Noti-Rio

La trama detrás de la deuda de Edersa con Cammesa

Una historia cuyos protagonistas son: CAMMESA, la empresa mixta, controlada por el gobierno nacional y proveedora mayorista de electricidad en todo el territorio de Argentina, su clienta: Edersa, la empresa distribuidora de energía eléctrica que abastece en forma minorista a todos los consumidores rionegrinos (excepto los de Bariloche y Río Colorado), y la provincia de Río Negro, como autoridad concedente del servicio público.

Justamente fue el gobierno provincial quien, en el año 1995 durante el mandato de Horacio Massaccesi, privatizó el servicio eléctrico minorista que estaba en manos de la empresa -hasta ese momento estatal- Energía de Río Negro Sociedad Anónima (EdeRSA).

A partir de allí, tanto la empresa adjudicataria de la privatización como el concesionario (la Provincia), se rigieron por lo que se denominó el “Contrato de Concesión” que determina las condiciones a cumplir por las partes, tanto desde el punto de vista técnico, como del legal y de calidad de servicio.

En el año 2014, se produce la venta del paquete accionario mayoritario de Edersa, que es adquirido por el grupo empresario Neuss. Un grupo empresario que se encontraba vinculado con el gobierno de Carlos Menem y también con el grupo económico familiar de quien, en ese entonces era intendente de la ciudad de Buenos Aires: el ingeniero Mauricio Macri.

Si bien Edersa, en el momento de la adquisición, contaba con una importante deuda financiera del orden de los 300 millones de dólares, se encontraba en una situación de pago bastante regular con quien es el proveedor de su principal insumo: la empresa Cammesa, proveedora de la energía eléctrica que Edersa luego vende a sus clientes.

A partir del momento de la adquisición, las autoridades de Edersa decidieron dejar de pagar la energía que le compraban a Cammesa, a pesar de que el valor de esa energía les era cobrada a sus clientes en cada factura, al punto de que a la fecha de hoy, la deuda que Edersa mantiene con Cammesa ronda los 3000 millones de dólares. La razón que aducían para tal decisión era que la tarifa que la provincia les autorizaba a cobrar no era suficiente para pagar ese costo.

El Secretario de Energía de la Provincia, Sebastián Caldiero desmintió esa afirmación diciendo que “… el costo de abastecimiento de la energía es reconocido en el costo de la tarifa que pagan los usuarios rionegrinos, así que no debería haber habido nunca un atraso o un inconveniente en los pagos a Cammesa”.

¿Cómo se compone el valor de la tarifa eléctrica que paga el usuario?

La composición de la tarifa de un usuario, de acuerdo al contrato de concesión,  está compuesta por tres aspectos fundamentales:

  • El costo de abastecimiento: Es el valor de la energía provista por Cammesa y consumida por el usuario. Este costo lo determina el gobierno nacional, a través del valor que Cammesa le cobra a Edersa. Se actualiza trimestralmente y Edersa lo traslada en forma inmediata a la tarifa final.
  • El VAD o Valor Agregado de Distribución: Incluye aspectos tales como el mantenimiento y amortización de la red pública, los costos de personal y otros gastos de funcionamiento y el beneficio de la empresa distribuidora. Este valor se actualiza de dos formas: La parte correspondiente a sueldos se traslada proporcionalmente a la tarifa, cada vez que se homologa un aumento de sueldos de los empleados. El resto del VAD se actualiza a partir de revisiones tarifarias que deben ser aprobadas por el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE).
  • Los impuestos y cargos por cuenta de terceros: Por lo general es proporcional a los montos anteriores y depende de la condición de IVA del usuario y de la localidad donde se presta el servicio.

Verificado el incumplimiento por parte de la empresa distribuidora, el EPRE cursó notas a Edersa solicitando el pago de esa deuda que ponía en riesgo el servicio eléctrico provincial, y pidiendo documentación contable que acredite su imposibilidad de hacer frente a la misma, tal como se aducía.

Ante la reiterada negativa a lo solicitado, la provincia se presentó a la justicia la intervención total de Edersa, a lo que el juez Federico Corsiglia hizo lugar parcialmente, autorizando una intervención administrativa que recayó en el contador Cristian Scou quien tiene plazo hasta mediados de Julio para elaborar su informe.

Paralelamente, la empresa Cammesa, elaboró una auditoría por su cuenta, acerca de la tarifa de energía que Edersa cobra a sus usuarios, llegando a la conclusión de que Edersa debería cobrar a los usuarios una suma mayor por la energía que distribuye.

Esto generó un malestar en las autoridades provinciales que entienden que, ni el gobierno nacional, ni Cammesa tiene incumbencia en la determinación de la tarifa que es atribución exclusiva del gobierno provincial. También generó ruido el hecho de que la consultora que contrató Cammesa es la misma consultora que Edersa había contratado para asesorarlos  en la revisión tarifaria de 2017.

Actualmente Cammesa -que nunca activó contra Edersa por el pago de su deuda-  presiona al gobierno de la provincia para que se haga cargo de la deuda de Edersa, a modo de garante, por tratarse del responsable del servicio de distribución eléctrica. Así lo confirmó Caldiero en el programa “Argentina Macondo” donde afirmó que “… desde Cammesa han insistido en que la provincia de Río Negro, por ser poder concedente, sería deudor solidario por la deuda; supuestamente, con dictámenes de la Procuración del Tesoro que atribuirían responsabilidad solidaria a la Provincia de Río Negro por la deuda que la empresa ha contraído”.

Ante esta avanzada de Cammesa, el gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, reaccionó con firmeza negando de manera contundente la posibilidad de que Río Negro tenga que asumir esa obligación y citó la ley nacionalidad de responsabilidad del estado que avala esta postura.

La Trama Detrás de la Trama

El programa “Argentina Macondo” conducido por Nacho Otero en Radio con Vos, realizó una profunda investigación de los hechos y pone de manifiesto el hecho de que, si bien es cierto que son muchas distribuidoras las que tienen deuda con Cammesa, lo que sucedió con Edersa, es que el gobierno actuó defendiendo a Edersa y no a los intereses del Estado. Actuó para defender a la empresa y no para cobrar el dinero que se le debía.

Esto lo atribuye a una relación muy cercana entre el grupo Neuss y el gobierno de Mauricio Macri al punto de que existen ex funcionarios gubernamentales que firmaron contratos con Edersa y hasta un socio de Mauricio Macri en algunas empresas integra el directorio de la distribuidora.

En momentos en que acabamos de sufrir el mayor apagón de la historia del país, ¿Se puede pensar que la decisión  de Cammesa de demorar la puesta en marcha de amplias zonas del territorio rionegrino pueda ser un elemento más de presión hacia el gobierno provincial, en el marco de la disputa por la tarifa de Edersa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *