Macri vetó una ley que promueve la detección de un trastorno que afecta a embarazadas

El presidente Mauricio Macri vetó hoy una ley aprobada por el Congreso el pasado noviembre que promovía la detección temprana de la trombofilia, un trastorno que afecta sobre todo a las mujeres durante el embarazo y que puede causar abortos tempranos.

La decisión de no promulgar ese proyecto de ley se oficializó este lunes en el Boletín Oficial de la Nación.

El texto destaca que “existe consenso científico y técnico de los aspectos negativos del proyecto de ley sancionado”, de asociaciones científicas nacionales como la Sociedad Argentina de Hematología y el Grupo Cooperativo Argentino de Hemostasia y Trombosis, “coincidente con el Ministerio de Salud”.

El proyecto fue aprobado en la Cámara de Diputados en 2015 y el pasado 23 de noviembre contó con el visto bueno del Senado aprobando por unanimidad la Ley de Trombofilia, tras el impulso del senador kirchnerista Juan Manuel Abal Medina.

“El Senado vuelve a ampliar derechos. Esta ley va a permitir que todas las mujeres puedan acceder a una herramienta fundamental de detección temprana de un trastorno que afecta gravemente a las familias que buscan un hijo”, dijo Abal Medina al aprobarse la ley.

Según detalla el portal especializado Parlamentario, la ley promueve la detección temprana de la trombofilia, trastorno que afecta sobre todo a las mujeres en el curso de su embarazo, y que causa riesgos y complicaciones gestacionales como son los abortos tempranos recurrentes de menos de 10 semanas de gestación, así como la muerte fetal intrauterina o el parto prematuro.

Además establece que todos los análisis que diagnostican la trombofilia deben ser de rutina en mujeres en edad fértil y pre-fértil, sumando la incorporación al Programa Médico Obligatorio (PMO), el tratamiento y la medicación de esta enfermedad.

“El estudio temprano, aún en edad pre fértil y fértil en mujeres asintomáticas, no solo no se encuentra recomendado por entidades científicas nacionales e internacionales, sino que está expresamente desaconsejado”, explica el decreto publicado hoy en el Boletín Oficial.

La legislación argentina establece que, en caso de veto presidencial, el Congreso puede insistir en la aprobación de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: