Noti-Rio

De qué se trata la flamante oficina que maneja Cafiero y analizará la opinión pública?

La creación de la Unidad de Opinión Ciudadana, que tendrá el objetivo de “relevar, sistematizar y analizar las percepciones de la ciudadanía sobre las acciones del Gobierno”, generó todo tipo de especulaciones. Se trata de una especie de consultora oficial que estará bajo la órbita de Santiago Cafiero en la Jefatura de Gabinete de la Nación. La idea de un “duranbarbismo” nack & pop creció a lo largo del día y el nombre del organismo se instaló como una de las principales tendencias de Twitter. Sin embargo, poco se sabe todavía acerca de los alcances reales que tendrá el ente.

En diálogo con #BORDER, fuentes de la Jefatura se despegaron de los métodos del macrismo aunque no dieron mayores precisiones acerca del funcionamiento del nuevo organismo: “No es el big data de Alberto, todo lo contrario. Es la vuelta a los métodos tradicionales cuali y cuantitativos. No es el verso del big data”, subrayaron en off the record.

Según la resolución 16/2020, la Unidad será temporaria y estará a cargo de Juan Martín Gene, un politólogo experto en comunicación política con experiencia en la docencia y en la función pública. Después de haber sido asesor de referentes como Miguel Bonasso y Margarita Stolbizer, hoy da un salto en el nuevo oficialismo.

Anuncio. Además de relevar, sistematizar y analizar las opiniones, la Unidad tendrá la función de “desarrollar estudios en profundidad que permitan identificar necesidades y expectativas de la ciudadanía y proveer insumos para el diseño, la implementación y evaluación de políticas públicas”. Se busca, dice el texto oficial, incluir indirectamente la voz de los ciudadanos en la elaboración de políticas públicas.

La Unidad va a hacer estudios cualitativos y cuantitativos tradicionales para conocer cómo los argentinos evalúan las distintas políticas implementadas por el gobierno nacional. De esa manera, brindará información con independencia de la que darán las áreas que ejecutan esas políticas”, explicaron ante #BORDER allegados a Cafiero. Y agregaron: “Todos los gobiernos del mundo estudian la opinión pública. Es una de las tantas maneras de estar en contacto con las percepciones y aspiraciones de la sociedad. Es una forma de escuchar a la gente y de hacer incidir sus demandas a la hora de gobernar”.

Además, insistieron en diferenciarse del gobierno de Mauricio Macri: “Hablamos de estudios tradicionales porque lo que nosotros buscamos es analizar, mediante estudios de campo y trabajos tradicionales con encuestas cuali y cuantitativas, lo que la sociedad ve de las medidas del gobierno. Nosotros no queremos estudiar a la sociedad, como hace el big data. No queremos gastar plata en la chantada de analizar el comportamiento de los ciudadadanos. Queremos entender, de la manera más fehaciente y científica posible, qué opinión tienen los ciudadanos del Gobierno”, sostuvieron desde Jefatura.

Antecedente sensible. Acá no hay uso de bases de datos”, remarcaron. La aclaración no es menor ya que la manipulación de la información en los años macristas fue uno de los cuestionamientos más repetidos hacia el entonces Jefe de Gabinete, Marcos Peña. El asunto escaló y llegó a la Justicia.

En julio del 2016, el Gobierno había decidido que la Jefatura de Gabinete iba a poder utilizar los datos personales de todos los ciudadanos que estuvieran registrados en las bases de información de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) para “aplicarlos a estrategias de comunicación del Gobierno nacional”. La idea era poder llegar con más facilidad a la ciudadanía y que, todos los datos recabados, iban a permitir un mejor diseño de políticas públicas. Un argumento similar al actual.

Sin embargo, la Justicia le puso un freno a Peña a través de un recurso de Hábeas Data interpuesto por Carmen Torres Abad, quien solicitó la confidencialidad de la información brindada por la ANSES para evitar la utilización de sus datos personales. El Estado tuvo un fallo a su favor en primera instancia, la denunciante en segunda y, en la actualidad, la causa se encuentra en la Corte Suprema.

La gestión actual sabe de esas críticas y por eso se despega: “Vamos a estudiar lo que la sociedad percibe del gobierno pero no espiar a la sociedad”, insisten.

Perfil bajo. Juan Martín Gene será el encargo de conducir la nueva unidad. Licenciado en Ciencias Políticas y especialista en comunicación política, quienes lo conocen destacan su trabajo como docente en la Universidad de Buenos Aires.

Según los registros de la ANSES, Gene pasó varias veces por la función pública: durante la gobernación de Daniel Scioli, desde el 2012 hasta el 2015, trabajó en Provincia. Además, entre los años 2003 y 2019, tuvo un cargo en la Cámara de Diputados de la Nación. Allí se desempeñó como asesor de Miguel Bonasso y de Margarita Stolbizer.

Si bien por el momento prefiere mantenerse en reserva, en su cuenta de Twitter deja traslucir algo acerca de cómo entiende la comunicación. Sin ir más lejos, su “Tuit fijado” es un hilo con una crítica hacia el discurso de Macri y las palabras con las que su equipo comunicaba situaciones de crisis. “El término ‘alivio’ es un clásico en el manual de comunicación neoliberal”, escribió Gene para luego hacer un relevamiento virtual sobre cómo se utilizó el término «alivio» a lo largo de los meses.

Gene será el encargado de encarar y diseñar los trabajos cualitativos y cuantitativos de la Unidad. Aunque por ahora en su entorno insisten en que sus métodos nada tienen que ver con la big data, solamente el tiempo dirá cómo la Unidad manipulará la información sensible que recabe.

Un comentario sobre «De qué se trata la flamante oficina que maneja Cafiero y analizará la opinión pública?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *