Noti-Rio

El Gobierno anunció que las jubilaciones aumentarán 2,3%. Abogados previsionalistas cuestionaron el aumento y preparan las demandas

Tras la suspensión de la ley de movilidad en el marco de la sanción en diciembre de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, el Gobierno anunció que los aumentos que tendrán las jubilaciones mínimas, las asignaciones familiares y la Asignación Universal por HIjo (AUH) será del 13%, al tiempo que informó el lanzamiento de un vademecum de 170 medicamentos esenciales gratuitos para los afiliados de PAMI.

El incremento para todos los jubilados para el segundo trimestre del año está compuesto por una suma fija de $1500 más un 2,3% y será oficializado a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) la próxima semana.

Con la medida, el 86,8% de los beneficiarios del sistema de seguridad social, es decir, 13,6 millones de personas, recibirán un incremento en su haber que superará el 11,56% que hubiesen percibido con la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada en 2017.

“Es un orgullo y una satisfacción poder hacer este anuncio porque había mucha suspicacia cuando se suspendió la movilidad jubilatoria y lo real y concreto es que hoy podemos decir que se ha dispuesto, a través de un decreto que será aprobado la semana que viene, que haya un aumento para la jubilación mínima, asignaciones familiares y AUH del 13%. Se compone de un aumento de una suma fija de 1.500 pesos para todos los beneficios y un aumento del 2,3% adicional. De esta manera, el total de beneficios que superan a la formula derogada es del 86,8%. Es decir, el 86,8% de los beneficios están recibiendo un incremento mayor que el 11,56 que correspondía a la formula derogada”, dijo el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno junto al presidente Alberto Fernández y a la titular del PAMI, Luana Volnovich.

 De esta manera, el total de beneficios que superan a la formula derogada es del 86,8%. Es decir, el 86,8% de los beneficios están recibiendo un incremento mayor que el 11,56 que correspondía a la formula derogada (Vanoli)

“Es un día formidable, no nos olvidamos de los jubilados. El compromiso es con los que menos tienen”, dijo el presidente Fernández. “Me cansé de leer que habíamos congelados las jubilaciones y es evidente que no”, aseguró.

Los funcionarios detallaron que el costo fiscal de la medida es neutra, teniendo en cuenta el bono de $5.000.

Asimismo, Volnovich anunció un vademécum con 170 medicamentos esenciales, principios activos, “necesarios para cuida la salud de los adultos mayores”. “Tiene una lógica no presupuestaria, como ocurrió en los últimos años, sino de cuidado de la salud”, expresó y aseguró que los medicamentos “aumentaron descontroladamente en los últimos años y que los jubilados tenían que elegir entre compralos o pagar la luz”.

“La inversión de $30.000 millones financiado con recursos propios del PAMI”, dijo la funcionaria. Remarcó que los 170 medicamentos están construidos en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Confederación de Médicos de la Argentina.

“La lógica que quisimos imprimir es la lógica no presupuestaria. Durante estos años la línea que se siguió para dar o no un medicamento fue la presupuestaria y no la del cuidado de la salud. Nuestra lógica es sanitaria. Tenemos que incentivar esos tratamientos adecuados. No queremos intoxicar ni sobre medicar a nuestra población”, concluyó.

Cabe destacar que paralelamente, el Poder Ejecutivo envió hoy a la Cámara de Diputados una carta para solicitar que el Poder Legislativo integre una comisión conformada por integrantes del Gobierno y del Congreso que decida la nueva fórmula para el aumento jubilatorio, que fue suspendida por la ley de emergencia pública, votada en diciembre último.

En la nota que envió el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al presidente de Diputados, Sergio Massa, se informa que esa comisión será integrada por Miguel Baelo, jefe de Gabinete de Asesores y Luis Bulit Goñi, secretario de Seguridad Social, ambos del Ministerio de Trabajo, y Roberto Arias, secretario de Política Tributaria del Ministerio de Economía.

Luego del anuncio de Gobierno sobre el aumento por decreto a las jubilaciones en el segundo trimestre del año –será del 2,3% más una suma fija de $1500- abogados previsionales consultados por Infobae señalaron que si bien quienes cobran el haber mínimo tendrán un alza de 13%, el resto de los jubilados tendrán fuertes quitas, de entre 5% y 7%, por lo que ya preparan reclamos en la Justicia.

Si bien con la medida el 86,8% de los beneficiarios del sistema de seguridad social (lo que además de jubilaciones y pensiones incluye perceptores de la Asignación Universal por Hijo y otros planes sociales), unos 13,6 millones de personas, recibirán un incremento en su haber que superará el 11,56% que hubiesen percibido con la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada en 2017, el resto de los jubilados verán disminuido su haber respecto a lo que surgía del sistema anterior.

“Con este aumento que anunció el Gobierno para las jubilaciones, un haber de 50.000 pesos pierde cerca de 3000 pesos. Y una jubilación de 100.000 pesos pierde cerca de 7600 pesos. Esas personas van a ir a reclamar a la Justicia sin lugar a dudas. Son los que más acceso a abogados tienen”, remarcó Andrea Falcone, abogada previsionalista del estudio jurídico Jubilarnos.com.

En ese sentido, agregó que muchos de ellos tienen juicios en curso por lo cual tienen acceso a letrados que van a reclamar. “En mi caso tengo la primera demanda lista para presentar el lunes”, afirmó.

 Con este aumento que anunció el Gobierno para las jubilaciones, un haber de 50.000 pesos pierde cerca de 3000 pesos. Y una jubilación de 100.000 pesos pierde cerca de 7600 pesos. Esas personas van a ir a reclamar a la Justicia sin lugar a dudas. Son los que más acceso a abogados tienen (Andrea Falcone, abogada previsionalista)

A su turno, el abogado previsionalista Adrián Troccoli, del estudio homónimo, advirtió que el aumento es menos de un 4% para las jubilaciones más altas. “En el caso de las más bajas no les recupera lo perdido siquiera el año pasado. Mucho menos los 20 puntos que le había prometido en campaña el Gobierno”, indicó.

Y añadió: “Lo más preocupante es que esto tenga carácter permanente. Lo que significa que no es que mientras que dure la emergencia económica les van a quitar este porcentaje y después nada. Digo bajar porque los jubilados tenían previsto un aumento de 11,56% según la ley de movilidad. Les van a estar dando una suba entre el 4 y el 6% si hablamos de las escalas medias. Y eso es muy poco”.

Troccoli sostuvo además que su estudio jurídico ya inició el reclamo en muchos casos por el retraso actual en los haberes luego de una pérdida de casi 20 puntos en los últimos cuatro años”.

En tanto, insistió con que con esta actualización vía decreto los jubilados que no cobran la mínima “tienen una pérdida que se acumula a la que ya había reconocido el mismo presidente Alberto Fernández”.

 Les van a estar dando una suba entre el 4 y el 6% si hablamos de las escalas medias. Y eso es muy poco (Adrián Troccoli, del estudio Troccoli y Asociados)

“Esto no solo no soluciona nada sino que al 75% de los que sí aportaron para jubilarse les produce una quita cuando ya venían con un atraso”, destacó.

Federico Bobrovsky, abogado del estudio Bobrovsky, consideró que si bien con esta actualización abarcan a la enorme mayoría de los beneficiarios, “siguen las incógnitas de cómo va a impactar esto en aquellos que tienen la capacidad de hacer juicio”.

“No creo que se genere inmediatamente una catarata de juicios pero hay que ver lo que pasa con la ley de movilidad que terminen presentando la actual gestión”, señaló.

En ese marco, agregó que el Gobierno se ampara en la declaración de Emergencia pero remarcó que el sistema previsional no es redistributivo. “Esto tiene un sabor agridulce. Se celebra que cobren un aumento superior al previsto los que menos cobran pero no a costa del resto. Las jubilaciones están previstas para que cada jubilado cobre un haber similar al que tenía cuando estaba en actividad”, detalló.

Por último, consideró que hay que ir hacia una formula jubilatoria que sea sustentable en el tiempo pero que no sea a costa de perder derechos. “El sistema de seguridad no es asistencialismo. Eso no es así”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *