Noti-Rio

Chirinos sobre las domiciliarias: «No puedo permitir que un preso se pudra en la cárcel»

El juez de Ejecución Penal Juan Pablo Chirinos habló con LM Cipolletti sobre las prisiones domiciliarias para evitar la propagación del coronavirus en los penales y afirmó: “Como juez no puedo permitir que alguien se pudra adentro de una cárcel”.

A través de una entrevista en vivo por el Instagram de LMC, Chirinos cuestionó los números de prisiones domiciliarias brindado por el Procurador General, quien dijo que 70 presos recibieron este beneficio, y aseguró que en Río Negro fueron alrededor de 32 vinculados a la pandemia.

“Los datos de Crespo no son los mismos que manejamos nosotros. Los jueces de ejecución en Río Negro otorgamos 32 sentencias de prisiones domiciliarias por coronavirus. En mi juzgado, en la Segunda Circunscripción de Roca, fueron 10 domiciliarias; de ellos sólo 2 por problemas de salud. Los otros 8 son personas que salían a trabajar y volvían sólo a dormir. A esas personas había que permitirles trabajar pero sin poner en riesgo al resto del penal. Este grupo salió con tobilleras electrónicas y hay que remarcar que ya contaban con el beneficio de salidas transitorias”, explicó Chirinos.

Agregó que se trata de una población “muy probada” y que ya habían demostraron que no tenían inconvenientes en las salidas transitorias. “Además era la forma más fácil se liberar espacio en el penal. El propio Estado dice que no hay lugar para alojar presos y se necesita liberar espacios, y pidieron bajar la cantidad de internos en las cárceles”, relató el magistrado.

Consultado sobre quiénes están en condiciones de pedir la domiciliaria, Chirinos contó que son personas enfermas que pueden agravar su situación y poner en riesgo su vida al permanecer en el penal.

“Ahora por la pandemia se le suman otros problemas médicos a ese catálogo de enfermedades, y que los incluye dentro de la población de riesgo. Con sólo un informe médico revisado por la justicia estarían en condiciones de acceder. Igual no es un trámite automático, tenemos que conocer los domicilios donde se van alojar y las condiciones socioambientales, además de otros informes detallados. La cuestión es más médica que jurídica. Además, con la pandemia se bajó el límite de 70 a 60 años”, expresó.

Afirmó que no se analiza el delito por el cual se lo condenó. “No importa el delito. Hay grupos de riesgo que se analiza su situación, por cuestiones de riesgo en su salud. Hay otro grupo donde tenían derecho acceder a la libertad porque ya estaban en condiciones de obtenerla. Hay un tercer grupo de gente con penas cortas o les falta muy poco para agotarla que no se llegó a tratar aún pero podrían otorgarse domiciliarias también para liberar espacios. Por lo general son delitos leves”, afirmó Chirinos.

Un usuario le consultó quién es el responsable si el preso se fuga o vuelve a delinquir. “El único responsable es él, no somos los operadores judiciales. De todos los pedidos sólo dos impugnó la fiscalía, en lo general hay acuerdo. Quien defiende los intereses de las víctimas es el fiscal, los jueces somos imparciales. Si la persona no cumple, la responsabilidad no es del juez, es de la persona que incumplió. Nosotros actuamos y tomamos decisiones con la información que tenemos; a veces nos falta información, pero deben saber que no tomar una decisión que nos corresponde, es un delito”, respondió.

Sobre las responsabilidades políticas en la solución de los problemas carcelarios, Chirinos fue tajante y dijo que la solución, es política.

“Como juez no puedo permitir que alguien se pudra adentro de una cárcel. Tenemos la obligación de velar que las cárceles sean sanas y limpias. Los legisladores podrían dotar de presupuestos acordes. No podemos hacer ni videoconferencias con la cárcel por falta de insumos. Los guardias también están tan expuestos como los presos al virus. La solución a todo esto es política. La cantidad de presos se determina políticamente; la mejor forma de que la gente no cometa delitos es mayor igualdad y mejores indicadores económicos y sociales”, indicó el juez roquense.

Un comentario sobre «Chirinos sobre las domiciliarias: «No puedo permitir que un preso se pudra en la cárcel»»

  1. entonces que se pudran dentro del patio de tu casa o dormitorio,con esa mentalidad vos no podes ser juez,igualas para a bajo,cambalache siglo 20 ,da lo mismo ser ladron asesino ,violador ,que honrado trabajador o productor y pensar que a alguien de tu baja estatura humana(mental ,nosotros ,EL PUEBLO,te paga el sueldo vamos al matadero seguro con tamaños disparatados.entre estos y los legisladores que crean leyes pedorras ,que solo son garantistas para los que dilinquen,ya las opciones que nos van quedando son las de ponernos de rodillas y regalar las armas para que nos limpien,quizas pretenden eso,de otra manera no se pude entender tanta bajeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *