Noti-Rio

Gráficos: Cuáles fueron los resultados de las PASO 2015

A 5 días de la celebración de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que tendrán lugar el 11 de agosto, recordamos los resultados del proceso electoral del año 2015.

Contra todo pronóstico y contra los resultados de las encuestas preelectorales, el balotage del 22 de noviembre concedió el triunfo a Mauricio Macri, líder de una coalición partidaria que incluía al histórico radicalismo.

La fórmula contrincante Daniel Scioli-Carlos Zannini, del peronista Frente para la Victoria, había obtenido la mayoría de los votos tanto en las PASO del 9 de agosto de ese año como en las generales del 25 de octubre. 

De las PASO de 2015 el vencedor fue el FPV, quien presentó como único candidato al gobernador bonaerense. y alcanzó el 38% de los votos.

El segundo lugar fue para la agrupación Cambiemos, cuyos votos se dividieron en Macri (Unión Pro), con el 24% de votos, Ernesto Sanz (UCR) y Elisa Carrió (Coalición Cívica).

El tercer puesto fue para el candidato del Frente Renovador y exfuncionario del kirchnerismo, Sergio Massa, quien con un 14% de los votos derrotó en la interna al gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota, dentro de la Alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA). Finalmente, tras las primarias y la primera vuelta, la fórmula compuesta por Macri y Gabriela Michetti resultó vencedora de las elecciones con el 51,4% de los votos: se trató de la tercera vez desde el retorno de la democracia que ganaba una fórmula no peronista

. Cerrados los comicios, Daniel Scioli, quien ovbtuvo el 48.6% de los votos, reconoció la derrota ante sus seguidores, felicitó a su rival y no hizo mención ni referencia a Cristina Fernández, líder del Frente para la Victoria.

La diferencia de votos entre Macri y Scioli fue de aproximadamente 700.000 votos, que representa casi un 3%.

Los resultados oficiales arrojan que fueron clave para la victoria de Cambiemos los triunfos alcanzados en el centro del país (Córdoba, San Luis y Santa Fe) y en la Ciudad de Buenos Aires, donde el PRO de Macri llevaba ya doce años en el gobierno. En la Provincia de Buenos Aires, el hasta entonces gobernador Scioli se impuso por 200.000 votos, pero Macri venció en la mayoría de los distritos electorales.

Se cumplía así, una vez más, la vieja leyenda electoral que indica que ningún gobernante bonaerense puede alcanzar la jefatura del Estado mediante elecciones. La plataforma electoral de PRO/Cambiemos identificó como tres grandes metas nacionales la inclusión social, el desarrollo económico y el fortalecimiento institucional de la democracia.

El candidato dijo que sus desafíos particulares eran conseguir la «pobreza cero» («un país con 14 millones de pobres no puede estar orgulloso de sí mismo», diagnosticó), «terminar con el narcotráfico» y «unir a los argentinos».

La eliminación de la pobreza era presentada por Cambiemos como un objetivo en sí mismo, pero también como un símbolo del desarrollo social en su conjunto, que pasaba por la adecuada cobertura con fondos públicos del ingreso ciudadano, por un salto en la educación y por la realización del derecho de todos a una vivienda digna con la construcción de un millón de hogares, la urbanización de 800 villas y asentamientos carentes de servicios, la entrega de 750.000 títulos de propiedad y la disponibilidad de un millón de créditos hipotecarios en condiciones similares a las del alquiler. 

El candidato de Cristina Kirchner, por su parte, ofrecía un conjunto no muy desarrollado de propuestas que parecían pensadas para refutar a la vez a quienes le presentaban como una especie de «títere de Cristina», carente de autonomía política y dispuesto a acatar lo que le dictara el «núcleo duro del kirchnerismo».

Los políticos opositores acusaban a Scioli de ser «cómplice» de un Gobierno que dejaba un legado negativo de estancamiento, inflación, déficit fiscal, bajo nivel de reservas internacionales y brecha cambiaria en los dos mercados del dólar, el oficial y el paralelo o blue.  

Sergio Massa, candidato de la «tercera vía» de 2015, era denunciado como «traidor» por La Cámpora y apoyado por figuras de la talla de Felipe Solá y Roberto Lavagna. Llamado el «político estrella» por medios extranjeros, lanzó Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) y ganó en las PASO de su partido contra el peronista José Manuel de la Sota, jefe de la coalición Unión por Córdoba y miembro de la Democracia Cristiana.

De todos los precandidatos partidarios, Massa recibió menos votos a nivel nacional que Scioli y Macri en las PASO. Para Massa, sus dos principales contrincantes, Scioli -cuya actitud «servil» con el kirchnerismo, advertía, dejaría el Gobierno en manos de los camporistas- y Macri, «no son lo mismo», aunque tienen en común que «no plantean la discusión de ideas», por lo que cabe tildarlos de «candidatos del silencio».   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *