Noti-Rio

Empezó la carrera por 40 cargos nacionales en Río Negro

Una puja cada vez menos silenciosa se abrió en Río Negro en medio de la transición del gobierno nacional.

En la provincia habrá que designar a unos 40 funcionarios para las delegaciones de organismos dependientes de ministerios, secretarías y entes, con un escenario político inédito para el peronismo y sus aliados.

Será la primera vez en años que el senador Miguel Pichetto no es la referencia directa y casi exclusiva del presidente y los ministros a la hora de resolver esos nombramientos.

Ese vacío fue el que desató la carrera entre los representantes del Frente de Todos en el Congreso para ubicar a allegados en puestos que son clave, no sólo por la relevancia de sus funciones sino también por los sueldos que garantizan y por la posibilidad de consolidar espacios propios, en esa permanente confusión entre Estado y partido que atraviesa el mapa de la política argentina.

“Faltan diez días para que se conozca el gabinete de Alberto Fernández. Hablar de designaciones en Río Negro a esta altura es un poco prematuro”, se atajan desde una de las oficinas con sello provincial en el Congreso de la Nación.

Y con una cuota de suspicacia, la fuente agrega: “Si alguien sale a decir en estas horas que tiene garantizado un puesto, suena más a instalación propia que a señales concretas desde el entorno del presidente o de la vicepresidenta”.

No hubo menciones explícitas, pero no hizo falta. Fue la senadora Magdalena Odarda la que aseguró el lunes en una entrevista con radio Calf Universidad que será funcionaria de Alberto Fernández y que esta semana se confirmará qué cargo ocupará en el Ejecutivo.

Sin Pichetto en la escena del futuro oficialismo, tres dirigentes consultados por “Río Negro” coincidieron en que la salida más ordenada sería con la aplicación de un criterio regional, tomando las sugerencias de Martín Soria para espacios en el Alto Valle, de Martín Doñate para el Valle Medio y la zona Atlántica, y de Silvina García Larraburu para la región cordillerana.

Claro que no todo es tan lineal ni sencillo. En el Alto Valle hay delegaciones fuertes, como la UGL de PAMI, la sede regional del Senasa y las UDAI de Anses de Roca y Cipolletti, una realidad que podría ofrecer un protagonismo a Soria y que desde el kirchnerismo local pretenden revertir.

Por su parte, el peronismo de Bariloche está lejos de encolumnarse detrás de García Larraburu. De todas maneras, las vertientes que convivieron casi forzosamente para las últimas elecciones reconocen que la senadora está en ventaja a la hora de las designaciones y por eso algunos buscan llegar a la órbita albertista con contactos foráneos. Es el caso del excandidato a intendente, Daniel Natapof, quien habría encomendado a Soria las gestiones para seguir su carrera dentro del Estado nacional.

Lugares y nombres

La estructura nacional con más cargos políticos en la región es la de Anses. Río Negro, Neuquén y La Pampa forman parte de una delegación regional, que indefectiblemente tendrá nuevo titular porque el actual, Juan Segundo Bellocq, pasará al Ipross con el inicio de la gestión de Arabela Carreras.

Dirigentes kirchneristas consultados dijeron que el futuro senador neuquino Oscar Parrilli tendrá el mayor peso a la hora de resolver esa designación, pero no descartaron una alternativa: crear una vicejefatura, pretendiendo que esa función recaiga en un “compañero” rionegrino.

Con siete UDAI en la provincia, la Anses es supera a las cinco delegaciones de PAMI (Bariloche, Cipolletti, Catriel, Sierra Grande, Choele Choel). La obra social tiene su sede provincial en Roca, con Leandro Zacarías como titular. El abogado entrerriano forma parte de la planta de la UGL, por lo tanto seguirá en el edificio de Belgrano y 9 de Julio, aunque seguramente con otras responsabilidades.

Desarrollo Social, Trabajo (cada una con delegaciones en Viedma, Roca y Bariloche), Radio Nacional (con titulares en Viedma, Jacobacci, Bariloche y El Bolsón), Migraciones, Agricultura Familiar (ambas con sedes en Viedma y Bariloche), son otros casilleros a completar con el cambio de gobierno.

La lista también contabiliza a Vialidad Nacional, Inadi, Enacom, Télam, Comisión Nacional de Comunicaciones, Senasa, Parque Nacional Nahuel Huapi, Superintendencia de Seguros de Salud, Superintendencia de Riesgos del Trabajo, Aduana, Comisión Nacional Reguladora de Transporte, Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Procuración del Tesoro, Autoridad de Cuencas, Anmac (ex Renar) y ANAC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *