Avanzan los juicios millonarios de los panelistas de 6,7,8 y piden más de $110 millones

La millonaria indemnización que está cobrando Orlando Barone, por considerarse despedido del programa ultrakirchnerista 6,7,8, destapó otros juicios que llevan adelante siete periodistas contra Radio Nacional, en los que reclaman más de $110 millones.

Se trata de ex conductores, panelistas e invitados a 6,7,8, que también eran conductores o columnistas en diferentes programas de Radio Nacional. Y se consideraron despedidos de esa emisora radial entre marzo y abril de 2016, cuando la gestión macrista cambió la programación y dejó de pagarles sus salarios.

Durante el último año, cuatro jueces de primera instancia condenaron a Radio y Televisión Argentina (RTA), a pagar $60 millones a los periodistas Edgardo Mocca, Roberto Caballero, Jorge Halperín y Carlos Polimeni, así como a los abogados y a los peritos contadores que participaron en esos juicios, ya que RTA es la empresa estatal que maneja la TV Pública y Radio Nacional.

La empresa RTA, cuya presidenta es Rosario Lufranoapeló las cuatro sentencias y ahora están bajo análisis en la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

A esos cuatro juicios se suman otros que iniciaron los periodistas militantes K Carlos Barragán, Nora Veiras y Hernán Brienza, que tenían una importante participación en 6,7,8, por otros $50 millones, que todavía están para su resolución en los juzgados de primera instancia del Trabajo.

Se trata de juicios contra la empresa estatal RTA, que fueron iniciados por siete periodistas que trabajaron en diferentes programas de Radio Nacional, contratados por la emisora radial, y que todos fueron desvinculados a fines de 2015 por la nueva gestión macrista en los medios públicos.

Entre marzo y abril de 2016, los siete periodistas se consideraron despedidos, ante la falta de pago de sus salarios de ese año y la negativa de las nuevas autoridades de la radio a incluirlos en la nueva programación.

Pero cada uno de esos juicios tiene características diferentes: van desde el que inició un periodista militante que trabajó solo tres años en Radio Nacional, como propagandista del gobierno kirchnerista; hasta el de un periodista con trayectoria que trabajó 16 años ahí y en la TV Pública, a lo largo de varias gestiones de gobierno.

Los siete juicios contra Radio Nacional

El juez laboral de primera instancia Mario Ernesto Zuretti condenó el 30 de junio del año pasado a RTA a pagarle $764.430 a Edgardo Mocca, más los intereses desde 2016, junto con 301 UMAs (Unidad de Medida Arancelaria) al perito contador y a los abogados del demandante y del demandado. El total actualizado supera los $5 millones.

Mocca era panelista en el programa ultra kirchnerista 6,7,8. Trabajó en Radio Nacional entre marzo de 2013 y fines de 2015, con factura por contrato. 

El periodista Carlos Barragán inició en 2016 una demanda judicial contra RTA por $3.535.351, según el expediente al que accedió ClarínAllí el ex conductor de 6,7,8, reclamó una indemnización por haber trabajado en Radio Nacional desde marzo de 2011 y considerarse despedido en marzo de 2016. El total actualizado supera los $20 millones.

«El actor suscribió un nuevo contrato para 2016″, pero «la nueva gestión a cargo de Radio Nacional decidió dejar sin efecto esas contrataciones de manera completamente arbitraria y procedió a negar trabajo», sostuvo Barragán en su demanda judicial.

Es que la entonces titular de Radio Nacional, María Seoane, renovó en 2015 varios contratos después de las elecciones, pese a que sabía que la nueva gestión macrista pretendía cambiar la programación y no iba a mantener en su plantilla a gran parte de los periodistas militantes. 

El politólogo y periodista Hernán Brienza fue el último en iniciar una demanda, en el año 2018. En ese momento reclamaba $1.520.426 por indemnización y «daño moral», luego de casi ocho años de trabajar en Radio Nacional. La cifra actualizada supera los $10 millones, incluyendo abogados y perito contador.

En su demanda judicial, a la que tuvo acceso Clarín, Brienza aseguró que fue despedido por «motivación discriminatoria fundada en la ideología o filiación política», ya que había sido invitado en reiteradas oportunidades al programa 6,7,8 y, «por tal razón, quedé identificado con el mismo aun cuando no fuera panelista», sostuvo el periodista ultra K en el expediente judicial.

Allí Brienza destacó que entrevistó a la presidenta Cristina Kirchner en 2013 para Radio Nacional y la TV Pública, «con gran repercusión». Y se victimizó asegurando que sus críticos lo identificaron con el «periodismo militante». 

Su abogado en el juicio contra Radio Nacional es Leandro Recalde -hermano del senador camporista Mariano Recalde-, el mismo que cobra $3,5 millones por el juicio de Orlando Barone. Y la causa la tiene el juez Fernando Vilarullo, quien sigue realizando medidas de prueba y todavía no emitió sentencia.

Brienza fue designado por el gobierno de Alberto Fernández como director del Instituto Nacional de Capacitación Política (INCAP), del Ministerio del Interior. Consultado por Clarín sobre el juicio que tiene contra los medios públicos, el periodista funcionario prefirió no responder.  

El juez laboral Alberto Miguel González condenó el pasado 10 de febrero a RTA a pagarle a Carlos Polimeni $6.118.107, junto con el 33% de esa suma para los abogados del demandante, del demandado y del perito contador, más los intereses desde abril de 2016. El total actualizado supera los $30 millones.

Polimeni fue invitado solo tres veces al programa 6,7,8, pero quedó envuelto en los recortes del gobierno macrista. De hecho, no fue a la protesta que varios de los ex panelistas de 6,7,8 organizaron en las puertas de Radio Nacional, el 1° de febrero de 2016, para protestar contra los despidos.

En el juicio aseguró que ingresó a trabajar en los medios públicos en el año 2000, en el noticiero de la TV Pública y en el programa «Y ahora qué pasa?», en la entonces FM Supernova de Radio Nacional. Luego, en la AM de esa emisora radial condujo varios programas, como Talento Argentino, Todo Cambia, Voces del Sur.

El 28 de abril de 2016, Polimeni se consideró despedido. «Trabajé 16 años consecutivos en los medios públicos y cuando me despidieron inicié una demanda en defensa de mis intereses, para que el Estado me responda si estaba bien que el Estado me dejase sin una fuente de trabajo», dijo Polimeni a Clarín, quien ahora conduce un programa en La990 y es columnista en la agencia Noticias Argentinas. 

Jorge Halperín trabaja con Polimeni en el mismo programa en La990. Y también ganó un juicio de primera instancia contra RTA, por su trabajo de ocho años en Radio Nacional.

«Mi despido, en medio de declaraciones de (Hernán) Lombardi de que los despedidos éramos fanáticos y mesiánicos, me significó un largo desierto laboral porque saber que el gobierno de Macri nos estigmatizaba era una clara señal de que si alguien nos contrataba podría poner en riesgo sus ingresos de la pauta oficial», dijo Halperín a Clarín.

Y agregó: «Me hicieron un agujero laboral y económico como nunca antes sufrí en toda mi larga carera. Y llegué a trabajar gratis para no desaparecer del medio. Esas fueron mis razones para el juicio. Defender mi reputación, recuperar mi trabajo perdido por razones arbitrarias y reparar en parte el daño económico y personal de seis años», planteó Halperín.

El juez José Alejandro Sudera condenó a la empresa estatal que ahora maneja Lufrano a pagarle a Halperín $1.642.192, por la finalización de la relación laboral en febrero de 2016, junto con el pago a los abogados -el suyo es Leandro Recalde- y al perito contador, más los intereses. El total actualizado supera los $10 millones.

El periodista Halperín es el único que incluyó en su demanda la reposición a su lugar de trabajo. Y el juez aceptó su demanda, así que este año retornó a trabajar como columnista en Radio Nacional.

El pasado 3 de septiembre, el juez laboral Gerardo Miguel Magno condenó a RTA a pagarle $2.510.152 al periodista Roberto Caballero, junto con el 35% de esa suma para los abogados y el perito, más los intereses hasta la fecha de pago. El total actualizado supera los $15 millones.

Caballero era invitado permanente a 6,7,8. Y en el juicio dijo que trabajó desde febrero de 2011 hasta fines de 2015 en Radio Nacional, donde condujo el programa «Mañana es Hoy». En abril de 2016 se dio por despedido.

La periodista Nora Veiras también denunció a RTA. El juicio todavía está en proceso. Y es el único donde no figura la denuncia original presentada por la periodista en el sistema electrónico de consulta de expedientes del Poder Judicial. Y ella se negó a facilitarle la denuncia a Clarín.

En el expediente, Veiras dice que trabajó casi ocho años en Radio Nacional, donde participó en los programas «Mañana más», «El nombre de las cosas» y «Gente de a pie». Terminó su vínculo laboral a principios de 2016. El total actualizado de su reclamo supera los $20 millones.

Veiras es actualmente la directora del diario Página/12 y conduce el programa «Aquí, allá y en todas partes», en la radio AM750. Ambos medios son del Grupo Octubre, de la fundación del gremio de los encargados de edificios SUTERH, que lidera Víctor Santa María.

Consultada por Clarín acerca del motivo por el que le inició un juicio a los medios públicos por su participación en Radio Nacional, Veiras respondió: «La Justicia es la que decide».​

Un comentario sobre «Avanzan los juicios millonarios de los panelistas de 6,7,8 y piden más de $110 millones»

  1. INCREIBLE ,LOS PERONISTAS A TRAVEZ DE CRISTOBAL LOPEZ VENDIAN LOS PAQUETES PARA EL MEDIO RADIO NACIONAL ,CUANDO SE TERMINAN LOS ESPACIOS LA LOGICA INDICA QUE LA EMPRESA DE CRISTOBAL LOPEZ DEBIERA HACERSE CARGO DE SUS EMPLEADOS PERO EN EL REGIMEN DICTATORIAL PERONISTA , SE REVUELVE SIEMPRE LA MISMA MIERDA Y QUIEN TERMINA PAGANDO- .JUAN PUEBLO- EL CIRCULO MAFIOSOS SIEMPRE LO CIERRAN DANDOLES DINEROS QUE NO SE CORRESPONEN ,BIEN EL QUE QUIEREA ENTENDER QUE ENTIENDA Y EL NO QUE COMIENCE A PENSAR EL PORQUE DE LA IN FLACCION Y EL COSTO DE VIDA Y LA INCORPORACION AL GOBIERNO DE PERSONAJES ,MAS CERCA DE LO DELICUENDCIAL QUE DE LA MODERACION Y LA CAPACIDAD-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.