Mauro Cacho, el subcomisario que amenazó a su jefe con un arma también fue sobreseído en sede policial

El Tribunal de Disciplina (TD) de la Policía de Río Negro, envió ayer una notificación al abogado defensor del subcomisario Mauro Cacho para anunciar que dispuso el sobreseimiento en el ámbito de esa fuerza de seguridad.

Es que el 28 de septiembre del año pasado, el juez de garantías Juan Pedro Puntel,  había aceptado el sobreseimiento en sede penal. En ese momento, el pedido de sobreseer al imputado fue realizado por la fiscal Mariana Giammona a partir de informes psicológicos y declaraciones testimoniales de otros miembros de la policía.

Los antecedentes dentro de la fuerza y diversas pericias psicológicas, revelaron que Cacho no estaba bien psicológicamente cuando amenazó a punta de pistola el 26 de febrero de 2021 al entonces segundo titular de la Regional I de Policía, Néstor Coronel, quien lo había reprendido.

El diagnóstico indica que Cacho, en ese momento, padecía el síndrome de Burnout o «síndrome del trabajador quemado». Este padecimiento hace referencia a la cronificación del estrés laboral. Éste se manifiesta a través de un estado de agotamiento físico y mental que se prolonga en el tiempo, y llega a alterar la personalidad y autoestima del trabajador.

El TD, presidido por Marcelo Ávila, notificó ayer al abogado defensor Pedro Casariego de los argumentos por los cuales se definió la situación de Cacho en el mismo sentido que la Justicia, según la resolución a la que tuvo acceso exclusivo NoticiasNet.

Basándose en los fundamentos esgrimidos por Giammona, el sumario policial indica también que  Cacho “no obra en ese momento (de la discusión con Coronel) con suficiencia de facultades, y que haya podido comprender las acciones que desplegó ese día (de la amenaza con el arma)”.

La fiscal sostuvo en el momento de la audiencia que “no será punible” quien “no haya podido dirigir sus acciones por insuficiencia en sus facultades” y por otro lado consideró que “la capacidad de comprensión y dirección de sus actos estaban seriamente comprometidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.