Goyeneche narró cómo descartaron «la caja negra de la corrupción» con información clave del caso Urribarri

Este lunes, la ex fiscal entrerriana Cecilia Goyeneche reveló que en uno de los allanamientos realizados dentro de la investigación a Sergio Urribarri, quien posteriormente fue condenado y destituido, encontraron un disco rígido externo que definió como una “caja negra de la corrupción”.

“Tenía muchísima información. Lo tiraron por un ventiluz al techo de una casa vecina en el momento en que entraba el allanamiento”, explicó la fiscal con respecto al operativo que tuvo lugar en una empresa que era propiedad de un familiar de Urribarri, que “además era funcionario público, un colaborador íntimo de él”, detalló.

Asimismo, añadió que se sorprendió frente a “la cantidad de registros que van haciendo, probablemente por la desconfianza en los colaboradores”, como así también por “el grado de desparpajo con la que se registra la ilicitud”. En esta misma línea, remarcó que lo que más llamó su atención fue “la impunidad con la que se movían”.

Goyeneche fue destituida de su cargo luego de que el ex gobernador de Entre Ríos fuera condenado. Si bien fue apartada por otra causa, sostiene la sospecha de que se trató de una “venganza política” con el objetivo de que “no se vuelvan a realizar investigaciones de corrupción con esa fuerza y que los fiscales no se animen o titubeen antes de hacerlas”.

Según indicó en diálogo con Todo Noticias (TN), el actual gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, estuvo involucrado en su destitución y, además, se cometieron una serie de irregularidades en el procedimiento. 

“Fue tan drástica la situación y las ganas que tenían de destituirme desde un primer momento en el jurado de enjuiciamiento, que en esos días modificaron la forma en la que se iba a llevar mi juzgamiento y eliminaron la acusación que establece la ley”, declaró.

Cecilia Goyeneche, la «fiscal anticorrupción» destituida: “El peronismo es el gran investigado”

Por su parte, Urribarri fue condenado el 7 de abril a ocho años de cárcel e inhabilitación perpetua y absoluta para ejercer cargos públicos por los delitos de peculado y negociaciones incompatibles con la administración pública. Investigación que fue encabezada por Goyeneche.

Sin embargo, la ex fiscal anticorrupción fue expulsada de la Justicia el 23 de mayo, acusada de no haberse apartado de una causa sobre “contratos truchos en la legislatura” siendo que mantenía una relación cercana con uno de los imputados.

“No creo que me haya debido excusar porque esto se trata de una causa en donde se investigaba un desfalco enorme en la Legislatura entrerriana. Se descubrió casi por casualidad que estaban sustrayendo sumas de dinero durante más de diez años, desde 2008 a 2018. Determinamos que sería una suma aproximada de 53 millones de dólares la que se llevaron en ese período”, argumentó.

Gustavo Bordet y la fiscal Cecilia Goyeneche 20220525
Goyeneche señaló al actual gobernador de Entre Ríos por haber estado «involucrado» en su destitución.

A lo que añadió: “Se investigó a 32 personas. Dentro de esas personas había una persona conocida mía, amigo de mi esposo, y el problema es que la ley que me rige como fiscal en Entre Ríos establece que solo me puedo excusar en caso de que se vea gravemente afectada mi objetividad. Y eso no es algo que me pasaba. No hubo ninguna afectación a la investigación por el hecho de que no me excusara”.

“No solamente no debía excusarme, porque así lo establecía la legislación aplicable, sino que además, aunque hubiera debido hacerlo, no existen antecedentes de que a alguien lo destituyan porque se excusó o no se excusó”, sostuvo y señaló que el dictamen le parecía “ilógico”.

Sergio Urribarri fue desvinculado de la embajada de Israel mediante un decreto presidencial

En cuanto a la investigación que condenó a Urribarri, Goyeneche se mostró orgullosa por el trabajo y remarcó que volvería a hacerlo de la misma manera a pesar de las consecuencias. “Es la única forma en la que me concibo”, agregó.

“Tengo cinco hijas y no concibo la posibilidad de llevar adelante la función pública y de vivir en un país con esa ausencia de normas. La única forma de que construyamos algo posible es cumplir adecuadamente con nuestro deber. No hice nada heroico ni extraordinario, solamente hice lo que tenía que hacer”, expresó.

Para concluir, señaló las dificultades que implica la realización de investigaciones de ese tipo. “Obtener la prueba es sumamente difícil. Las investigaciones son documentales y la documentación está en poder del gobierno. Si no hay cambio de signo político o internas es muy difícil encontrarla. Si no, tienen todo el poder de restringir o demorar el proceso”, detalló.

El Gobierno aceptó la renuncia de Sergio Urribarri a la embajada en Israel tras ser condenado por corrupción

El Gobierno aceptó oficialmente la renuncia de Sergio Urribarri a la embajada argentina en Israel, presentada después de haber sido encontrado culpable por delitos de peculado y negociaciones incompatibles con la función pública, en cinco causas distintas.

Era una medida que la oposición reclamaba de manera ferviente. El malestar quedó evidenciado principalmente el 25 de mayo, cuando el exgobernador de Entre Ríos encabezó la celebración por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo en la misión diplomática nacional en aquel país asiático.

Este martes, en el Decreto 287/2022 del Boletín Oficial, que lleva la firma de Alberto Fernández y del canciller, Santiago Cafiero, el Gobierno confirmó que aceptó la dimisión de Urribarri “al cargo de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República ante el Estado de Israel, a partir del día siguiente de la publicación” de la normativa.

En el documento se aclaró Urribarri será trasladado “desde la Embajada de la República ante el Estado de Israel al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto” y que “el gasto que demande el cumplimiento del presente decreto se imputará a las partidas específicas del presupuesto de la Jurisdicción 35” de esa misma cartera.

Urribarri, uno de los primeros embajadores políticos designados por la gestión de Alberto Fernández, fue condenado el último 7 de abril a ocho años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, por hechos de corrupción que se le imputan por su gestión como gobernador de Entre Ríos entre 2007 y 2015.

La fiscal que lo investigó, Cecilia Goyeneche, fue destituida al mes siguiente, en principio por otra causa pero con grandes sospechas de parte de la funcionaria judicial de que sus averiguaciones y la remoción fueron de la mano.

Incluso Goyeneche deslizó que se trató de “una venganza política” en la que “intervino el actual gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, pero también de un ejercicio de “prevención”, con el fin de “evitar que vuelva a pasar lo de la condena a Urribarri”.

Reclamos de la oposición y también internos

Después de haberlo visto participar en el acto en Tel Aviv, referentes de la oposición redoblaron sus críticas por la permanencia de Urribarri en un cargo que ejerce desde inicios de 2020.

Ante esa aparición oficial del exgobernador entrerriano, diputados de Juntos por el Cambio presentaron un proyecto en la cámara baja para «promover el juicio político» contra su superior, Santiago Cafiero.

Encabezados por Fernando Iglesias y Waldo Wolff, diez integrantes de la Cámara de Diputados firmaron el proyecto de resolución para promover el juicio político contra el canciller. Según la nota, dirigida al presidente del recinto, Sergio Massa, lo hicieron «con el objeto de determinar si ha incurrido en la causal de mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que disponen los artículos 53, 59 y 60 de la Constitución Nacional».

Cafiero reaccionó a las fotos que le llegaron hasta México desde Israel, y le dijo a Urribarri por teléfono que ya estaba renunciado y desvinculado con trámite en curso. Y le cuestionó que presidiera el acto conmemorativo por la Revolución de Mayo.

Urribarri, sostenido por el kirchnerismo y por gobernadores del espacio oficialista, se defendió y recordó que sigue en funciones hasta que se le notifique la aceptación de su renuncia, algo que es cierto porque no tenía la confirmación de su renuncia, que llegó este martes a través del Boletín Oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.