Noti-Rio

Bassi dijo que con el robo de ganado «la comunidad come hasta carne en mal estado»

Alertó que más allá de los perjuicios económicos existen serios riesgos sanitarios para quienes compran carne mal habida. 

El dirigente rural del Alto Valle de Río Negro, Baldomero Bassi, conversó en Toca Madera por Radio Noticias sobre los inconvenientes de los productores ganaderos de la región.

En tal sentido, manifestó: «La preocupación que tenemos hoy por hoy acá en la zona no es ajena a la que se vive en el resto de la provincia como así también a nivel nacional. El problema del robo de hacienda, del abigeato, y la inseguridad que se vive en las chacras y en los campos es moneda corriente y hay una gran preocupación».

Dijo que las Federaciones Rurales, la Policía y la Procuración General a cargo de Jorge Crespo están realizando acciones para abatir este delito pero este año «se han exacerbado por la realidad que vive todo el país y aparte es un gran negocio robar hacienda, eso estimula a los delincuentes y las leyes por ahí no son firmes».

En cuanto a las reuniones sobre este tema, precisó: «Nosotros estamos en sintonía con la Sociedad Rural de Viedma y de Carmen de Patagones y sabemos que ahí se está haciendo un gran trabajo desde la Policía y desde el Procurador. Estamos intentando desde la Sociedad Rural del Alto Valle replicar ese accionar que se está llevando en esa zona». 

En cuanto a la publicación de carne robada en redes sociales, precisó: «La sistemática de estos delincuentes es muy similar en todos lados, en más, han migrado bandas que las corren de un sector y se van a otra zona. La jefa de la Brigada de Investigaciones nos comentaba que se detectaron más de 15 páginas, estas que se usan para comprar y vender, en donde se ofrecen carne. La suben un ratito, una hora o dos, y las bajan enseguida a las ofertas de carne. Pero la Brigada de Investigaciones está trabajando al respecto junto con la Unidad de Delitos Informáticos». 

Citó como otra parte del mercado clandestino a las carnicerías que venden carne mal habida, por lo que «el delincuente que sale a robar animales no es como hace un tiempo que robaba por una necesidad, hoy roba porque es un gran negocio y entonces son bandas que están articuladas, que están muy bien organizadas y que muchas veces salen a robar ya teniendo los pedidos, ya sea de una fábrica de chorizos, de un carnicero o de alguien que ya tiene colocada esa carne en algún destino».

En ese marco, cuestionó la complicidad de quienes compran: «Siempre para que haya delito tiene que haber alguien que lo consuma, entonces la comunidad con este tema de que estamos viviendo una situación delicada desde el punto de vista económico, pueden acceder a la compra de carne más barata pero siempre decimos que se dejan de lado las cuestiones sanitarias. Recordemos que toda esta carne no tiene cadena de frío, muchas veces son de animales enfermos y eso juega en contra con las cuestiones sanitarias».

«Muchas veces en las inspecciones de Bromatología se han encontrado grasas y carne en estado de descomposición, que eso después lo pasan por lavandina, la pican y la usan para hacer chorizo y la comunidad adquiriendo este tipo de carne come hasta carne en mal estado», remarcó. 

Precios de la carne

Ante la pregunta de flexibilizar los precios en carnicerías oficiales, expuso: «Es un tema muy complicado de manejar porque todo productor tiene una balanza de producción donde hay ingredientes como el alimento para darle a los animales, el costo de comprar un ternero, los insumos, el gasoil, las cargas sociales, los sueldos, hacen que producir carne sea caro. No sólo acá en la Patagonia que estamos lejos de los centros en donde se produce la comida, en general es muy difícil manejar precios baratos porque el costo de producir la carne va en relación directa con el costo del maíz y ese costo va en relación directa con lo que marca en pizarra el dólar».

En referencia a la cadena de comercialización, citó: «Es muy importante el accionar que tienen los frigoríficos al respecto, a medida que bajamos hacia el sur la carne es más cara porque tiene un costo de fletes, de logística y el frigorífico hoy por hoy tiene otra puerta abierta que es la exportación, que es una puerta importante para el país. Tengamos presente que veníamos exportando menos del 12 por ciento de lo que producimos cuando en países netamente ganaderos como Australia se exporta el 85 por ciento y hoy nosotros venimos mejorando las exportaciones. Entonces, a los frigoríficos se les abre esa puerta de poder colocar la carne a un mejor precio. Lo que pasa es que nosotros como productores tenemos que buscar hacer animales novillos más pesados, dejar de faenar los novillos de 360 o 400 kilos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *