Noti-Rio

Intendente bloqueó los ingresos de Pomona por el coronavirus

(NOTI-RIO) El constate transito que mantenía la localidad de Pomona a pesar del decreto nacional una semana atrás que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio, llevó que en las últimas horas el intendente de la localidad,  Miguel Jara, tomara una medida drástica de cerrar y clausurar los distintas calles de accesos con montículos de tierras para impedir la circulación y cuidar la salud de la población.

Camiones municipales cargados descargaron metros de tierras, en tres caminos rurales y en un de los dos acceso a Pomona por la ruta nacional.

Solo se encuentra una calle habilitado el acceso que se ingresa desde la ruta nacional 250 donde está instalado el puesto caminero, que facilitara los controles estricto del personal que podrán aplicar las distintas medidas que están vigentes, para prevenir y combatir en torno a la pandemia del Coronavirus.

El propio jefe comunal señaló que la medida fue antipática para varios comerciantes de la localidad y que está dispuesto afrontar las consecuencias legales y “hasta de ir preso” por la resolución tomada.

Cabe recordar que Jara ganó en las últimas elecciones por más del 80% de los sufragios, llego a la conducción de Pomana en 2015, luego de suceder a su esposa María del Carmen Maldonado, actual legisladora (FpV), quien había gobernado esta localidad por espacio de 20 años.

El intendente de la localidad conocida como “El jardín de la provincia” había resuelto inicialmente el cierre del balneario municipal, a través de la resolución 09/20 que adhirió al decreto provincial firmado por la gobernadora Arabela Carreras, que además del nuevo horario de atención de los comercios.

A pesar de las distintas medidas adoptadas, el transito que tenia Pomona era tanto que la imagen era la de otros tiempos y no se acercaba a la realidad.

Uno de los inconvenientes se presentaba por el funcionamiento de una antiguo comercios de rubros generales que tienen más de medio siglo con las puertas abiertas y desde hace algunos años es el principal proveedor de varios comercios más chicos de otras de las localidades que están dentro del circuito de Valle Medio.

Eso llevaba que el afluente de tránsito era constates, haciendo imposible para las autoridades las tareas de control

Jara señaló a “Rio Negro” que mantuvo y continuara manteniendo encuentros con el propietario del comercio sindicado, para tratar de mediar la situación,

Aunque se mantuvo firme en la determinación, «nadie le está impidiendo trabajar, pero ahora si es necesario, tendrán que ir hasta la ruta, afuera de la localidad para entregar la mercadería. En Pomona las familias y otros comerciantes están haciendo un gran esfuerzo para cumplir con el aislamiento obligatorio para evitar algo peor que nos perjudique.”

El mandatario aseguró que el abastecimiento de comestible para toda Pomona está asegurado, las personas que residen en el lugar, solo deben abandonar la localidad para dirigirse a otra de las localidades de Valle Medio, para comprar algún medicamento o proveerse de combustible para los vehículos, que son los rubros (farmacias y estaciones de servicios) que no tienen. “La medida que tome de bloquear todos los caminos no afectara en nada. Vamos a poder controlar mucho mejor la situación.”

El intendente no escapo a las posibles acciones judiciales que podrían caerle a la administración municipal, por bloquear total varios caminos de accesos públicos con montículos de tierras.

La medida adoptada por resolución, que es anticonstitucional y la que está en el ojo de la tormenta en otros municipios en provincias de Buenos Aires que llevaron adelante esta misma medida, no fue conmutada a ninguno de los  organismos oficiales ni autoridades del gobierno de Río Negro.

“A mí la gente me eligió para cuidarlos y velar para todo por igual y eso es lo que estoy haciendo, ni más ni menos. Bloqueamos los caminos rurales y en uno de los accesos por donde la gente tiene acceso a la localidad. Solo dejamos uno el que está entre la caminera y la comisaria, lo que permitirá tener todo el control. Sé que la medida es antipática y que no le pudo caer bien a muchos vecinos o comerciantes de mi pueblo. Pero estoy dispuesto afrontar las consecuencias legales, incluso si tengo que ir preso, pero yo sé que las cosas se hizo bien para cuidar la salud de la población.” asevero Jara

EN CONESA

Días antes el comité de emergencia municipal de General Conesa puso en vigencia normas restrictivas similares a las que se están llevando en distintos municipios del País, como medidas para prevenir la propagación y contagio del COVID-19.

En Conesa puso restricciones en los distintos acceso a la localidad, donde los controles además del personal municipal, tiene la colaboración también del personal del SPLIF, bomberos y policía locales, donde se controlan a las personas que ingresan o egresan, además de controlar todas las hojas de ruta de viajes.

Se confeccionó un registro de trabajadores golondrina que se encuentran en la localidad, quienes fueron  identificados y visitados por personal de la policía y hospital.

Además de cerrar todos los balnearios, camping, plazas y lugares de esparcimiento de acceso público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *