Daniela es de Río Colorado y avanza con rienda firme rumbo a Jesús María

(NOTI-RIO) Es la primera mujer que va a representar a Río Negro en el nacional de destrezas criollas

La pareja de Río Colorado integrada por Daniela Prates y Néstor “Ruso” Pereda, ganadores del certamen provincial de destrezas criollas, serán parte de la delegación rionegrina que participará del campeonato nacional de riendas, en la próxima edición del festival de Jesús María.

Daniela se convertirá así en la primera mujer que integrará el grupo de competidores del equipo provincial. Y expresó emocionada todo lo que eso le significa. “No es solo andar a caballo. Ser rienderos es una pasión y demanda mucho esfuerzo”, dijo.

Las pruebas de destrezas criollas suman cada vez más adeptos en toda la región. Con componentes lúdicos y símbolos que reflejan la cultura campera, consisten en demostrar el dominio, preponderancia, estilos y equitación del jinete sobre un caballo preparado para la actividad.

Néstor y Daniela llevan más de dos décadas participando en este tipo de competencias.

El amor por la actividad y los caballos les demanda buen tiempo en la chacra para alimentarlos, amansarlos y prepararlos para que lleguen de la mejor forma a las competencias en Río Negro, La Pampa o el sur bonaerense.

Daniela es profesora de química y física y Néstor trabaja como maquinista. Cuando culminan sus jornadas de trabajo, van a practicar con “el equipo”.

“Ser rienderos es una pasión. No solo es andar a caballo. Todo esto demanda esfuerzo, tiempo y dinero. Todos los días hay que atender a los caballos, entrenar siempre».

Daniela Prates

El “equipo” se completa con la yegua, la zaina oscura de Néstor que tiene como nombre “Morocha”, de 8 años y que desde hace 4 corre con ella.

Mientras que Daniela está participando con una zaina colorada, de 8 años, que lleva el nombre de “Maruca” y le fue prestada por Martin Bolzan. La zaina no tenía experiencia en las pruebas de riendas. Llegó para sustituir a “Raúl”, un animal tostado de Daniela que se lesionó y lleva más de 15 meses tratando de recuperarlo.

La mujer señaló a “Río Negro” que espera llegar bien con Raúl para Jesús María. “Hoy no sé si voy a correr en esta yegua. Porque estamos haciendo lo posible de recuperar a mi caballo, que es muy bueno para las pruebas de riendas. Además, somos compañeros desde hace unos 8 años y nos conocemos bien.”

Datos de las presentaciones realizadas reflejan que para las pruebas de riendas, el Néstor se destaca en las pruebas de 6 tambores a 8 metros, mientras que Daniela le resulta más cómoda con 6 tambores a 10 metros.

La pareja, en su larga trayectoria en este tipo de competencias, por distintas razones había dejado de participar activamente. Las retomaron en 2018 y el tiempo les había jugado en contra en la parte física de los animales como de los jinetes.

“Después del parate volvimos a empezar y al principio estábamos muy fuera de estado para correr. Pero igual íbamos a correr a distintos lugares porque aquí, en Río Colorado, no se hacía nada de esto. Empezamos a viajar a General Acha, Santa Rosa, Bahía Blanca, Torquinst, Tandil, Conesa, Choele, San Antonio Oeste, Patagones y otros sitios. Y de a poquito comenzamos agarrar ritmo y luego a a cosechar triunfos y premios”, contaron.

Luego llegó la pandemia del coronavirus y todo se volvió a paralizar por dos años.

En 2020 se hizo una destreza en la localidad en el predio del Fortín 3 y en 2021 fueron parte de la organización de otro evento en la vecina localidad de La Adela.

En noviembre del año pasado, Griselda Pan, otra fanática de las destrezas criollas, comenzó a armar su predio para implementarlas. “Solemos encontrarnos ahí. A partir de eso se fueron sumando muchas personas de Río Colorado que empezaron a correr, comprar caballos, hacer los trámites sanitarios correspondientes ,y de a poco se van sumando. Es muy lindo ver a tantas personas de todas las edades, entrenando o con ganas de participar de este tipo de eventos”, concluyó Daniela.


«Esto no es solo andar a caballo»



“Ser rienderos es una pasión. No solo es andar a caballo. Todo demanda esfuerzo, tiempo y dinero. Todos los días hay que atender a los caballos, entrenar siempre, no importa el clima ni el estado de salud” explicó Daniela Prates.

Dijo que es “un lindo compromiso” el de participar en el nacional de Jesús María y “un orgullo”, pero también lo describió cojmo una gran posibilidad para que la actividad de las riendas siga creciendo en la región y “que las mujeres sean cada vez más.”

Al profundizar en ese argumento sostuvo que “las mujeres ya demostramos que somos muy capaces para muchas cosas, también para entendernos en profundidad con otro ser vivo, en este caso un caballo”.

Se tiene fe para la competencia en Córdoba. “Intentaré dejar todo para llevar a Río Negro a lo más alto”, señaló Prates.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *