporada. La discusión se retomará mañana, tras varias reuniones sin avances. Al reclamo de un aumento salarial del 40% el sindicato agregó el pedido de un bono de fin de año de 3.000 pesos.
La falta de diálogo es una enorme amenaza a la frágil paz social de la cadena frutícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *