Noti-Rio

De la chacra a la góndola, la pera cuesta 11 veces más

En el camino que recorre desde que sale de la chacra hasta que llega a la góndola, la pera, multiplica once veces su valor. Así lo relevó un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Otro producto que presentó una gran diferencia fue la naranja. En el caso de la manzana tiene una aumento de 6,6 veces.

Para la Federación de Productores esta brecha se explica por la carga impositiva del Estado a lo largo del proceso y por la falta de transparencia en la cadena.

“Del valor final en góndola, un 5 al 7 por ciento es lo que recibe el productor, el 48 por ciento se lo lleva el Estado con impuestos sin ningún esfuerzo. El costo operativo del transporte significa el 3 por ciento. Otro porcentaje se lo llevan empresas , el supermercado y las verdulerías”, manifestó Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén+

El dirigente criticó que “hay un techo en el valor para el consumidor, y de ahí las empresas y el Estado sacan su parte para ser rentable y le dejan al productor un valor que es menos del 50 por ciento de su costo de producción”, indicó y añadió que en la cadena “no hay transparencia y no hay observatorio para que todos ganen”.

Señaló que el productor que es quien “invierte y se arriesga con las heladas y el granizo se queda con la menor parte”. Agregó que la producción de pepita al ser una economía regional tiene “ una presión impositiva mayor por la cantidad de mano de obra que se requiere para esta actividad” y que “es más cara que hacer trigo os soja”.

El informe de CAME, que relevó las brechas en el precio de origen y destino de 25 productos agropecuarios, señala que las diferencias “están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diferentes actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado.

Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte”.

Dato

8,8%es la participación del productor de pera en el precio de góndola, según el informe de CAME.

En el estudio, marcan que el precio de origen de la pera por kilo es de 7,2 pesos y el de destino 81,69 pesos, con una variación de 11,4 veces. Es menor en el mercado concentrador donde cuesta 47,52 pesos.

Para el presidente de la Federación, los valores del informe están aumentados desde ambos extremos, es decir el precio de origen y el que paga el consumidor final, pero la proporción es la correcta.

“El kilo de pera está cerca de los $6 para el productor y en góndola ronda y supera los $60 ”, describió. En el caso de la manzana roja, según el informe, el precio por kilo es $12,1 en origen y $80,05 . “Hay más consumo en Argentina de manzanas que de peras que solo el 30 por ciento se queda en Argentina y el resto se exporta”, señaló.

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) es un indicador elaborado por el sector de Economías Regionales de CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de productos agropecuarios hasta que llegan al consumidor.

25 productos Relevados por CAME

Para obtener los precios de destino, se relevaron en el informe elaborado por CAME más de 500 precios de 25 productos agropecuarios en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. Se complementó con un monitoreo diario de los precios online de las principales cadenas de hipermercados.

Para conocer los costos de origen se consultó telefónicamente a 10 productores de cada alimento localizados en las principales zonas productoras . E el caso de la pera y la manzana fue en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *