Noti-Rio

Por exigencias de San Román Aguas del Colorado inició el concurso de precios para la construcción de la Planta de Tratamiento de Barros en la Planta potabilizadora

El 20 de Julio del pasado año, en un comunicado y conferencia de prensa el Intendente San Román, en uno de los puntos señaló que “exigimos también que se arbitren los medios necesarios para intervenir plenamente y obligar a la Provincia de La Pampa a realizar las obras necesarias, para detener la contaminación del río colorado en el área de Pichi Mahuida, por parte de la empresa estatal pampeana “Aguas del Colorado”.

Como parte del complejo de infraestructuras del acueducto se construyó un desagüe entubado subterráneo desde la planta potabilizadora con unos 1000 metros de longitud que luego descarga en un cauce seco a lo largo de 800 metros hasta desembocar en el río Colorado.

Análisis de agua realizados en ese sitio indican altos contenidos de aluminio y sólidos disueltos. Los análisis de suelo en las márgenes del río indican valores de conductividad muy elevados.

Por el momento la contaminación del rio colorado persiste.

Hace unos días, Aguas del Colorado inició el concurso de precios para la construcción de la Planta de Tratamiento de Barros en la Planta potabilizadora de agua ubicada sobre la margen pampeana del río Colorado, frente al paraje rionegrino de Pichi Mahuida.

La obra tiene por finalidad extraer el barro de las descargas de los desagües de la potabilización para no producir su vertido al río Colorado respetando así las normativas provinciales de control de vertidos, en lo referente a los parámetros sólidos suspendidos y aluminio.

Con el fin de dar una respuesta a las exigencias ambientales, Aguas del Colorado inició el concurso de precios Nº 3/2020, para la construcción de la Planta de Tratamiento de Barros en la Planta potabilizadora de agua ubicada sobre la margen pampeana del río Colorado, frente al paraje rionegrino de Pichi Mahuida.

La construcción de la Planta de tratamiento de barros fue aprobada por el Comité Ejecutivo de COIRCO en septiembre de 2019. Tiene un plazo de ejecución de 10 meses, estimándose su iniciación en abril de este año.

Tiene por finalidad extraer el barro de las descargas de los desagües de la potabilización para no producir su vertido al río Colorado respetando así las normativas provinciales de control de vertidos, en lo referente a los parámetros sólidos suspendidos y aluminio. El límite máximo del vertido a cumplir para el parámetro aluminio en la descarga al río Colorado es de 2,00 mg/l.

La “Cadena de tratamiento” se compone de:

a) Recolección de las corrientes de bajo contenido de aluminio (de la regeneración de los ablandadores) para su disposición directa al río Colorado.

b) Recolección de los desagües de alto contenido de aluminio (Descarga de decantadores y filtros) para separar los barros.

c) Captación de los barros a través de membranas geotextiles o geodesecadores (bolsas especiales diseñadas para estos fines) con evacuación del agua filtrada de las bolsas.

d) Descarga al río de los efluentes tratados junto con los de bajo contenido de aluminio.

e) Destino final de los barros acumulados en las bolsas mediante su traslado a áreas de acopio (técnica de Relleno Sanitario). Permitirá confinar y almacenar los barros en forma segura y posibilitar su uso en un proceso de reutilización.

La construcción de la Planta de tratamiento de barros fue aprobada por el Comité Ejecutivo del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) en septiembre de 2019. De acuerdo al informe del Ejecutivo pampeano, la obra tiene un plazo de ejecución de 10 meses, estimándose su iniciación en abril de este año.
«La obra tiene por finalidad extraer el barro de las descargas de los desagües de la potabilización para no producir su vertido al río Colorado respetando así las normativas provinciales de control de vertidos, en lo referente a los parámetros sólidos suspendidos y aluminio. El límite máximo del vertido a cumplir para el parámetro aluminio en la descarga al río Colorado es de 2,00 mg/l», se informó oficialmente ayer.
La «Cadena de tratamiento» se compone de: Recolección de las corrientes de bajo contenido de aluminio (de la regeneración de los ablandadores) para su disposición directa al río Colorado.
También de la recolección de los desagües de alto contenido de aluminio (Descarga de decantadores y filtros) para separar los barros.
La captación de los barros a través de membranas geotextiles o geodesecadores (bolsas especiales diseñadas para estos fines) con evacuación del agua filtrada de las bolsas.
Otro punto es la descarga al río de los efluentes tratados junto con los de bajo contenido de aluminio. Además, el destino final de los barros acumulados en las bolsas mediante su traslado a áreas de acopio (técnica de Relleno Sanitario). Permitirá confinar y almacenar los barros en forma segura y posibilitar su uso en un proceso de reutilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *