Milagro Sala fue condenada a tres años de prisión en su primer juicio

El Tribunal Oral Federal de Jujuy condenó ayer a Milagro Sala a tres años de prisión en suspenso por daños graves e instigación a cometer delito. El hecho por el que fue condenada la líder de la agrupación Tupac Amaru es un escrache violento contra el entonces senador radical Gerardo Morales y el ex titular de la Auditoría General de la Nación (AGN) Leandro Despouy, quienes iban a presentar en una disertación las objeciones encontradas por el organismo en los recursos que manejaba la organización social para la construcción de viviendas.

El tribunal presidido por Marcelo Juárez Almaraz, en primer lugar anunció el sobreseimiento de Sala en la causa por amenazas, por considerar que había prescripto, lo cual desató gestos de festejo. Pero después la juzgó como instigadora de las agresiones y la sentenció a 3 años en suspenso. Ahora Sala deberá fijar domicilio, someterse al cuidado del Patronato, realizar trabajo comunitario en Cáritas -o alguna otra institución- y se decomisará el auto Fiat Idea que fue señalado en el juicio como transporte utilizado. Sin embargo, Sala continuará en prisión porque ésta no es la causa por la que está detenida.

El tribunal también dispuso dictar tres años de prisión en suspenso a Graciela López y dos años de prisión en suspenso a Ramón Salvatierra por considerarlos coautores del hecho.

La audiencia

Minutos antes de las 16 dio inicio la audiencia final del primer juicio a Milagro Sala . Tras intervenciones de la defensa y la querella por objeciones planteadas en la audiencia anterior, Juárez Almaraz dio la posibilidad de expresarse a los tres imputados.

En primer lugar habló Graciela López, quien señaló que “el pecado que cometimos fue ser pobres”, y aludió a los juicios por la verdad realizados en Jujuy y señaló que deberían retomarse.

Después tomó la palabra Sala, quien reseñó que haría alusión a enseñanzas de su padre: “Me enseñó que había que educarse y eso es lo que hice con mis compañeros de las organizaciones sociales, educarlos para que sean algo en la vida; me enseñó que no había que mentir y que trabajar era dignificarnos. Eso enseñé a mis compañeros”.

Después buscó defenderse: “Siento dolor interno por la injusticia que estamos viviendo, no hemos robado, hicimos estudiar, les dimos piletas para que todos pudieran tener lo que cualquier hijo de rico. Ese fue nuestro pecado, querer la igualdad en un país con mucha plata, que siempre se llevaron el dinero. Dignificar a los que menos tienen me llevó a estar sentada en este sillón, no se dejen apretar por el poder político, dicten lo justo”.

Tras oír en último turno a Ramón Salvatierra, el tribunal anunció el paso a un cuarto intermedio de dos horas antes de la lectura de la sentencia, que fue retomada a las 18.20, cuando se leyó la decisión del tribunal.

Si bien la dirigente fue condenada a prisión en suspenso en la causa que concluyó ayer, Sala permanece con prisión preventiva en tres causas donde se la investiga por presunta asociación ilícita, fraude al Estado y extorsión en la causa de los bolsos con dinero retirados del Banco Nación; homicidio en grado de tentativa, y lesiones graves.

Además sigue investigada en la llamada “megacausa” por el faltante de 1850 viviendas por las que recibió más de 700 millones de pesos y 500 viviendas no concluidas.

En esa causa también está imputado el ex gobernador Eduardo Alfredo Fellner, el ex ministro de Tierra y Vivienda Luis Cosentini, y el ex secretario de Obras Públicas del gobierno kirchnerista José López.

Por otro lado, el Superior Tribunal de Justicia deberá decidir sobre una incidencia presentada por la defensa de Milagro Sala, para que luego sea elevada a juicio la causa en la que la líder social está imputada como presunta autora del delito de amenaza por poner una bomba a la comisaría de Alto Comedero. Además está pendiente de juicio el presunto delito de tumulto e instigación a cometer delito.

También está siendo investigada por supuesto fraude a la administración pública por el destino de dos millones de pesos en concepto de subsidios que debían ser destinados a mejoras habitacionales. Y se sustancia una nueva investigación sobre el destino de fondos de fraude al Estado por 500 millones de pesos.

15782760_10211533269349043_377324263_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: