Noti-Rio

Río Colorado pidió justicia junto a Carolina y Pablo

(NOTI-RIO) Bajo las consignas de «Justicia por todas las Carolinas de Río Colorado» y “Exigimos justicia ya” unas 1.500 personas marcharon por las calles céntricas de la localidad, acompañando a los hermanos Carolina y Pablo Leguizamón  quienes vienen reclamando celeridad de pasos procesales en las investigaciones que se llevan adelante contra su padre Héctor Leguizamón imputado de abuso sexual de una de sus nietas.

La movilización conmovida  cuando la mujer se armó de valor y dio a conocer públicamente el calvario que vivió de violaciones  ella y otra hermana, por su propio progenitor cuando eran menores de edad y tras hacer la denuncia ante la justicia le manifestaron que su caso había prescripto por el tiempo transcurrido.

Durante las diez cuadras que duró la marcha, se pudieron ver mujeres invadidas por la tristeza y el dolor, quienes llorando, portaban pancartas que rezaban “Condena y cárceles a los abusadores”, “Basta de impunidad”, Con nuestros chicos no”,  “justicia para Caro” “No a la impunidad, depravados y violadores, justicia=preso”.

Entre los asistentes se encontraban el gabinete completo del intendente Carlos Pilotti y el Concejo deliberante en pleno, la legisladora Irma Banegas, gremios y el comercio céntrico cerró sus puertas en señal de apoyo.

Mientras que llegaron hasta la localidad la legisladora Tania Lastra y Raúl Grün, Secretario Administrativo de la Defensoría del Pueblo de Río Negro para interiorizarse del caso, a su vez el propio gobernador provincial Alberto Weretinek puso a disposición un abogado a favor de los hermanos Leguizamòn.

“Desde hoy la justicia tendrá que escuchar a este pueblo,  gracias al apoyo del pueblo porque esto nos hace seguir levantando los brazos, por Caro, y mi hija Maite, porque parece que la justicia esta hecha para los delincuentes” dijo Pablo, mientras se quebraba en llantos.

La columna humana realizó una primer parada para entregar un  primer petitorio con unas 2.000 firma que fue leído a los presentes en la puerta de la sucursal local del Banco de la Nación Argentina, donde aún hoy continua trabajando como empleado en atención al público. El documento que fue recibido por Oscar Soria decía “Basta de complicidad, o no hay un indicador suficientemente grave como para que el abusador quede relegado de su cargo hasta que la justicia se expida?. Los niños abusados no olvidan y acarrean durante toda su vida las consecuencias emocionales y psicológicas que se les produjeron, entonces como sociedad tenemos la obligación de protegerlos y condenar todo tipo de violencia contra ellos y la denuncia es la que habilita al Estado a intervenir, pero cuánto tiempo más deberemos esperar a que alguien intervenga”.

Luego de retirarse los manifestantes colgaron los distintos carteles de reclamos  alrededor de las paredes de la entidad bancaria como una forma de escrache.

La otra parada fue en la casa de Justicia, donde la jueza de paz subrogante, Daniela Alberdi recibió otro escrito para que sea elevado al STJ, quien mostró su adhesión al pedido y comentó “En Río Colorado hay muchas ‘Caros’, este reclamo que hace la comunidad  sirve para dar el ejemplo a las otras ‘Caros’ y porque este señor no es el único imputado por abusos en nuestra comunidad”.

Finalmente Carolina y Pablo Leguizamón, con la voz entrecortada agradecieron a toda la población por su muestra de afecto y el acompañamiento en sus reclamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *