Noti-Rio

Educación niega que Sánchez sea funcionario

Desde Educación aclararon que la actual gestión «dejó sin efecto el área de Educación No Formal» y, consecuentemente, que no hay ningún «directivo en ese cargo». Así, la cartera que conduce Marcelo Mango negó el nombramiento de Guillermo Sánchez, aclarando que, en todo caso, esa designación pudo corresponder a la gestión anterior. La respuesta llegó a raíz de que, días atrás, en la inauguración del centro de capacitación laboral de Río Colorado, se conoció que Sánchez -quien está procesado por estafa- era el flamante director del Centro de Capacitación de Educación No Formal.

Al respecto Mango manifestó a «Río Negro» que no existe tal cargo ni existió ninguna designación, porque el área fue disuelta cuando llegó al ministerio. Luego, en un comunicado, Educación explicó que a partir del «10 de diciembre, con el inicio de una nueva gestión, se dejó sin efecto el área de Educación No Formal. En su lugar, y con una política más inclusiva y amplia, se creó la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos». Agregó que «en este sentido, a la fecha no existen directores de Educación No Formal y tampoco resolución alguna de parte del Consejo Provincial de Educación que designe a algún directivo en dicho cargo».

Por su parte, la jueza penal de Choele Choel, Marisa Bosco, envió ayer al Consejo de Educación un escrito en el que informa el procesamiento de Sánchez y confirma que se encuentra en estado de rebeldía, dado que había fijado domicilio en Luis Beltrán pero no se lo encontró allí, sino que se pudo descubrir que está viviendo en Carmen de Patagones. El fiscal de la causa incluso pidió a la policía la averiguación de su paradero.

Desde la Justicia mencionaron que se debería aplicar la ley de ética pública y Sánchez debería dejar su cargo, «pero no sólo eso, sino que quien lo designó en el lugar también tendría responsabilidad».

Sánchez se encuentra procesado por presunta estafa en una causa radicada en el Juzgado Penal N° 30 de Choele Choel. Los hechos investigados se remontan a fines de 2006, cuando encabezaba la Asociación Rionegrina de Ajedrez y organizó un bingo en Choele Choel y Beltrán. El primer premio era un auto usado, que tras el juego no fue entregado. La ganadora del premio denunció que Sánchez, como presidente de la entidad organizadora, habría incurrido en fraude. Él admitió entonces que al vehículo le faltaba una pieza, pero luego una pericia reveló que estaba prácticamente desmantelado. También se detectó que el deteriorado Fiat Regatta tenía pedido de secuestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *