Noti-Rio

Proyecto Ley para cubrir las medidas antropométricas de la mujer adolescente

Las empresas industriales radicadas en Río Negro que fabriquen indumentaria femenina, deberían confeccionar las prendas en todos los talles necesarios para cubrir las medidas antropométricas de la mujer adolescente. Así lo establece un proyecto de ley presentado por la legisladora Magdalena Odarda (CC-ARI), quien además propone que los comercios que vendan ropa de mujer deberán tener en existencia todos los talles correspondientes a las medidas antropométricas de la mujer adolescente.
La marcación de las prendas deberá realizarse conforme a las medidas aprobadas mediante las normas IRAM.
Los fabricantes o comerciantes que incumplieran lo dispuesto por la presente, serán sancionados con multas y clausuras, según establezca la reglamentación.
La parlamentaria plantea que la falta de todos los talles de la indumentaria femenina o masculina es una práctica discriminatoria, según el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).
Fundamenta que en general, son las mujeres las más afectadas, pues los comercios excluyen de su oferta, arbitrariamente, aquellas medidas que no acuerdan con el parámetro de supuesta “normalidad” estética. También, dicho sea de paso, los talles no cumplen con las medidas estándar establecidas, siendo éstos más pequeños de lo que deben ser.
“El delegado provincial del INADI en Río Negro, ha sugerido, en virtud de las denuncias recibidas, legislar en materia de Talles, pues parte de la población encuentra dificultades para poder vestirse, pues no hay ropas de todos los tamaños en los comercios. Por ello, debe haber una ley que determine la prioridad de incluir a toda la sociedad, respetando la diversidad”, considera Odarda.
Según la legisladora, “la ley es necesaria para regular la disponibilidad de ropa en todos los talles, y de este modo también aportar a la lucha contra la bulimia y anorexia que afecta a muchas adolescentes. Es importante que la salud sea protegida y también tenida en cuenta la normativa para la defensa del consumidor, protegiendo además de la salud e integridad física y psicológica, la libertad de elección, el trato digno, igualitario, equitativo y con información adecuada y veraz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *