Noti-Rio

Las huellas de Don Enrique Jerónimo Angelletti

(NOTI-RIO) Cooperativista, dirigente deportivo, comerciante, político, impulsor y emprendedor de iniciativas que apuntalaron el desarrollo de la ciudad de Río Colorado. En grandes trazos y en apretada síntesis, de esta manera dejó su huella Don Enrique Jerónimo Angelletti que hoy estaría cumpliendo 100 años. Y si se permite resaltar un rasgo distintivo, se puede afirmar sin vacilaciones, que fue un hombre que no fue indiferente a las necesidades de progreso de su ciudad. Desde su trinchera, sin alejarse de sus principios ideológicos, batalló hasta el último día de su vida sumando su aporte, su experiencia, y su visión desde las instituciones en las cuales participó, fundó, impulsó y fortaleció sin mezquindad.

Don Enrique nació un  20 de abril de 1920 en la ciudad de Olavarría (Buenos Aires) en una familia de agricultores italianos. En 1945 llegó a Río Colorado, para trabajar como guarda del Ferrocarril Roca. Y fue en esta ciudad donde encontró su lugar en el mundo.

Rápidamente se involucró en la vida social del pueblo, con un espíritu dinámico y emprendedor, realizando múltiples actividades simultáneas. Se involucró en el comercio, negocios inmobiliarios y productor de seguros, actividad que desarrolló durante 55 años.

A partir de 1948 comenzó a ocupar cargos de importancia en las instituciones locales. Fue  presidente de la Unión Ferroviaria, seccional Río Colorado e integrante del Consejo de Administración de la entonces Cooperativa de Consumo.

Se involucró en política desde el socialismo, siendo Concejal Municipal (1958-1961) y Convencional provincial.

En 1960  promovió y fundó el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, del cual fue su  Presidente desde 1972 hasta 1985, ámbito en el  cual también se destacó en la Federación Provincial de Bomberos.

Al mismo tiempo participó en la comisión de la Biblioteca Domingo F. Sarmiento y presidió la Comisión de Promoción y Desarrollo de Río Colorado.

Más tarde fue el turno de brindar su contribución en el Club Atlético, que presidió durante siete años, solidificando la infraestructura de la entidad y marcando un rumbo de protagonismo social y deportivo.

En 1970 fue elegido Presidente de la Cooperativa Eléctrica, cargo que mantuvo a lo largo de una década, marcando a fuego el destino de la institución. Propulsó y llevó adelante la electrificación rural en la Colonia Juliá y Echarren, al tiempo que fue gestor y Presidente del Movimiento Chocón – Cerros Colorados.

En 1972, fue delegado ante el Congreso de Cooperativas Eléctricas en Río Tercero (Córdoba), en el que, de los 400 participantes, fue nominado entre los 20 que redactaron las conclusiones finales.

En el año 1975, precisamente un 20 de abril, fundó y presidió la Caja de Crédito Cooperativa, que con el correr de los años y varias transformaciones, dio origen a la presencia del Banco Credicoop en la ciudad.

En 1981 fue elegido el Hombre del año, junto a otras diez personalidades sobresalientes entre las cuales se destacaban economistas, pintores, religiosos, músicos, escritores, artistas, periodistas, ciclistas y empresarios.

Fue candidato a intendente  en 1987 por el Partido Intransigente y desde 1989 hasta 1994,miembro titular del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos en Capital Federal.

Presidente  de la Federación de Cooperativas de Río Negro durante varios períodos, fundador de la FUDELCO (Fundación del Colorado), delegado del Banco Credicoop en varios países sudamericanos, multiplicando sus acciones con un incansable trabajo cotidiano.

Se mantuvo activo hasta su fallecimiento, el 18 de octubre de 2015, momento en el cual era vicepresidente de la Comisión de Asociados del Banco Credicoop.

Recorriendo su trayectoria, no es difícil darse cuenta que Don Enrique Angeletti fue factor fundamental en el desarrollo de Río Colorado, dejando su marca, su estilo y su impronta, en cada lugar en el cual comprometió su trabajo y su pasión por el progreso.

2 comentarios sobre «Las huellas de Don Enrique Jerónimo Angelletti»

  1. Totalmente de acuerdo con la nota . don Enrique fue un visionario y bregó siempre por el crecimiento de Río Colorado. desinteresado y pensando como ayudar a la gente sin pedir nada a cambio. Tuve la suerte de acompañarlo desde el año 1975 junto a un grupo importante de vecinos en la fundación y desarrollo de la Caja de Crédito de Rio Colorado, luego Banco Coopesur y actualmente Banco Credicoop. Propondría a las autoridades municipales que una calle de nuestro pueblo debiera llevar su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *