Noti-Rio

Juez Brussino define la imputación de Iud y Ojeda

El juez Juan Brussino postergó hasta este martes su resolución del nuevo pedido de cargos por corrupción de menores, realizado por la fiscal Paula Frandsen contra el legislador Javier Iud y el intendente de San Antonio, Luis Ojeda.

En el día de ayer, Frandsen insistió con sus acusaciones, que los defensores y los imputados rechazaron por “imprecisiones” mientras, también, pidieron la incompetencia de la Justicia provincial por la existencia en la investigación de “entrega de drogas”.

En este contexto y según destaca el matutino “Río Negro”, Brussino, postergó su resolución para este martes, a las 16.30.

Las acusaciones de Frandsen se centraron que los funcionarios mantuvieron “relaciones sexuales” con una adolescente, de 15 años, a “cambio de dinero y drogas”. La fiscal -acompañada por la adjunta Yanina Pasarelli- indicó que el hecho se registró “durante el 2017” en el departamento trasero de un Pool, ubicado en las intersecciones de las rutas 5 y 251. En el caso de Ojeda se ubicó al suceso en un departamento de la calle Irigoyen de San Antonio.

Según la Fiscalía, los actos “perpetrados encuadran en el delito de corrupción de menores y fueron tendientes a corromper el normal comportamiento sexual de la víctima”.
Enumeró como pruebas a la presentación inicial de la Secretaria de la Niñez, “el relato de la menor, efectuado en la Cámara Gesell, el informe de  los investigadores y el resultado de las ruedas de reconocimiento”. Destacó que la víctima “no reconoció a los imputados” por su “alto grado de angustia” y “admitió haber sido amenazada”.

A su turno, los defensores Guillermo Canfín y Néstor Torres plantearon la incompetencia del juez Brussino, aludiendo que la causa comprende entrega de drogas entonces corresponde la esfera federal. “Este delito es más grave que la corrupción de menores”, insistieron.
Luego, Iud entendió que las fiscales se procuran “encontrar culpables pero no hay ningún esfuerzo en conocer la verdad”. 

Iud y Ojeda cuestionaron las pruebas. El primero se concentró en las “contradiciones” de la testigo, repasando sus dichos en la Cámara Gesell y, luego, en ocasión del reconocimiento del lugar. Enfatizó que se confundió con cuatro lugares hasta llegar a garantizar la habitación donde se habría registrado el hecho.
El intendente recalcó que el complejo de departamentos de San Antonio donde se señaló de la existencia de su contacto con la menor estaba en construcciones en el 2017. “No se ocuparon de investigar”, insistió Ojeda.

En su respuesta, la fiscal entendió que la causa corresponde a la esfera provincial porque se trata de un delito de corrupción de menores y dijo haber informado a la Justicia federal de los relatos en la Cámara Gesell referidos a estupefacientes.
En relación a las pruebas, Fradsen afirmó que los departamentos fueron visitados y, por lo menos, tres de ellos estaban habitados en el 2017, procurando así desestimar la referencia de Ojeda que los mismos estaban en construcción. Así, la fiscal enfatizó que la defensa fue tomando -parcialmente- “pruebas para mostrar contradicciones y fueron selecciones para mostrar incongruencia, que no existen”. Insistió que “la precisión temporal no es necesaria en este tipo de casos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *