Noti-Rio

En Río Negro los oficialismos se asientan en los municipios

Más de la mitad de los municipios ya realizaron sus elecciones. Se alcanzará el dos tercios con las programadas para julio. Otra media docena votará en setiembre.

Quedarán sólo siete para votar en el último turno, conjuntamente con la compulsa nacional.

Se votó en 21 intendencias. Faltan 18 elecciones. Diez todavía no formalizaron sus llamados, dejando sus fechas para fines de setiembre u octubre.

Obviamente, las convocatorias tienen las propias evaluaciones de los jefes comunales.

La fecha del 27 de octubre, ligada a la elección presidencial, concentra mayoritariamente a las administraciones del FpV. Existe dos excepciones: Dina Huapi, del PPR, y Chichinales, de Juntos. Este municipio no tenía opciones porque su Carta Orgánica establece que su elección debe coincidir con la nacional.

En contrapartida, las administraciones radicales, que adhieren supuestamente a ex-Cambiemos y a la reelección Mauricio Macri, se desligaron de la disputa nacional. Ninguna adhirió a la votación del último domingo de octubre. Así, votaron Chimpay, Darwin, Ñorquinco, Maquinchao y Jacobacci. En julio y setiembre lo harán Huergo, Valcheta y Guardia Mitre. No tienen fechas confirmadas, pero Viedma y Sierra Grande llamarían para fines de setiembre y principios de octubre, volviendo a sus planes originales aunque repensaron ligarse a la nacional cuando se incorporó a la formula macrista el senador rionegrino Miguel Pichetto.

Cinco Saltos no puede votar -según su texto constitutivo- con la nacional entonces será antes y, posiblemente, comparta el día con Viedma: 29 de setiembre. Si así lo deciden. Ambas deberán formalizar el lunes sus decretos de convocatorias.

Los llamados anotados corresponden a Pilcaniyeu y Huergo para el 14 julio, Catriel para el 28 de julio, Bariloche y Choele Choel para el 1° de setiembre mientras Río Colorado, Valcheta y Guardia Mitre tendrán sus elecciones el 15 de setiembre.

Siete se estiman para el turno presidencial del 27 de octubre. Dina Huapi, del Pro, se adelantó y estableció su comicio en esa jornada.

Se alinean para esa misma ocasión también Conesa, Regina, San Antonio, Belisle y Lamarque, todas ellas del FpV, y Chichinales, cumpliendo con su Carta Orgánica.

Ventaja oficial

La revisión de las gestiones municipales concluyó con gran ventaja de los oficialismos.

De las 21 realizadas, 17 administraciones ganaron -de las cuales, 13 fueron reelecciones- mientras las cuatro restantes perdieron en sus municipios, tres ellos, tres intendentes que buscaban s seguir su buscando la continuidad.

El FpV puso en juego a 8 gobiernos y perdió en dos (Luis Beltrán y Ramos Mexía). Ganó en seis: Roca, Sierra Colorada, Cervantes, Godoy, Campo Grande y Pomona.

Ya votaron y vencieron seis gobiernos de Juntos, como Comallo, El Bolsón, Los Menucos, Cordero, Mainqué y Allen (aún con escrutinio discutido). El oficialismo provincial arrebató tres municipios: Cipolletti al Pro, Luis Beltran al FpV y Maquinchao que fue el gobierno perdido por el radicalismo. En cambio, la UCR logró retener los otros cuatro defendidos: Darwin, Jacobacci, Chimpay y Ñorquinco.

El macrismo perdió su gran municipio, Cipolletti, mientras afloró el socialismo, que gobernará en Ramos Mexía al desplazar al FpV. Además, el partido vecinal -Todos Somos Oro- seguirá al mando de Fernández Oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *