Noti-Rio

Sin medidas a corto plazo para la fruticultura

La niebla y el frío ganaban la noche porteña, como si fuera un calco del clima que reina entre los productores del Alto Valle; mientras, dentro del Ministerio de Economía continuaba una extensísima reunión, aunque sin acordar medidas de corto plazo.

Si bien se analizaban cuestiones como evolución de costos, y futuros proyectos legislativos, un oído de los funcionarios rionegrinos seguía la evolución de los planes de acción que desarrollaban los chacareros en la provincia de Río Negro.

Como anfitriones del encuentro, en el Palacio de Economía participaron el subsecretario de Competitividad Augusto Costa (allegado a «La Cámpora») y la secretaria de Agricultura de la Nación, Carla Campos Bilbao; mientras por la provincia asistieron el ministro de la Producción, Juan Manuel Pichetto, el Secretario de Fruticultura provincial Oscar Rolo, y el diputado nacional del Frente para la Victoria, Jorge Cejas.

Según se informó, se trabajó en lo que se denomina el «Observatorio Frutícola», especialmente en el análisis de costos para lo cual se estudian medidas paliativas. Adelantó Cejas que el 26 del presente mes se abordará en cuatro comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación el anteproyecto propuesto por la Federación de Productores que apunta a darle transparencia al sector de peras y manzanas «dándole la posibilidad al productor para que al término de la cosecha reciba por su materia prima el precio que corresponde».

Dentro del Ministerio reinaba cierto optimismo, ya que -de acuerdo a fuentes consultadas- existe confianza en que con Brasil están hechas todas las gestiones necesarias para alcanzar un acuerdo y así reanudar las exportaciones a ese mercado.

Deslizaron que va a haber medidas que oportunamente serán anunciadas por el gobierno provincial, aunque nadie sugirió de que se trata.

En el Ministerio de Economía de la Nación ni tenían agendado el encuentro. El trato con la prensa fue humillante. No sólo se le impidió al periodismo (a este cronista y a un colega) ingresar para informar sobre la reunión, sino que se hizo esperar en un reducido espacio tras un vallado mientras la temperatura descendía y el viento se hacía insoportable.»Este Ministerio no convocó, por lo tanto no pasa nadie», respondió alguien de nombre Maximiliano, encargado de «monitoreo de medios», quien dijo actuar bajo las órdenes de «la jefa». «Que el ministro de la provincia que vino aquí (por Pichetto) se haga cargo», se envalentonó el funcionario. Tampoco permitió el acceso de un fotógrafo.

Un asesor de economía, se sinceró: «La orden del gobierno es no cambiar la política de cierre de importaciones, si se trata de un sector como el automotriz se podrían tomar otros recaudos pero no se va a cambiar la estrategia por la fruta (sic)».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *