Noti-Rio

Elecciones 2019: el Frente de Todos usará Big Data, grupos de WhatsApp y hará microcampaña

El inicio de la campaña en medios masivos de comunicación le da una ventaja al Frente de Todos: con el armado de la coalición se suman los minutos de Unidad Ciudadana, el PJ y del Frente Renovador. Aunque el precandidato a presidente Alberto Fernández prefiera el contacto personal por sobre las redes, su equipo hará uso de la BigData y habrá microcampaña. Nadie escapa a las nuevas tecnologías y a la posibilidad de multiplicar mensajes con menos inversión de dinero.

En el esquema del Frente de Todos se mantiene la autonomía de cada una de las fuerzas aunque las piezas publicitarias en general salen del Instituto Patria. Reconocen en el equipo de Fernández el expertise del entorno de Cristina Fernández bajo la coordinación de Hernán Reibel, de La Cámpora.

En México 337 trabaja el equipo de Juan Courel con el discurso, el manejo de redes, la creatividad, y Juan Pablo Biondi como hombre de confianza en el enlace con los medios . No son los únicos aunque sí los más visibles. Todos sumaron a varios periodistas para ser más operativos en la recta que viene y trabajan en línea con los renovadores de Massa.

Se armó además un equipo para BigData bajo la premisa de que un mensaje enviado a quien no lo quiere leer o escuchar son recursos desperdiciados. Ya arrancaron con cada viaje de los dos Fernández a las provincias: mensajes direccionados a públicos determinados en San Juan, Misiones, Mendoza, Santiago del Estero, Rosario y Chaco.

Se segmentan los públicos y los territorios, se envía información punto a punto. El objetivo es claro: en una elección polarizada los polos están definidos y hay que pelear por lo que queda en el medio.

El argumento lo explica alguien que trabaja cerca de Alberto Fernández. «Hay que definir bien cómo hablarle al sector en disputa», reconoce quien ya se sentó a coordinar redes, buscadores y también, al modo de Cambiemos, los grupos de Whatsapp a los que enviarán mensajes.

En esa franja de votantes no identificados con el kirchnerismo el planteo es no ser tan explícitos: «No debería parecer un mensaje de campaña», define un analista que propone «inducir a la reflexión».

Algunas definiciones oídas en las reuniones de técnicos del Frente de Todos son: No usar fake news (se vuelven en contra); no hacer campaña negativa; administrar el tono de la campaña (aunque perciben como «incontrolables» a algunos militantes como los que engañaron a Mauricio Macri en Suiza o incluso algunos ‘famosos’); persuadir al que no sabe a quien votar; valorizar  las principales voces por sobre los kirchneristas satelitales que como Dady Brieva o Luis D’ Elía pueden ir por fuera de los ejes de campaña; poner la centralidad en la unión de los argentinos y en el empleo, la producción y la pobreza.

En definitiva, sostienen y así se vio en los primeros spots, «proponer que nuestro espacio es expectativa y esperanza». Y que Alberto Fernández es un hombre «común» que da clases, va a la peluquería solo, charla con la gente en la calle pero que a la vez tiene experiencia.

El discurso de Alberto Fernández, sostienen, tiene que mostrar una plataforma de gobierno, apuntar a un nuevo contrato social («no seré el presidente de la venganza», repite); profundizar acuerdos y valorizar el aporte de las distintas fuerzas desde la diferencia.

Aunque recién esta semana se vio un fuerte impulso con agenda cargada de actividades entre el martes y el viernes, ya hubo varias reuniones de equipos. Dicen que se conformaron 24 comisiones de trabajo, mesas en las que integran a algunos especialistas de las distintas áreas y de los distintos partidos.

Más allá de la presentación conjunta con Massa de una plataforma en la Justicia, el Frente de Todos convocaría a distintos sectores para consultarles sus necesidades y escuchar sus propuestas que se podrán ingresar en la página de la coalición.

Los gobernadores tendrán un rol activo. Y de eso se habló en el almuerzo del miércoles pasado. También los intendentes de Buenos Aires, bajo la creencia de que quien gobierna bien puede sumar más votos de los que tuvo el peronismo en las últimas elecciones.

En ese esquema hay un par de ‘fallas’. Los gobernadores e intendentes hacen equilibrio todo el tiempo con la Casa Rosada y aquel mismo miércoles Domingo Peppo, de Chaco, y Sergio Uñac, de San Juan, tuvieron reuniones con Rogelio Frigerio. Los intendentes empezaron a hacer sus lanzamientos de campaña por la reelección, pero aseguran que no recibieron aún ninguna indicación sobre qué decir y cómo hacerlo.

Estos días los viajes y recorridas de Fernández, Axel Kicillof y Sergio Massa se enfocan más en los territorios propios donde están convencidos de ampliar diferencias. Fernández  no jugó de local en Mendoza, donde gobierna Cambiemos, pero aún así acompañó a Anabel Fernández Sagasti, de La Cámpora. Creen en su figura como en la de Fernanda Raverta en Mar del Plata adonde desembarcarán este lunes. Tampoco allí jugará de local la dupla Fernández-Kicillof pero están convencidos de que pueden sumar más de lo que han tenido en el  pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *