Noti-Rio

¿Para qué sirve la unión convivencial?

El Código Civil que rigió hasta fines de julio de 2015 no contemplaba normas específicas que regularan  la relación entre las personas que convivían sin haberse unido en matrimonio. Se hablaba de la figura del “concubinato”, en un sistema legal con apenas algunas  normas dispersas, con jurisprudencia que ayudaba –en muchos casos- a dar soluciones. Hoy contamos con un Código Civil y Comercial unificado que, desde agosto del 2015, establece soluciones muy claras en personas que deciden convivir bajo el mismo techo. Se deja atrás los términos “concubinato” y “concubinos” para reemplazarlos por “Unión Convivencial” y “convivientes” respectivamente.

En primer término debemos definir que es una unión convivencial. El Código Civil y Comercial lo define de modo muy claro: es una relación afectiva entre dos personas (sin importar el género), conviviendo con un objetivo común y con una permanencia mínima de 2 años. Es importante aclarar que las personas que no están divorciadas y llevan años conviviendo con otra persona, no les cabe este nuevo régimen, ya que estar ligados matrimonialmente es un impedimento legal para el encuadre de “unión convivencial”.

¿Y para qué sirve estar bajo esta nueva figura jurídica?  Me resulta difícil poder contestarla en pocas palabras. Pero puedo dar algunos ejemplos: se pueden celebrar Pactos de Convivencia que sirven para regular ciertas circunstancias en caso de que la unión se termine. Otro ejemplo es que, cesada la convivencia, se puede atribuir el hogar a cualquiera de los convivientes sin importar  a quien pertenece registralmente

Por otra parte, en cuanto a si es mejor  convivir o casarse, lo único que puedo decir es que  cada instituto tiene sus pros y contras. Insisto  en que se asesoren con un abogado que pueda explicarles las diferencias entre ambos regímenes, sobre todo teniendo en cuenta que  cada vez son más   las familias que se ensamblan y se desconoce mucho sobre el tema. Por eso es importante que las parejas conozcan cuáles son sus derechos y obligaciones al momento de convivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *