Noti-Rio

Acompañando al paciente terminal

Desde hace algo más de nueve años Río Colorado cuenta con un grupo dedicado a los cuidados paliativos para la atención activa e integral de todas las personas que padecen una enfermedad avanzada progresiva sin posibilidad de un tratamiento curativo.

En la actualidad el equipo lo integran las enfermeras María Rosa Colos, Verónica Ferreira y Marcela Maidana; los médicos Cristian Real, Laura Bustos y Silvana Cervellin; la psicóloga Daniela Gagliardi, Enrique Ganin y la asistente social Laura Gitotti.

Con un trabajo silencioso, de bajo perfil, el grupo lucha día a día junto a pacientes con diversas enfermedades incurables, acudiendo a diario a sus domicilios particulares sin restricciones de horario para asistirlos por los síntomas múltiples intensos y cambiantes. Pero además de controlar el dolor físico, el grupo trata el gran impacto emocional que muchas veces trae aparejada la enfermedad para la familia y el entorno afectivo, y que incluso afecta al propio equipo.

Así, el objetivo básico consiste en el control del dolor y los demás síntomas, y el apoyo emocional del enfermo y la familia, aumentando en lo posible su bienestar y calidad de vida.

La tarea es complicada, no todas las personas están preparadas para el trato con enfermos crónicos o terminales y hay que tener en cuenta que en esta localidad aún no está reconocido como un servicio, haciendo que los integrantes también tengan que afrontar con recursos propios parte de los gastos para cumplir con el paciente y sus familias.

«La atención de cada paciente es una labor dura porque estamos cuidando y atendiendo personas que más tarde o más temprano se van a morir y, en esta localidad chica donde nos conocemos todos, el trato diario nos lleva a formar un vínculo de afectos y cuando el paciente muere necesitamos apoyo como la contención del grupo, que conoce la realidad de este trabajo para poder sobrellevar el dolor que nos pueden ocasionar las pérdidas», comenta María Rosa Colos.

El acompañamiento de un paciente en su hogar no tiene horarios, no hay restricciones al decidir su cuidado, sin dejar de lado cuestiones espirituales y religiosas, como la necesidad de dejar las cosas en orden, para lo cual hay que brindar la ayuda que facilite el cumplir con la voluntad del paciente hasta donde sea factible, al tiempo que se le garantice que cuidaremos de los suyos aún en su ausencia.

«Existen ocasiones en que uno se identifica con un paciente, porque tiene tu misma edad, porque tiene hijos de la misma edad que los tuyos… cada paciente, como cada enfermedad, siempre te toca en los sentimiento por más preparación que uno tenga», agrega la doctora Silvana Cervellin. Y continúa: «Nos ponemos mal o tristes y lloramos, son momentos difíciles y duros que afrontamos. Pero de una sola cosa estamos seguras, el día que no nos conmueva o no lloremos por un paciente, ese día dejaremos esta profesión».

Los cuidados paliativos comprenden la asistencia y el acompañamiento que brinda un equipo de salud a una persona enferma en la etapa final de su vida, son compasivos, consideran a la muerte como un proceso natural para aliviar el dolor y otros síntomas angustiantes que integran los aspectos psicológicos y espirituales de los tratamientos. Ayudar al enfermo a llevar una vida lo más activa posible y extender este apoyo a los familiares a fin de que puedan afrontar la enfermedad del ser querido y sobrellevar el período de duelo.

«Dentro de este grupo tenemos como lema que al enfermo nunca se le miente, se contesta todas las preguntas que cada persona hace. Informamos hasta donde el paciente quiere saber sobre lo que le está pasando, esa es la forma de ganarnos la confianza de cada paciente y de su familia, porque siempre existen temas y cuestiones íntimas o problemas que ese enfermo pretende resolver», comenta Verónica Ferreira.

En la diversidad de enfermedades que son atendidas por los profesionales las que vienen predominando en esta localidad en los últimos años son las oncológicas en todas las edades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *