Noti-Rio

Macri vs Macri: El fantasma de los negociados de Franco que molesta al Presidente

El padre no podrá declarar por su salud. Al Presidente la citación judicial le genera malestar pero no ve una mano política detrás. Los negocios de Franco con el kirchnerismo son el tabú del Gobierno. El silencio de Carrió, el informe de la OA y las deudas chinas.

En la intimidad Mauricio Macri expresó su malestar cuando se enteró del llamado a declaración indagatoria que ordenó el juez Claudio Bonadío, como una derivación de la causa de los cuadernos de la corrupción, contra su padre Franco y su hermano Gianfranco, aunque no leyó ninguna intencionalidad política en la causa. Sin embargo, más de un funcionario ha expresado en estas últimas horas su prudencia por la conducta del magistrado, al que consideran “un viejo zorro” que sigue una “instrucción desordenada” del expediente que puso en vilo al kirchnerismo.

El martes Bonadio citó a indagatoria a Franco y a Gianfranco Macri para avanzar en la investigación surgida por los dichos del arrepentido ex titular del Occovi (Órgano de Control de las Concesiones Viales), Claudio Uberti que había asegurado que empresarios viales también habían pagado coimas durante el kirchnerismo.

Los familiares del presidente figuraban como accionistas de Sideco, una de las controlantes de Autopistas del Sol (la Panamericana), de la cual se desprendieron en 2017 (7% del paquete accionario en ese momento).

Apenas enterado de la novedad judicial, Mauricio Macri expresó su malestar ante sus allegados. Así un estrecho colaborador del jefe de Estado aseguró que, pese a todo, no percibe que la determinación del magistrado tenga motivaciones políticas. “Los llama porque los mencionados por Uberti son 3 concesionarios entonces quiere averiguar si el resto -entre los que está Autopistas del Sol- no habría incurrido en la misma práctica. Igual los Macri tenían una pequeña participación en la empresa y no eran accionistas desde 2001. La que tendría que estar preocupada es Cristina que sí fue mencionada por 3 testigos, disparó ante la consulta de este medio.

En las últimas semanas Elisa Carrió volvió a tensar la cuerda con el Ejecutivo por el protocolo dispuesto por Patricia Bullrich para las fuerzas de seguridad y por el proyecto de ley de financiamiento político. La transparencia, otro bastión de su carrera política, también es otra de sus preocupaciones.

Sin embargo, uno de sus discípulos como Fernando Sánchez, que ocupa un despacho en Casa Rosada como secretario de Fortalecimiento Institucional, dijo a #BORDER que “negativamente no impacta que la justicia haga su trabajo” en relación a la imputación de los familiares del Presidente y sostuvo que tampoco haría mella en la imagen pública de Macri “que está haciendo todo lo posible para reconstruir la transparencia en el otorgamiento de las obras públicas”. Y remarcó que en la última comunicación telefónica que mantuvo con Carrió, el viernes pasado, no habló sobre las políticas de transparencia. “Sí sobre cómo observa al gestión de Gobierno y otros temas”, apuntó Sánchez.

Según se pudo saber, la Oficina Anticorrupción (OA) está finalizando un relevamiento que le solicitó Bonadío para constatar los millones que ganaron las empresas mencionadas en la causa de los cuadernos desde el 2003 al 2015. Es un trabajo en el que cruza todos los contratos de las empresas involucradas por Centeno y los pagos realizados por el Estado en aquella época. El primer tramo del trabajo, adelantado por La Nación, informó que las firmas ganaron $100 mil millones y 4.300 millones de dólares. Por ahora no hay ningún dato que involucre a Autopistas del Sol en ese muestreo.

Uno de los temas tabúes en el oficialismo es el rol de Franco Macri durante el kirchnerismo

Desde una conferencia de prensa ofrecida este martes en Casa Rosada, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue consultado sobre el asunto y opinó que somos todos iguales frente a la ley. Cualquiera de los que estamos en el gobierno, cualquier empresario más lejano o más cercano a nosotros (está a disposición)… esto muestra la independencia de la Justicia”, al tiempo que aseguró que “la justicia investiga con total libertad. En esos procesos pregunta, analiza y toma decisiones: siempre las vamos a respetar.

En tanto, una calificada fuente oficial consultada consideró que “Bonadío, que es un viejo zorro, está pescando en varios tramos del expediente. Este puede ser un caso que termine en un sobreseimiento o en un procesamiento que después dé vuelta la Cámara Federal en la apelación”, abundó. Y pese que el magistrado estaría siguiendo los mismos pasos procesales adoptados ante los dichos de otros arrepentidos, la fuente consideró que “está difícil esa causa porque la instrucción del juez está un poco desordenada”.

Sobre la imputación a los familiares de Macri, remarcó que “si no hay otras evidencias llamar a una indagatoria sólo por lo que dice un arrepentido es, cuanto menos, flojo. En este y en otros casos.

Lo cierto es que Franco, de 87 años y con cuidados paliativos en su hogar por un accidente doméstico, no estaría en condiciones de declarar por lo que sus abogados presentarían un escrito por estar física y psicológicamente impedido. Gianfranco, en tanto, regresa esta semana de un viaje al exterior y pediría una prórroga a la justicia.

Señalan al ejecutivo Shin Qheron, el mayor productor privado de aceite de soja chino, al cual Franco Macri  le terminó debiendo “8 millones de dólares”

Cuando ocurrió el affaire de los “Panamá Papers” y el caso de la deuda del Correo SA -por entonces del grupo Macri- con el Estado, en Casa Rosada trataban de separar los negocios de pater familias con los de su hijo. Incluso remarcaban que la participación del jefe de Estado en las off shore eran “meras menciones administrativas” originadas por un pedido familiar de los años ´80.

Con todo, uno de los temas tabúes en el oficialismo es el rol de Franco Macri durante el kirchnerismo como “Consejero Senior de la República China para Inversiones en Latinoamérica”. En esa época de buen trato con Néstor Kirchner, el creador de SOCMA solía destratar a su hijo que en ese entonces gobernaba la Capital y era un adversario político del santacruceño.

En su papel de lobbysta de las inversiones chinas, solía intermediar con los funcionarios de ambos países e intentó reactivar, sin éxito, el Belgrano Cargas con capitales orientales. Sí tuvo un rol fundamental en la llegada de la planta de autos Chery, instalada en Uruguay, que luego se comercializaría en el país.

Empero, fuentes conocedoras de la actividad de Franco en esa época aseguraban que no todos quedaron conformes con su prestación. Y señalan al ejecutivo Shin Qheron, el mayor productor privado de aceite de soja chino, al cual le terminó debiendo “8 millones de dólares” por la exportación de soja. Son algunas de las versiones que circulan entre los hombres de negocios que intentaron anudar relaciones con el gigante asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *