Noti-Rio

Femicidios, Crímenes de odio hacia las mujeres

Femicidios, crímenes de odio hacia las mujeres

La incorporación al Código Penal de los delitos en los que media la
violencia de género y los crímenes de odio contra  mujeres, gays,
lesbianas y personas trans obtuvo media sanción en la Cámara de
Diputados de la Nación.  El dictamen que  prácticamente se aprobó por
unanimidad, modifica al artículo 80 del Código Penal que llevan las
penas a prisión o reclusión perpetua a  quienes cometan los
denominados “femicidios”, y asesinatos cometidos por “homo o
lesbofobia”..

Miércoles 18 de abril, fue aprobado por unanimidad el proyecto
que pena el asesinato de odio hacia mujeres. El Presidente de la
Comisión de Legislación Penal Oscar Albrieu celebró la incorporación
de cambios al Código Penal y en su discurso expresó que “Esta
violencia que persigue a diario y dolorosamente a las mujeres
encuentra su forma más grave e irreparable en el femicidio, que es la
muerte de una mujer precisamente por su condición de tal” (…) “

El dictamen con las reformas al Código Penal fue acordado en las
comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y
Adolescencia, encabezadas por los diputados oficialistas Oscar Albrieu
y Silvia Risko  y en la última sesión  cosechó 206 votos a favor y una
abstención.

“El femicidio debe diferenciarse claramente de los homicidios en los
que son víctimas las mujeres. El femicidio implica la muerte de la
mujer por su condición de tal, mientras que en los homicidios el
género de la víctima resulta indiferente”, inició el debate el
Presidente de la Comisión de Legislación Penal, Oscar Albrieu.
Albrieu, diputado del Frente para la Victoria, justificó la necesidad
de  introducir modificaciones  en Código Penal en vista a  las
alarmantes cifras de mujeres y niñas muertas en la actualidad  y a los
avances teóricos y normativos que se han registrado internacionalmente
para intentar frenar estos hechos aberrantes.
Si bien el concepto “femicidio” no aparece en el dictamen, Albrieu
explicó que  se optó por una denominación más abarcativa , en lugar de
tipificar la figura penal  de modo autónomo.  “En el inciso 4°
agregamos al actual texto: “Cuando se produce por odio de género o la
orientación sexual, identidad de género o su expresión”. Eso responde
claramente a los casos en que los homicidios se producen por razones
de género o de identidad sexual.  En el inciso 11 tratamos
prácticamente el femicidio. Agravamos el homicidio cuando la víctima
es una mujer, el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare
violencia de género.
“Los estudios han distinguido claramente tres tipos de femicidio: el
femicidio íntimo, es decir, aquel asesinato cometido por varones con
quien la víctima tiene o tenía una relación íntima o familiar cercana;
el femicidio no íntimo o público, que es aquel asesinato cometido por
un varón con quien la víctima no tenía relaciones íntimas o
familiares, y el femicidio por conexión o vinculado, que es cuando el
femicida mata a personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer
con el objeto de castigarla o destruirla psíquicamente, por
considerarla de su propiedad”, explicó el legislador .
Otro punto sustancial del proyecto es que  no contempla si la mujer
estaba formalmente casada con el victimario:  Así, establece que pena
con perpetua “al que matare a su ascendiente, descendiente, cónyuge, o
a la persona con quien mantenga, haya mantenido, o haya
infructuosamente pretendido iniciar una relación de pareja”.
En el inciso 12, tratamos el femicidio vinculado, continuó Albrieu,
que es cuando el homicidio se produce con el propósito de causar
sufrimiento a una persona con la que se mantiene o se ha mantenido una
relación en los términos del inciso1°”, que se convertirá en
agravante. “Agregamos un párrafo más al artículo 80, excluyendo de la
aplicación de la atenuación por circunstancias extraordinarias a quien
anteriormente hubiere realizado actos de violencia contra la mujer
víctima”, tal es el caso de hombres que matan a mujeres y que
justifican su delito por motivos de “celos”o “infidelidad”
Albrieu,  Diputado Nacional por Río Negro, también  expresó  en el
recinto  que   si bien el femicidio aparece como la forma más extrema
de odio hacia las mujeres,  el proyecto contempló un criterio amplio,
alcanzando a aquellos actos de violencia que de una forma u otra
lesionan la integridad física de la mujer. “Por eso es bueno aclarar
que esta modificación que hacemos en los agravantes del homicidio son
aplicables, por la remisión al artículo 92 del Código Penal, a los
casos de lesiones.”
Por otra parte,  legisladores oficialistas y de la oposición
reclamaron fondos para implementar el Plan Nacional integral para la
erradicación de la violencia de género, aprobado en 2009, al tiempo
que se ponderó esencial sensibilizar sobre este problemática, como
acción preventiva que el Estado no debe soslayar. Al respecto, el
rionegrino señaló: “las reformas penales no solucionan de por sí los
problemas. Habrá que seguir trabajando. La reforma que proponemos será
un instrumento más en lo que tiene que ver con la política criminal
que debe ejercitar el Estado para proteger a la mujer de todo tipo de
delito.”
El jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, consiguió a las 21
horas, y tras dos horas de debate, que se votara el proyecto en
general y en particular de una sola vez
(PRENSA DIPUTADO NACIONAL OSCAR ALBRIEU)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *