Noti-Rio

Malvinas / Informe Rattenbach / Conclusiones finales acerca del proceso de las negociaciones a partir del 02 de abril de 1982

www.noti-rio.com.ar

Informe Rattenbach

II Parte – Antecedentes del conflicto

Capítulo V – Las negociaciones a partir del día 02 de abril de 1982 (1)

La segunda ronda de negociaciones bajo la gestión del Secretario General

544. Como consecuencia de la Resolución 505, el día 26 de mayo, el Secretario General solicitó a las delegaciones de Argentina y Gran Bretaña, términos aceptables para un cese del fuego, a los efectos de compararlos e intentar un acercamiento.

Esta situación motivó que durante la noche del 26 y la mañana del 27, la delegación argentina analizara nuevas ideas, de acuerdo con lo solicitado por el Dr. Pérez de Cuellar; dichas ideas fueron transmitidas junto con las reflexiones del Equipo Especial de Trabajo a Buenos Aires.

545. El día 27 de mayo quedó abierta la XX Reunión del TIAR, hasta la obtención de la Resolución de fecha 29 de mayo (Anexo V/152). Conjuntamente, Argentina preparaba su intervención en la próxima Reunión de Países No Alineados que se efectuaría en Cuba.

546. Durante la entrevista del 27 de mayo con el Secretario General, la Delegación Argentina entregó las ideas por él solicitadas, las cuales, si bien eran consideradas muy generales, podían servir de base para nuevos acercamientos.

547. Imprevistamente, una reunión concentrada por el Secretario General y el Canciller, que había sido solicitada por el primero, fue dejada sin efecto por el Dr. Pérez de Cuellar, sin que mediara algún tipo de explicación al respecto. Posteriormente, el Secretario General dio las explicaciones por dicha cancelación.

548. El día 28 de mayo, el Embajador concurrió a una reunión con el Secretario General. En la misma el Dr Pérez de Cuellar hizo entrega al Jefe de la delegación argentina del documento que contenía la posición oficial de Gran Bretaña, respecto de la gestión en desarrollo.

En esa misma oportunidad, el Embajador Listre entregó, a su vez, al Secretario General, el papel que contenía los puntos de vista argentinos. (Alternativa 2).

Cabe destacar que el contenido de la posición británica referida al cese del fuego tenía, como aspectos sustanciales, los siguientes:

a. Para el cese del fuego era obligatorio el retiro de las tropas argentinas en plazo fijo.

b. No se aceptaba la simultaneidad del retiro de tropas.

c. Para considerar el retiro de tropas británicas, debían cumplirse 4 objetivos:

1) Reposición.

2) Restauración de la administración británica.

3) Reconstrucción.

4) Consulta a los isleños.

Asimismo, en lo referido a la entrega de la alternativa argentina 2 al Secretario General, dicho documento fijaba la posición oficial argentina que se presentaría ante el Consejo de Seguridad.

549. E1 29 de mayo y en el ámbito americano, los Cancilleres de los países firmantes del TIAR, al finalizar el plenario, aprobaron una resolución la que se agrega como Anexo V/153.

Dicha resolución fue consecuencia del Proyecto Argentino modificado.

550. l30 de mayo se realizó una nueva reunión de la Delegación Argentina con el Secretario General.
Durante el transcurso de la misma, el Embajador Listre ratificó el total rechazo argentino a la posición británica, debido a que la misma carecía de alguna posibilidad de acercamiento. (Anexo V/154).

551. A las 19:00 horas de ese mismo día se reunieron los miembros del COMIL. El Canciller hizo una detallada exposición sobre la marcha de las gestiones diplomáticas, realizadas por representantes argentinos en forma reciente ante diferentes foros internacionales.

Las principales decisiones del organismo correspondiente a esa fecha fueron las referidas a la orden que se daría al Embajador Ros en relación con la posición argentina que debía sostenerse en el Consejo de Seguridad, el viaje del canciller a Cuba, quien sería acompañado por el Secretario General de la Presidencia para participar en la reunión de los No Alineados; aprobando el programa de actividades presentado por Cancillería; y, finalmente, las gestiones tendientes a facilitar cualquier intento de intervención de EE.UU., en las negociaciones.

E1 día 31 de mayo se formalizó otra reunión del Comité Militar.

Como era de estilo, luego de escuchar las exposiciones de los especialistas respecto de los temas de actualidad nacional e internacional, se adoptaron, en este último campo, las siguientes decisiones importantes:

a. Se acordó que el retiro debía ser recíproco, aunque podría ser alternado.

b. Se dispuso que, en lo posible, las instrucciones impartidas al Dr. Ros no debían alterarse.

c. Se estableció la denominación de «archipiélagos» o «las Islas» en vez de «LAS MALVINAS».

553. Mientras tanto, ese mismo día el Dr. Ros había recibido, a través del Secretario General, las condiciones británicas para el cese del fuego, que ratificaban lo oportunamente informado por el Embajador Listre.

554. El día 01 de Junio, analizada por la Junta Militar la marcha de los últimos acontecimientos relacionados con las negociaciones, se establecieron las instrucciones a ser remitidas al Embajador Ros, las que ese mismo día fueron transmitidas por el Canciller, telefónicamente. (Anexo V/156).

555. El mismo día la delegación argentina volvió a reunirse con el Secretario General y éste hizo los últimos comentarios respecto de la posición británica en relación con las últimas ideas que, oportunamente, le había transmitido al gobierno de Gran Bretaña (Anexo V/157).

En el Consejo de Seguridad, mientras tanto, el Jefe de la Misión Española informó a la Delegación Argentina sobre un proyecto de Resolución que intentaría presentar en forma conjunta con Panamá.

556. Al haber finalizado el plazo otorgado por el Consejo de Seguridad a través del contenido de la resolución 505, el Secretario general informó a este organismo, sobre lo logrado durante su gestión (Anexo V/158).

Producido este informe, el Delegado Argentino y otros miembros del Consejo hicieron exposiciones relacionadas con la marcha de las negociaciones. (Anexo V/159)

557. El día 04 de junio España y Panamá hicieron la presentación ante el Consejo de Seguridad, por nota Xxxx de un Proyecto de Resolución revisado, en el que pedían a las partes un inmediato cese del fuego y autorizaban al Secretario General a comprobar el cumplimiento de la Resolución (Anexo V/160).
558. Cabe destacar que ante la circulación del proyecto de resolución que presentarían España y Panamá, los gobiernos de Gran Bretaña y EE.UU., a través de sus delegaciones, intentaron demorar la adopción de una resolución definitiva en forma inmediata.

559. En lo que respecta al gobierno de EE.UU., éste, a través de la Embajadora Kirkpatrick, mantuvo contacto con una de los integrantes del Equipo Especial de Trabajo, el Brigadier Miret, en presencia del Secretario General de las Naciones Unidas, a fin de lograr que el gobierno argentino suspendiese su convocatoria del Consejo de Seguridad por un lapso de 24 horas, tiempo durante el cual EE.UU. se esforzaría en incidir sobre el gobierno de Gran Bretaña para llevarlo a la aceptación del cese del fuego.
Este requerimiento norteamericano fue aceptado por el gobierno argentino.

560. Mientras esto sucedía en el seno de las Naciones Unidas, el Dr. Costa Méndez presentaba el detalle de la posición argentina en la reunión de Los No Alineados, reunión que se llevó a cabo en La Habana.

561. El día O4 de Junio el Proyecto de Resolución Panameño-Español que ya había recibido algunas modificaciones, fue puesto a votación. El resultado fue el siguiente:

9 votos a favor (Japón, Uganda, URSS, Polonia, China, España, Panamá, Irlanda, y Zaire); 2 votos en contra (Gran Bretaña y EE.UU.) y 4 abstenciones (Guyana, Togo, Jordania y Francia).

Consiguientemente, y debido al doble veto anglo-norteamericano el proyecto de resolución no fue aprobado.

Se incluye copia de la posición de Gran Bretaña y un resumen de las opiniones expresadas por los restantes miembros del Consejo de Seguridad como Anexo V/161.

Resulta particularmente interesante el de EE.UU. de cambiar su veto por una abstención, luego de haber emitido su voto.

562. El día 05 de junio, al término de su reunión, el Movimiento de Países No Alineados dio a conocer una declaración en la que, dentro de algunos de sus párrafos, hacia expresa referencia al tema Malvinas (Anexo V/162).

Informe Rattenbach

II Parte – Antecedentes del conflicto

Capítulo V – Las negociaciones a partir del día 02 de abril de 1982 (1)

La última intervención del Secretario General

563. El día 05 de junio, el Secretario General envió un mensaje al Presidente de la Nación a través de la Delegación Argentina (Anexo V/163).

564. El día 06 de junio se reunió el COMIL, momento en el que trató las últimas novedades relacionadas con el desarrollo de la situación a nivel internacional. En la misma se decidió enviar contestación al mensaje recibido de parte del Secretario General (Anexo V/164), en el que se rechazaba su propuesta, fundamentado en que ello significaba aceptar un cese de hostilidades que le permitiría a Gran Bretaña ocupar pacíficamente las Islas.

565. A partir de esta última gestión del Secretario General, los esfuerzos argentinos se centraron en la posibilidad de convocar a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el momento en que se considerara oportuno.

566. El día 11 de junio arribaba a la Ciudad de Buenos Aires, SS el PAPA Juan Pablo II, en una visita de 48 horas. Dicha visita repercutió en el seno de las Naciones Unidas de manera tal, que el Secretario General envió a su delegado personal a Buenos Aires, para alcanzar un mensaje al Santo Padre. Este hecho se trató de mantener en secreto.

567.El día 14 de junio, cuando ya fue de conocimiento público la rendición del Gobernador Militar de las Islas Malvinas, los representantes de los gobiernos de Alemania y Francia mantuvieron reuniones con el Embajador Listre, a los efectos de buscar un fin al conflicto de fondo, a través de negociaciones en las Naciones Unidas.

Informe Rattenbach

II Parte – Antecedentes del conflicto

Capítulo V – Las negociaciones a partir del día 02 de abril de 1982 (1)

El cierre

568. El día 16 de junio luego de la reunión del COMIL, quedó presentada ante el Consejo de Seguridad la posición argentina. El documento que la contenía fue entregado el día 18 de junio.

Los párrafos principales se agregan como Anexo V/165.

Informe Rattenbach

II Parte – Antecedentes del conflicto

Capítulo V – Las negociaciones a partir del día 02 de abril de 1982 (1)

Conclusiones sobre el segundo período de negociaciones en Naciones Unidas

569. Las principales conclusiones que pueden extraerse con respecto a esta segunda gestión de negociaciones orientadas por el Secretario General de las Naciones Unidas, son las siguientes:

a. DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL SECRETARIO GENERAL.

1) Actuó en esta oportunidad con un mandato especialmente otorgado por el Consejo de Seguridad, a través del artículo 2 de la Resolución 505 aprobada el 26-MAY-82.

2) El derecho a veto, como capacidad de Gran Bretaña, mantenía latente la dificultad que, por ese lado, enfrentaba el Secretario General.

3) Su gestión, al igual que en las primeras negociaciones, se orientó fundamentalmente a comunicar las posiciones entre las partes en contacto.

4) Su capacidad de maniobra se vio absolutamente limitada, ya que la postura de Gran Bretaña era inflexible, sustentada en el avance de sus posibilidades militares. A su vez, Argentina no podía ceder, sin que su posición integral se viese totalmente comprometida.

5) La meta de sus esfuerzos se orientó hacia la obtención de un cese del fuego, en condiciones aceptables a las partes.

b. DESDE EL PUNTO DE VISTA BRITÁNICO.

1) Resulta evidente que aceptó esta nueva gestión del Secretario General con ánimo de no perder espacio político al tener que recurrir al veto.

2) Con respecto al objetivo de la gestión del Secretario General cuyo logro era el cese del fuego, Gran Bretaña sostuvo desde el principio, sin variar absolutamente nada durante la gestión, la idea de que para ellos era requisito previo y condición fundamental la retirada de las tropas argentinas de las islas.

3) Su ya evidente supremacía militar y la predicción sobre el resultado final del conflicto la llevaron a mantener una posición absolutamente inflexible.

4) Declaró, en más de una oportunidad, que no estaba dispuesta a otorgar ventajas a Argentina aceptando el cese del fuego, mientras las tropas de ésta estuviesen en las Islas.

c. DESDE EL PUNTO DE VISTA ARGENTINO.

1) Para Argentina, esta etapa de las negociaciones se inició cuando el enemigo ya había desembarcado en las Islas. Por lo tanto, más allá del tiempo que llevara su tarea, era seguro que dicho enemigo lograría reocuparlas.

La posibilidad de negociación era equivalente al esfuerzo que le demandara a Gran Bretaña esta ocupación.

2) El término aceptable a lograr fue el alto el fuego, y cuanto antes. Esto supuso iniciar negociaciones de fondo partiendo de la presencia argentina en las Islas.

3) El espacio de maniobra con que contó Argentina fue sólo suficiente para lograr resoluciones no comprometidas en las Naciones Unidas. Además, en caso contrario, Gran Bretaña podía recurrir al veto, cosa que efectivamente hizo el 04 de junio.

4) Argentina buscó ampliar el espacio político a través de su gestión en otros foros internacionales (TIAR, No Alineados).

Aquí, como lo expresáramos al enunciar las conclusiones de la primera gestión de negociaciones en el foro de las Naciones Unidas (párrafo 527), nuevamente volvió a presentarse una disyuntiva y una obligación, como fue la de elegir una opción entre dos que eran igualmente perniciosas para la Nación. Por un lado, afrontar un esfuerzo militar frente al cual nuestra capacidad se había mostrado insuficiente contra un enemigo con decisión y medios para lograr sus objetivos. Por el otro, la aceptación de un cese del fuego, lo que presuponía una conducta poco honrosa, una posición posterior desfavorable para las negociaciones y un enfrentamiento con la expectativa interna por medio de una acción que seria decepcionante y que, evidentemente, constituiría un serio riesgo para la estabilidad política del país.
Igualmente, así como esta Comisión lo considera en las conclusiones anteriores, no nos parece oportuno señalar las ventajas y desventajas para cada una de las opciones sino, simplemente, destacar que a ellas se llegó por una deficiente preparación previa a la decisión adoptada con respecto a la operación iniciada el 02 de abril.

Informe Rattenbach

II Parte – Antecedentes del conflicto

Capítulo V – Las negociaciones a partir del día 02 de abril de 1982 (1)

Conclusiones finales acerca del proceso de las negociaciones a partir del 02 de abril de 1982

570. Los planes trazados para la ocupación no definieron con claridad el objetivo político, pero los ex Comandantes y el Canciller declararon que siempre se pensó en un objetivo limitado, es decir, «ocupar para negociar». Aceptando como válido este objetivo, de acuerdo con lo desarrollado en el Capítulo IV, el gobierno militar tuvo diferentes oportunidades para alcanzar este propósito.

Estas fueron las siguientes:

a. Resolución 502 del Consejo de Seguridad, cuyo cumplimiento era obligatorio. Su acatamiento nos habría colocado en la mejor posición para el éxito de las negociaciones (Capítulo II).

b. La mediación del General Haig, que culminó con la propuesta del 27 de abril y sobre cuyo contenido se expidió esta Comisión en los párrafos 301 a 401 de este capítulo.

c. La intervención del Presidente del Perú, cuya breve propuesta, en principio, la Junta aceptó y luego rechazo par decisión que no habría contado con la aprobación y el conocimiento del t tal de sus integrantes (párrafos 402 a 426 de este Capitulo).

d. La propuesta británica del 17 de mayo, canalizada a través del señor Pérez de Cuellar, que ofreció la última oportunidad para una salida que no significara la confrontación definitiva y a cuyo contenido esta Comisión se refiere en los párrafos 490 a 495 de este Capítulo.

571. Por los antecedentes recogidos, esta Comisión concluye:

a. Desde que se produce el incidente Georgias (23/31-MAR) hasta la caída de Puerto Xxxxxxxxx Xxxxxx (29-MAY) la Junta nunca estuvo dispuesta a negociar, en la verdadera y cabal acepción de lo que significara fijar condiciones desde una posición alcanzada; que se creía era una posición de fuerza; y que la otra parte debía aceptar.

b. La facilidad de la ocupación sin resistencia y el júbilo popular ante la reivindicación que erróneamente se interpretó como un vuelco masivo de la población en apoyo del gobierno, afectó el discernimiento objetivo de los responsables, que quedaron atrapados por el tono bélico de sus declaraciones y discursos.

c. Los éxitos de las operaciones aéreas, aun a costa de las fuertes pérdidas sufridas y la creencia sostenida de que la defensa terrestre de las Islas era inexpugnable, los llevó al convencimiento de que los británicos no podrían soportar este enorme desgaste (Declaraciones del Doctor Costa Méndez – Informe del General Galtieri al gabinete el 12 de mayo, página 242 Tomo III).

d. Esta idea perduró hasta los días previos al colapso de Puerto Argentino. Se esperaba que la posición podría soportar el asedio británico por 72 horas más, plazo éste en el cual el enemigo se vería obligado a negociar un alto el fuego (Declaraciones del Almirante Anaya y Vicealmirante Suárez del Cerro).

e. Por lo menos al iniciarse las operaciones (días previos al 01 de Mayo), el COMIL, como órgano supremo de la conducción de la guerra, debió instalase en un lugar fijo durante las 24 horas del día, es decir, establecer un cuartel general, donde se debía concentrar la información política y militar, para asegurar su oportuna evaluación y asegurar la rápida y eficaz emisión de las órdenes. Esto no ocurrió. Los comandantes tomaron decisiones unilaterales y hubo días en que ni siquiera se reunieron.

f. Quedaron en evidencia graves fallas en el «proceso de decisión debidas a la naturaleza colegiada del organismo supremo – que físicamente estaba disperso – a la interferencia de asesores cercanos al Presidente y a los compromisos asumidos ante las distintas fuerzas. No se tomaron decisiones oportunas para aprovechar propuestas diplomáticas que hubieran revertido una situación militar que no tenía solución favorable y se tornaba más grave día a día.

Firmas de los militares actuantes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *