El tiempo - Tutiempo.net

Weretilneck tomará un crédito de 650 millones para poder terminar los servicios que necesitan los planes de viviendas en ejecución

Río Negro concluirá entre 300 y 400 viviendas en el último cuatrimestre, pero todavía no está asegurada la infraestructura y los servicios porque no está garantizado su financiamiento.

El IPPV está focalizado en conseguir los recursos y, en esa línea, el gobernador Alberto Weretilneck ordenó que se acepte un crédito ofrecido por Nación por unos 650 millones orientados a este destino.

El instituto rionegrino construye más de 3.300 viviendas pero su infraestructura -mayormente- no está resuelta y el IPPV gestiona, desde hace varios meses, recursos para su construcción.

Nación -según la provincia- había asegurado su aporte pero, ahora, afirma no poder cumplir con ese envío. En el gobierno nacional niegan ese compromiso y, por el contrario, aseguran que el pago de infraestructura correspondía a la provincia en las responsabilidades asumidas en ocasión de la transferencia de los planes de los municipios.

Más allá de ese cruce, el tiempo apremia, pues el IPPV próximamente estarán finalizando cientos de viviendas, ya con un alto nivel de ejecución, y no será posible su entrega por la carencia de las obras de servicios.

La semana pasada, el interventor del IPPV, Jorge Barragán y se reunió con el director de Viviendas, Ramiro Masjuan. Persistió la negativa nacional de un aporte directo y solamente se mantuvo el ofrecimiento de un crédito del Fondo Fiduciario de Obras Públicas. Aún así, el funcionario rionegrino dejó un pedido en la urgencia que consistía en un desembolso inmediato de 250 millones para las obras necesarias de los barrios que ya están por concluirse. Esa transferencia no fue confirmada, pero Barragán confía en esa asistencia.

Simultáneamente, Weretilneck ordenó a su equipo que avance en el crédito de 650 millones, pues advierte que la situación no puede demorarse.

Hay planes avanzados en toda la provincia

El IPPV registra una decena de barrios para entregar en lo que queda el 2017 y, en algunos (como Viedma), construyó infraestructura y redes con recursos provinciales. En el resto se espera del financiamiento nacional, como aporte directo o crédito.

Los planes avanzados corresponden a Viedma, Conesa, Cipolletti, Darwin y, entre otros, Bariloche. Esta ciudad concentra gran parte de la infraestructura programada y, según datos del IPPV, requiere de unos 400 millones para obras complementarias para las barriadas en construcción.

La inversión total del listado de obras se estima en unos 1000 millones.

El crédito propuesto por Nación, que sería tomado por la provincia, rondaría los 650 millones, con un interés anual del 17%, un año de gracia y un plazo de devolución todavía no está resuelto. El gobierno de Weretilneck afirma que no será necesario su aprobación legislativa por el endeudamiento, pues ya existe una ley de autorización del 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: