Noti-Rio

Caliente sesión legislativa; “populista” y “demagógica”

Ana Piccinini atacó fuertemente a Bautista Mendioroz, que abandonó intempestivamente el recinto después de acusar a Carlos Peralta, de no permitirle contestar las críticas que le dirigía la legisladora del Frente para la Victoria. Le endilgó que la ley sancionada por la Legislatura durante el pasado período para frenar remates de chacras era una norma “populista” y “demagógica”. “Esto es ciencia ficción”, gritó el parlamentario opositor. También fue duramente atacada Magdalena Odarda.

La sesión ya casi terminaba, se comenzaba a tratar el aval a la firma del convenio de la provincia con el Banco Nación por deudas de productores, cuando el clima se comenzó a caldear y el presidente del bloque de legisladores de la Alianza/Concertación, Bautista Mendioroz, se retiró intempestivamente del recinto después de que el vicegobernador, Carlos Peralta, no le permitiera contestar la catarata de críticas y ataques que recibía de parte de Ana Piccinini, parlamentaria del Frente para la Victoria.

En la sesión legislativa de hoy se trataron varios proyectos (lo que se informa por separado) vinculados directa o indirectamente a la actividad frutícola, y las críticas de Mendioroz, comenzaron a incomodar a los miembros de la bancada oficialista. Todo explotó cuando llegó el turno del convenio con el Banco Nación por los productores endeudados, donde también fue objeto de duras críticas por parte de Piccinini la legisladora del bloque Progresista/ARI, Magdalena Odarda.

El debate lo abrió el legislador de la Alianza/Concertación, Alfredo Pega, que mientras hablaba por primera vez en la cámara desde que sumió era objeto de risas y burlas de parte de algunos miembros del oficialismo. Adelantó el voto de apoyo del principal bloque de la oposición y destacó que el acuerdo con la entidad crediticia representaba “una importante decisión política” por parte del gobierno provincial.

Seguidamente tomó la palabra Odarda, que despedazó la actuación que consideró tuvo el Banco Nación en los últimos años, aunque dijo que le daría un “apoyo crítico”. Criticó el caso de un “productor de Allen” al que se lo intimaba desde el juzgado federal de General Roca, a desocupar su chacra, bajo la posibilidad de que lo sacara la fuerza pública si no lo hacía. Nombró los nombres y apellidos de productores que no aparecían en el listado. “Basta de maltrato”, gritó al concluir su discurso.

La voz defensora del proyecto por parte del oficialismo, fue el legislador Luis Esquivel, que lo fundamentó de una manera racional y criticó las “políticas voluntaristas” de las pasadas gestiones con respecto a la actividad frutícola. Hasta ahí, todo transcurría normalmente.

Al instante tomó la palabra Ana Piccinini, quien dijo que hacía responsable “a Odarda” por el “daño moral” que podría causar al “nombrar con nombre y apellido”, a algunos de los productores que integran el listado del convenio. Inmediatamente afirmó que “no hay ninguna ley de la provincia que pueda suspender un remate”, atacando una iniciativa de odarda, que recibió amplio apoyo de parte de Mendioroz durante su último paso por la presidencia de la Legislatura.

“Es una reclamativa, demagógica, populista”, disparó Piccinini, y a los gritos pedía “aceptar el orden jurídico como está”. Señaló que “no está bien engañar a la gente” y acusó a Odarda de ir a “llorar” con productores a los remates. Después tuvo la palabra Arabela Carreras, del Frente para al Victoria, que continuó los ataques contra Odarda y la acusó de contribuir “a la victimización de los productores”. Después siguieron Alejandro Betelú, Alianza/Concertación, y Ricardo Ledo, Unidos por Río Negro, ya bajo un clima que se cortaba con un cuchillo de madera.

A continuación tomó la palabra Mendioroz, que describió a lo que estaba sucediendo como un “clima de ciencia ficción”, y con ironía le recordó a Piccinini que “hoy se votó por unanimidad una ley para impedir remates”. “Se votaron algunas perlitas, y fuimos al STJ”, recordó en relación a la ley de Disponibilidad. Después siguió criticando aspectos del convenio con el Banco nación y afirmó que se “podía apoyar críticamente”.

El cierre del debate lo debería haber realizado el presidente del bloque oficialista, Pedro Pesatti, pero este le cedió la palabra a Piccinini, ante las dudas iniciales de Peralta.

“Que Mendioroz deje de intentar dirigir la sesión, no es más el presidente de la Legislatura, el presidente es Carlos Peralta”, afirmó a los gritos Piccinini. Mendioroz, parado le pedía la palabra a Peralta, quien no sabía muy bien que hacer para salir del brete, pero antes lo gritos de “no”, que provenían del bloque oficialista optó por no hacerlo. Entonces, el presidente del bloque de la Alianza/Concertación, empezó a manifestar “nos vamos”, mientras Adrián Casadei lo intentaba frenar. Se fue y el resto de la bancada permaneció.

Adentro del recinto, Piccinini recordó la gestión de Miguel Saiz en la cuestión frutícola cuando “era legisladora del oficialismo” por aquellos años, y lo acusó de trabajar para las “corporaciones”. Además lanzó una denuncia contra el ex-ministro de Hacienda, Pablo F. Verani, que afirmó tiene “miles de hectáreas con la última tecnología”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *