El cuerpo de seguridad vial de Río Colorado decomisó 30 costillares de carne vacuna.

La policía de Río Negro desbarató el intento de una persona de transportar de forma absolutamente irregular unos 30 costillares de carne vacuna.


El conductor de un Toyota Corolla, un hombre de 50 años con domicilio en Villa Regina, transportaba la carne en el baúl del auto y en el asiento trasero del mismo, intentando camuflar la carga ocultándola bajo piezas de nylon opaco.


Esto ocurrió en la noche del viernes aproximadamente a las 21,30 horas en el control policial que, efectivos policiales del Cuerpo de Seguridad Vial de Río Colorado, llevaba a cabo en Rutas 22 y 57.
En el marco de la intervención para verificar identidad del conductor y documentación del vehículo, el uniformado solicitó la apertura del baúl y fue entonces cuando quedó en evidencia lo que transportaba envuelto en bolsas de nylon transparente, sin conservar la cadena de frío y sin guardar las condiciones necesarias de salubridad para los potenciales consumidores.


Se decidió entonces el traslado del rodado hasta la caminera y allí se prosiguió con un examen de visu al interior del rodado, encontrándose oculto sobre el asiento trasero y tapado con un nylon negro otra parte de la carga.


Ya para entonces se dio intervención a personal de la Dirección de Ganadería de Río Negro y se dispuso el secuestro de la totalidad de los 30 costillares que llevaba y su posterior incineración.

El secuestro de una camioneta y la imputación a una persona, en principio, por el delito de “Encubrimiento”, fue el saldo de una acción llevada a cabo por personal del Cuerpo de Seguridad Vial de Choele Choel en el atardecer del pasado viernes.
A las 19,50 – según constancia policial – personal de consigna en ruta 22 frente al puesto de control de la caminera de la ciudad interceptó la marcha de un camión grúa que presta servicios en la región.
Identificado el conductor y la documentación habilitante de la grua, se procedió a hacer lo mismo con la camioneta Chevrolet S-10 que acarreaba en ese momento.
El cotejo de la documentación con los números tallados en chasis y motor pondrían en evidencia que los mismos no se corresponderían, por lo que se iniciaron las consultas al sistema provincial RN Activa y al nacional DNRPA.
En tanto, el conductor de la grua indicaba que había sido contratado minutos antes por una persona oriunda de Río Grande (Tierra del Fuego), para ir a buscar la camioneta a 3 kilómetros antes de llegar al puesto de control en dirección a Darwin, para que la llevara hasta una estación de servicios ubicada luego del control policial.
Esta situación ponía la situación aún más llamativa para los efectivos policiales más allá de una “presunta” rotura del rodado.
Para esto, el contratante ya se encontraba en la unidad policial a la espera de poder continuar su viaje.
Sin embargo, los sistemas de verificación de automotores develarían que el motor instalado en la camioneta tenía pedido de secuestro expedido por la Comisaría 19 de Neuquén en una causa que se investiga por “Presunto Robo Automotor”, en un hecho ocurrido en abril de éste año.
Con la intervención primaria de la fiscalía de Choele Choel se dio luego intervención a la magistratura neuquina, disponiendo ésta última el Secuestro del vehículo marca Chevrolet tipo Pick UP modelo S10 como así también la imputación en una causa judicial al ciudadano J.G. por el Delito «ENCUBRIMIENTO».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *