Noti-Rio

Seguridad: proyecto para identificar a compradores de chips telefónicos

El senador nacional Pablo Verani presentó un proyecto de ley para que las empresas vinculadas a la comercialización de telefonía móvil registren en detalle los datos de las personas que adquieran equipos o tarjetas SIM.

La iniciativa apunta a modificar el artículo 2 de la ley 25.981, que regula el servicio de telefonía y comunicaciones móviles. Allí se propone que “las empresas que comercialicen equipos móviles, terminales móviles o, tarjetas SIM o el dispositivo que en el futuro las reemplace, deberán registrar y sistematizar los datos personales, filiatorios, domiciliarios, que permitan una clara identificación de los adquirentes”.

El texto señala que “en caso que los adquirentes sean personas distintas del usuario, o personas jurídicas, u organismos del Estado, se deberá indicar la identificación del usuario final en los términos precedentemente indicados. Estas previsiones se cumplirán aun en aquellos casos en que los equipos se habiliten sólo para su uso con créditos provenientes de tarjetas para telefonía celular”.

Destacó Verani en el proyecto que se apunta a generar mayor seguridad sobre el uso de este tipo de comunicación telefónica, habida cuenta de “reiterados reclamos de la ciudadanía por la creciente inseguridad y para ponerle freno a distintas situaciones violentas que consumaban graves delitos”.

Remarcó que “las fuerzas de seguridad detectaron que, en delitos como los secuestros extorsivos, los secuestros virtuales y los robos violentos en casas de familia con toma de rehenes, siempre participaba un teléfono celular debido a que es una herramienta muy simple de conseguir, de utilizar y principalmente de descartar”.

De allí la importancia de proponer que las empresas expendedoras de los comúnmente llamados “chips” telefónicos deban registrar fehacientemente la identidad de los clientes que adquieran esos productos, al igual que los equipos de comunicación celular.

Resaltó el senador rionegrino que el vacío legal “deja abierta la puerta para que la realidad deje obsoleta una norma que fue caracterizada por diferentes sectores como “una muy buena ley”, pues el plus que la norma había agregado al tema seguridad por permitir identificar al usuario del teléfono móvil y así triangular información en caso de delitos graves, pierde sentido por la cantidad de tarjetas SIM que se comercializan sin ningún tipo de control y que se utilizan en equipos móviles liberados y/o en desuso que no están registrados en las compañías de telefonía celular”.

Terminó indicando que se busca que ante este vacío “tanto la ciudadanía como las fuerzas de seguridad se queden con las manos vacías”.

Bloque senadores UCR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *