Daniel Scioli será el reemplazante de Matías Kulfas en Desarrollo Productivo

El actual embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, será el reemplazante del saliente ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Así lo confirmó a Noticias Argentinas la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, a horas de que el presidente Alberto Fernández decidiera pedirle la renuncia al titular de la cartera productiva.

Según supo NA, el jefe de Estado se comunicó telefónicamente con el embajador en Brasil para transmitirle su decisión de que asuma al frente del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

En tanto, la asunción formal será luego de que Alberto Fernández regrese del viaje que emprenderá este martes rumbo a Estados Unidos para participar de la Cumbre de las Américas.

Fuentes de la Casa Rosada detallaron a NA que Scioli le agradeció al jefe de Estado por el ofrecimiento y le comunicó que espera «poder resolver temas pendientes en Brasil», antes de regresar al país para asumir en la cartera vacante..

Tras horas de hermetismo oficial en las que sonaron varios nombres para ocupar el cargo que dejará Kulfas, el Gobierno anunció el ofrecimiento realizado al exgobernador bonaerense que se encuentra instalado en Brasil, motivo por el que «hay que esperar unos días».

La noticia se conoció en las horas finales de lo que fue un día agitado para el Gobierno, luego de que la empresa Energía Argentina emitiera ayer al mediodía un comunicado acusando al Ministerio de Desarrollo y Producción de «armar operaciones en «off the record» contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

«Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en «off», mintiendo y utilizando periodistas. Con errores y aciertos, siempre hablé y actué de frente. Penoso», publicó la exmandataria en su cuenta de
la red social Twitter.

Durante la mañana de ayer, desde Energía se había dado a conocer la información de que a través de un chat de WhatsApp se difundía a un grupo de periodista un «off the record», por parte del equipo de comunicación de Kulfas, en cuyo mensaje habían indicado que los funcionarios cristinistas en ENARSA habían armado una «licitación a medida de Techint» para adquirir los materiales necesarios para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

Según la compañía pública, creada a fines de 2004, «a la categoría de ‘funcionarios que no funcionan’, planteada en el año 2020 por la vicepresidenta, ahora se le agrega la de funcionarios del off que además de no saber, mienten y utilizan al periodismo para hacer operaciones políticas en contra de la vicepresidenta».

Minutos después del posteo de Cristina Kirchner, el Presidente realizó una publicación en las redes sociales para respaldar a la vicepresidenta y a los minutos se conoció su decisión de pedirle la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo.

Fuentes oficiales aclararon a Noticias Argentinas que el pedido de renuncia estuvo estrictamente vinculado a que Kulfas dijo que «había un negociado en la licitación de la obra emblemática del Gobierno» y subrayaron: «Este es un Gobierno decente, transparente. No se puede decir cualquier cosa amparados en el off o la interna».

Alberto Fernández le pidió la renuncia a Matías Kulfas

El presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, luego de que la vicepresidenta Cristina Kirchner acusó al funcionario nacional de armar una operación de prensa en su contra.

Así lo confirmó a NA la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, al poco tiempo de que la exmandataria realizó un posteo en su cuenta de la red social Twitter calificando como «penoso» el armado de operaciones en off the record para perjudicarla en torno a la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.

«Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos», publicó Cristina Kirchner en sus redes sociales y replicó el comunicado oficial de la empresa Energía Argentina.

Fuentes oficiales aclararon a Noticias Argentinas que el pedido de renuncia  está estrictamente vinculado a que Matías Kulfas dijo que «había un negociado en la licitación de la obra emblemática del Gobierno» y subrayaron: «Este es un Gobierno decente, transparente. No se puede decir cualquier cosa amparados en el off o la interna».

Por la mañana se conoció una información que había sido difundida a un grupo de periodista por parte del equipo de comunicación de Kulfas en off the record, en cuyo mensaje habían indicado que que los funcionarios cristinistas en ENARSA habían armado una «licitación a medida de Techint» para adquirir los materiales necesarios para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

Según la compañía pública, creada a fines de 2004, «a la categoría de `funcionarios que no funcionan´, planteada en el año 2020 por la vicepresidenta, ahora se le agrega la de funcionarios del off que además de no saber, mienten y utilizan al periodismo para hacer operaciones políticas en contra de la vicepresidenta».

Junto a la captura de pantalla del mensaje en off que había sido difundido por el área de prensa del Ministerio de Desarrollo Productivo, el comunicado de ENARSA rebatió las críticas hechas en esa información y afirmó: «No sólo es grave, sino muy penoso y sobre todas las cosas, incomprensible, que una obra de la magnitud e importancia para la Argentina y para el propio Gobierno, como lo es el gasoducto Néstor Kirchner, sea objeto de este tipo de acciones».

Minutos después y antes de reclamarle la renuncia a Kulfas, Alberto Fernández había respaldado a la vicepresidenta, también a través de redes sociales.

«Comparto la respuesta dada por @Energia_ArgOk a una publicación fundada en un supuesto off salido de funcionarios del Gobierno. Confío en la integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del Gasoducto Néstor Kirchner», había publicado el mandatario.

Y había agregado: «Es éticamente reprochable hablar en off en desmedro de otro. Así siempre lo he expresado públicamente. No avalo esos procederes y comparto el malestar expresado por @CFKArgentina . El debate que debamos dar, démoslo con responsabilidad».

Lo que podría haber sido, sino un entendimiento, al menos un pacto de no agresión en el seno del Gobierno, pareció disiparse al día siguiente a partir de los tuits difundidos por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. O más precisamente, luego de una información en off difundida desde el Ministerio de Desarrollo Productivo tras el acto en Tecnópolis por los 100 años de YPF, que despertó la dura reacción del área de Energía que responde a la vicepresidenta, quien tras retuitear el mensaje expresó en otro posteo: “Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en off, mintiendo y utilizando periodistas. Con errores y aciertos, siempre hablé y actué de frente. Penoso”.

Si ya tenía apuntado Cristina Kirchner al ministro Matías Kulfas, ni pensar cómo debe estar ahora respecto de ese funcionario al que el presidente Alberto Fernández seguía sosteniendo. Hasta este sábado. Poco después de la serie de tuits que CFK se encargó de difundir, el presidente tomó la decisión de pedirle la renuncia al ministro cuya cabeza su vice reclamaba hacía tiempo.

Antes de confirmarse el pedido de renuncia a Kulfas, el presidente expresó su confianza en “la integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del gasoducto Néstor Kirchner”.

El comunicado de Energía Argentina

Todo comenzó cuando desde el área de Energía salieron a replicar un off difundido desde ese ministerio a través del siguiente comunicado: “A la categoría de ‘funcionarios que no funcionan’, planteada en el año 2020 por la vicepresidenta, ahora se le agrega la de funcionarios del off  que además de no saber, mienten y utilizan al periodismo para hacer operaciones políticas en contra de la vicepresidenta”.

Y a continuación difundieron “la captura del mensaje en off distribuido desde el Ministerio de la Producción a distintos periodistas”, tal la transcripción del comunicado. La vicepresidenta retuiteó también ese mensaje.

¿Qué dice el mensaje del área de Kulfas? “La lapicera la tienen que usar los funcionarios de Cristina, que fijaron las condiciones para darle la construcción de las cañerías del gasoducto de Vaca Muerta a Techint. Es IASA, con funcionarios designados por ella, quienes hacen las licitaciones. Los que no usaron la lapicera como corresponde fueron sus funcionarios de Ieasa. Ellos armaron un pliego de licitación a la medida de Techint y de la chapa que el grupo fabrica en Brasil, de 33 mm de espesor. Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31 mm, como son los gasoductos en Europa, se podría haber provisto caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados Industriales SA). La Secretaría de Industria debía intervenir más activamente en el tema pero el presidente de Ieasa Gerez dijo que si no respondían en el acto se caía la licitación y no llegaban con los tiempos. Y también adjudicaron la provisión de válvulas a una empresa importadora en lugar de un fabricante argentino que ofrecía precios y condiciones similares, incumpliendo el compre nacional. En definitiva, los que están usando incorrectamente la lapicera son los funcionarios de Cristina”.

El gasoducto proyectado para traer el gas de Vaca Muerta.

Ese fue el mensaje de fuentes del área de Desarrollo Productivo, tras lo cual desde el área de Energía expresaron: “Esta vez el periodismo actuó correctamente consignando que se trataba de una información en off difundida desde el Poder Ejecutivo Nacional y encomillaron los textuales que aparecen en sendas notas de Infobae La Nación”.

Luego llegó la respuesta a dicho mensaje en off, en el que aclaran respecto del tamaño de los caños que “este tema es estrictamente normativo pues está establecido” en las normas, y aclaran que “una condición previa para proceder a definir los espesores necesarios es determinar la clase de trazado del gasoducto”.

Tras una serie de consideraciones técnicas, señalan que la información difundida desde el ministerio “carece de conocimiento técnico y más precisamente del proceso licitatorio llevado adelante”. Puntualizan luego las características de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner y que previo a iniciar el proceso licitatorio “Energía Argentina procedió a solicitar a la Cámara Argentina de Fabricantes de Caños y Tubos de Acero que indicara qué empresas podían cumplir con dichos requisitos técnicos. La respuesta fue que solo SIAT SA cumplía. Pese a esto, se realizó un proceso licitatorio internacional para convocar a empresas extranjeras. Hubieron consultas realizadas por 6 empresas, pero luego solo SIAT SA presentó oferta”.

“Se desconoce en el rubro a la Empresa Laminados Industriales SA”, aclara además Energía Argentina.

Luego se refieren a la adquisición de válvulas, y puntualmente al párrafo en el que se expresa que “adjudicaron la provisión de válvulas a una empresa importadora en lugar de a un fabricante argentino que ofrecía precios y condiciones similares, incumpliendo el compre nacional”.

“Este punto no merece mayores aclaraciones”, rechazan desde Energía, puntualizando que el proceso licitatorio para las válvulas todavía se encuentra abierto y lo van a declarar “fracasado” debido a que ninguna de las ofertas recibidas cumplen con los plazos de entrega solicitados.

“No solo es grave, sino muy penoso y sobre todas las cosas incomprensible, que una obra de la magnitud e importancia para la Argentina y para el propio Gobierno, como lo es el gasoducto Néstor Kirchner, sea objeto de este tipo de acciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.