X
    Categories: LocalesNacionalesNoticiasTecnología

Restos de una estación espacial china podrían caer en Viedma, Bahía Blanca, Bariloche o Neuquén

Restos de la estación espacial china Tiangong-1, de 8,5 toneladas, podrían caer en Argentina, y entre los lugares mencionados por los estudios especializados se encuentra Bahía Blanca, Bariloche, Neuquén o Viedma.

La Oficina de Residuos del Espacio de la Agencia Espacial Europea (ESA) calculó esta semana que la Tiangong-1, un laboratorio orbital de la Administración China del Espacio (CNSA), reentrará en la atmósfera terrestre en forma descontrolada entre los días 29 de marzo y 9 de abril de este año.

La ESA aclaró que no es posible hacer predicciones precisas del lugar donde podrían caer algunas piezas que no lleguen a desintegrarse en la atmósfera, pero según los análisis realizados, la nave caerá en algún punto situado entre los 43ºN y 43ºS de latitud. Esto sitúa el lugar del impacto en una vasta región terrestre que incluye varios continentes.

Sin embargo, y debido a la geometría de la órbita del laboratorio espacial, la probabilidad de impacto será máxima justo en los extremos de dicha franja de terreno, en un área próxima a los 43º Norte y Sur: el paralelo Norte pasa por España, Italia, Estados Unidos y China y el paralelo sur pasa por Argentina, Chile, Australia y Nueva Zelanda.

De nuestro país, además de Bahía Blanca, se mencionan ciudades como Bariloche, Neuquén o Viedma.

“Es muy poco probable que los restos de este reingreso golpeen a cualquier persona o dañen cualquier propiedad”, dijeron desde The Aerospace Corporation, empresa estadounidense que ofrece asistencia al programa de Seguridad Espacial.

“Dependiendo de la hora del día y de la visibilidad de la nube, la reentrada puede aparecer como múltiples rayas brillantes que se mueven por el cielo en la misma dirección. Debido al tamaño relativamente grande del objeto, se espera que haya muchas piezas que vuelvan a entrar juntas, algunas de las cuales pueden sobrevivir al reingreso y aterrizar sobre la tierra”, completaron.

Jorge Tanos :