Noti-Rio

Se vienen los cambios en el gobierno provincial

Pasó una de las semanas más complicadas que en el aspecto político tuvo el gobierno rionegrino, con la renuncia del ministro de Producción, Juan Manuel Pichetto, que no solo significó la partido de un funcionario sino que acrecentar la división entre los dos sectores que tiene el Frente. Una catarata de declaraciones del sector más crítico del justicialismo a la gestión del gobernador Alberto Weretilnek se fue dando a lo largo de la semana, además de un fuerte respaldo al ministro renunciante.
Como respuesta, la estrategia y la orden del gobernador fue no responder nada, silencio, sólo el mismo mandatario en los contactos obligados con la prensa en los actos de gobierno habló y trató de minimizar la situación, se refirió siempre a la gestión, mientras que en lo político sólo dio algunas señales. Y el resto de los que respaldan al gobernador, tuvieron silencio absoluto, para reservar la estrategia a llevar a cabo.
Desde el sector de legisladores que se identifica con el pichettismo pronostican que no hay posibilidad de retorno, que el bloque oficialista casi con seguridad tendrá una ruptura, aunque algunos consideran que deben contar con un número mayor de legisladores.
En cuanto a los intendentes la iniciativa que habían tomado algunos de reunirse para iniciar una mediación entre los sectores no tuvo el quórum esperado, pasó la semana sin poder concretarse, y ni siquiera tiene fecha para esta semana entrante.

Llamado al Consejo del PJ

Pero el senador Miguel Ángel Pichetto avanza, y tiene pensado convocar al Consejo Provincial del Partido Justicialista para el viernes en la capital provincial. Esto obligará a algunos indecisos a definirse.
Precisamente en ese ámbito, la primera señal de distanciamiento fue hace aproximadamente un mes. Después de la reunión del Concejo Partidario celebrado en aquella oportunidad en General Roca se hizo evidente las diferencias entre el senador nacional Miguel Pichetto y el gobernador Alberto Weretilneck.
Allí se perdió todo contacto entre ambos. La brecha se amplio hasta la renuncia del ministro de Producción, Juan Manuel Pichetto, que era el único ministro nombrado por Alberto Weretilneck desde el inicio de su mandato-.
Que pasó en el medio. El gobernador comenzó de a poco a hacer política –zona desfavorable, contacto con los clubes, recibió a ATE y a todos les fue dando respuesta- y eso en el seno del justicialismo no gustó nada. Alberto Weretilneck minimiza todo y deja correr los días, que todo fluya naturalmente.
Se sabe que el mandatario no sólo piensa en el nombramiento del ministro de Producción, sino en el anuncio del nuevo funcionario que ocupará el cargo que hasta hoy está vacante, estaría modificando parte de su gabinete. Al menos dos y algunos se animan a decir hasta tres nombres dejarían el gabinete Esto llevará algunos días más. Pero ocurrirá muy pronto.

Salarios, sin problemas

Weretilnek, confía en que podrá abonar los salarios sin mayores problemas y principalmente sin recurrir a Nación, lo que consideran como toda una señal, principalmente al gobierno nacional.
Por otra parte el gobernador dio a entender que no ha recibido ningún llamado de autoridades nacionales por las diferencias surgidas con el senador. “A mi no me llamó nadie” dice el mandatario cuando se le consulta si recibió algún tipo de presiones para que la brecha se achique entre lo sectores.
Muy cercanas están las elecciones a senador. Y no es un tema menor ni para el gobierno nacional ni para el provincial, que tendrá su primer ‘test’ de la gestión que lleva adelante. Es sabido como es la estrategia del gobierno nacional al respecto: pretende sumar senadores, más allá de las disputas provinciales, donde no participa mucho. Tal vez sea una jugada más –ya utilizada por los radicales- para que el PJ y el gobierno vayan por caminos diferentes en las elecciones nacionales, con el solo objetivo de sumar senadores a la causa K.
Y hablando de ‘test’, en la semana el gobierno provincial saldrá a realizar distintas mediciones y tal vez la semana entrante comience a saberse los nombre que llegarán de la mano del gobernador y que puede ser una clara señal de lo que vendrá de acá en más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *